Inicio Boxeo Cuenca, una ciudad con amor por el boxeo

Cuenca, una ciudad con amor por el boxeo

Escribimos en esta ocasión sobre el boxeo en Cuenca y para ello hemos hablado con Abraham López Guijarro, entrenador del CD Peso Libre, donde imparte clases de boxeo a nivel no profesional, dirigido sobre todo a un aspecto más aficionado. Abraham se puso los guantes un poco por casualidad, ya que cuando él entrenaba usaron el boxeo como complemento a otra serie de artes marciales, principalmente Taekwondo y de defensa personal, todo ello hace unos 20 años. Cabe destacar, que Abraham no tiene ningún título oficial a nivel de boxeo, pero como podemos ver lo lleva practicando bastante tiempo, siendo una pieza básica en su gimnasio.

El CD Peso Libre, nace en diciembre de 2015. Pero el boxeo no llega al club hasta más tarde, ya que en un principio lo impartían como complemento del Muay thai. Actualmente imparte boxeo a unas 10-12 personas en época veraniega, aunque espera que de cara a septiembre aumente un poco el número. Aun así, estamos hablando de un club pequeño, donde prima más la cercanía que otra cosa.

El boxeo al igual que todas las artes marciales y deportes de contacto, están hechos para que gente de cualquier edad y capacidad física, pueda incorporarse a las clases, siempre respetando la condición física de cada uno. Muchas veces la imagen que tenemos el boxeo y los deportes de combate, son los combates profesionales que se ven en televisión. Entonces la práctica amateur o aficionada se aleja mucho de lo que es el boxeo profesional, porque claramente es distinta. No es necesario tanto acondicionamiento físico ni tampoco la potencia a la hora de los golpes de un combate profesional. No tiene nada que ver con lo que se hace en un entrenamiento normal, como es el CD Peso Libre.  Todo ello lo remarca Abraham, señalando que es muy importante para entender lo que es el boxeo a un nivel aficionado.

Hay bastante interés en el boxeo, desde su inicio a esta parte, comenta Abraham. En Cuenca hay varios gimnasios y centros deportivos, donde se imparten clases. Es evidente que existe un interés bastante interesante en el boxeo como tal.

En relación con la ciudad de Cuenca, de unos años a esta parte, ha crecido bastante la oferta de la actividad de boxeo, tanto a nivel competitivo como aficionado, como existe en el Peso Libre. Eso al fin y al cabo demuestra que hay interés en el boxeo. Abraham también recuerda que cuando él comenzó a ponerse los guantes, no había apenas sitios para hacerlo, ya que como bien comentaba anteriormente la gente practicaba otra serie de artes marciales y no había afición al boxeo, pero sobre todo no existía esa opción de hacerlo. De 20 años a esta parte, son como 6-7 clubes y sitios donde se imparten clases donde se imparten clases en la ciudad, por lo tanto, sí que hay bastante interés.

“En el gimnasio nunca hemos tenido a nadie que haya competido a un nivel más alto, porque no es mi intención”, apunta Abraham. El objetivo es usar el deporte como actividad física y sobre todo pasártelo bien, teniéndolo también ahí como defensa personal si alguna vez se diese el caso para usarlo. En el boxeo, tanto a nivel amateur como más profesional, del cual no se declara excesivamente partidario, debido a que exige demasiada atención, tanto física como psicológica, siendo un deporte muy complicado para ganarse la vida.

Además, Abraham destaca el aumento de la participación del género femenino en el boxeo. Señala que las chicas tanto en el boxeo como en otros deportes se están incorporando muchísimo, apuntando que en su gimnasio hay determinadas épocas en las que acuden más chicas que chicos. Guada, una de las chicas que acude a las clases de boxeo cuenta que «Es algo más que un deporte de combate, ya que me sirve para aprender defensa personal, pero también de terapia anti estrés tras la jornada laboral». También señala que el buen ambiente que existe en el gimnasio es algo primordial para ella.

En lo que respecta al funcionamiento de las clases, siempre es muy similar, aunque con variaciones. Haciendo un calentamiento, tanto a nivel cardiovascular como de articulaciones. A ello se le suman otros dos aspectos de la clase muy diferenciados, la parte técnica y física.  La parte técnica es desarrollo un poco intelectual y estrategia de combate, intentando analizar las distintas situaciones que se pueden presentar en un combate. En lo físico, se trabaja la velocidad o la potencia, pero siempre acompañado de la capacidad intelectual de cada uno, “un boxeador listo, es un boxeador bueno”, dando una importancia primordial a este aspecto.

Por último, recalca la manera en la cual ha afectado la Covid-19 al boxeo y en particular a su gimnasio, teniendo que cerrar durante un tiempo, coincidiendo con una época en la cual los gimnasios decaen, afectando seriamente. En la parte de los entrenamientos, se ha pasado mucho tiempo con entrenamientos individuales y sobre todo sin contacto, perdiendo la esencia del boxeo un poco.

Para concluir, Abraham anima a toda la gente a practicar un deporte tan bonito como el boxeo, partiendo de la base de conocer al entrenador, monitor, maestro o como le queramos llamar, pero sobre todo intentando conocer la filosofía y visión de las clases. Si al final le convence, pues que tire para adelante y lo practique, pero siempre recalcando en la idea de que hay que conocer muy bien al entrenador. Abraham por su parte, se decanta más por una idea basada en la estrategia, alejándose un poco de ese pensamiento de basarse en la competición.

Comentarios