Inicio Cuenca La JdC llama a la tranquilidad y pide prudencia ante la situación...

La JdC llama a la tranquilidad y pide prudencia ante la situación de alarma creada por la extensión del Covid-19

Tranquilidad y prudencia. Esto es lo que ha pedido a los nazarenos conquenses el presidente de la Junta de Cofradías, Jorge Sánchez Albendea, ante los últimos datos de extensión del Covid-19 (coronavirus) en nuestro país. El máximo responsable de la institución nazarena conquense ha reconocido que tanto la Junta de Cofradías como las hermandades están viviendo la situación “con inquietud, ya que no estamos hablando solo de un evento fundamental en la vida económica y social de la ciudad de Cuenca, sino de una celebración profundamente emocional por la que llevamos muchos meses trabajando y esperando con gran ilusión”.

Sin embargo, Sánchez Albendea ha querido transmitir un mensaje de calma y ha pedido “tranquilidad y prudencia” con el fin de no dar difusión a informaciones erróneas o bulos que “lo único que hacen es complicar la situación”. El presidente de la JdC ha recordado que “a día de hoy no se han anunciado ni por parte del Gobierno central, ni por parte del Gobierno regional, medidas especiales para ningún evento de la provincia de Cuenca, tampoco para la Semana Santa”, por lo que considera aventurado tratar de predecir el escenario que tendremos en las próximas semanas.

“Lo más lógico y lo que estamos haciendo desde la Junta de Cofradías es mantenernos muy pendientes de las evoluciones del coronavirus, así como de los comunicados oficiales del Gobierno de España, del regional y del Ayuntamiento de Cuenca. Actuaremos con responsabilidad en todo caso, cumpliendo con las indicaciones y recomendaciones de las autoridades competentes, llegado el caso, y siempre en aras de velar por el bien común” expresaba.

El presidente de la JdC concluye recalcando que “a día de hoy no existe ninguna comunicación ni ninguna medida especial relacionada con Cuenca, ni con su Semana Santa, ni con otros eventos en la ciudad y la provincia”. E insiste en que “cualquier comunicación se pondrá inmediatamente en conocimiento de las hermandades y de la comunidad nazarena, siempre bajo la coordinación e instrucciones de las autoridades competentes”.

Comentarios