Inicio Cuenca Capital Mariscal comunica a Belén Moneo su plan para recuperar el Bosque de...

Mariscal comunica a Belén Moneo su plan para recuperar el Bosque de Acero

Incluiría la petición del primer edil a la Confederación Hidrográfica del Júcar para solicitar una regeneración de los aledaños mediante un proyecto de acondicionamiento de la ribera del río Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca

El alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha recibido en la mañana de hoy a Belén Moneo, corresponsable del estudio de arquitectura Moneo-Brock y coautora del proyecto del Bosque de Acero, para buscar una solución factible al edificio que actualmente se encuentra en desuso, y que a juicio del alcalde pasa por dotar de contenidos polivalentes al edificio ubicado, al recinto ferial y al entorno de la ribera del Júcar.

Durante el encuentro ambos han intercambiado impresiones e ideas con el fin de encontrar una forma viable para “dar vida al edifico” dotándole de contenidos y nuevas funcionalidades. El primer edil ha comunicado las líneas generales del plan que pasa por mejorar la comunicación peatonal o en bici con los senderos y actuaciones de la I y II fase del Plan de Recuperación llevadas a cabo por la Confederación Hidrográfica del Júcar en los tramos de ribera del río Júcar a lo largo de la Fuente del Oro, El Sargal, Parque de la Trinidad y del Huécar, Recreo Peral, Las Grajas y Puente de Valdecabras. La intención del Ayuntamiento es mejorar la conexión con el resto de la ciudad con el transporte público, zonas de aparcamiento y dotar de nuevos servicios e infraestructuras que hagan más atractivo el entorno junto a un calendario de actividades sociales, culturales, deportivas, gastronómicas, de ocio y económicas a lo largo de todo el año, asegurando el uso continuado del edificio y las zonas adyacentes.

Además, Mariscal ha adelantado a Moneo que entre las peticiones que mañana viernes llevará a la reunión que mantendrá con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar, María Ángeles Ureña está la de solicitar una regeneración y a los acondicionamiento de la ribera del río Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca desde El Sargal a la desembocadura del río Moscas en Las Cañadillas.

Actuación ésta que pretende eliminar toda la vegetación, incluido arboles que se encuentran en mal estado o que puedan ser un peligro para las personas; la eliminación de residuos y escombros, la realización de una senda peatonal, con carteles informativos, talanqueras, bancos de madera, miradores y puestos de pesca; y la adecuación de zonas multiuso y recreativas, plantaciones y paseo de rocas y botánico. Algo que ya fue anunciado con anterioridad por el alcalde.

Pues para el primer edil el proyecto que se plantee debe englobar no sólo el edificio sino también toda la zona que lo rodea. Y consistiría en, una vez rehabilitado el edificio y analizados sus posibles usos, aprobar un pliego para sacarlo a concurso a lo largo de 2017.

Por su parte, Moneo ha mostrado su entusiasmo al conocer las intenciones del Ayuntamiento para con este proyecto del que fue coautora. Y ha ofrecido su plena disponibilidad y colaboración para llevarlo a cabo.

No obstante, ambos han coincidido en el alto grado de dificultad en cuanto a las necesidades de mantenimiento y vigilancia que requieren el edificio, aspecto éste fundamental en torno al cual giraría la actuación.

DATOS BOSQUE DE ACERO
Es un edificio singular ubicado en el recinto ferial, en la ribera del río Júcar, junto a la vía de circunvalación Ronda Oeste. Es un espacio abierto, innovador, singular y accesible. Con una superficie construida de 3.702 metros cuadrados, el proyecto se gestó durante el mandado del alcalde socialista José Manuel Martínez Cenzano, en octubre de 2005, comenzándose la obra e enero de 2007.

Los arquitectos principales fueron Belén Moneo y Jeff Brock, del estudio Moneo-Brock, y el arquitecto colaborador Rafael Moneo. La empresa a la que se adjudicó la obra fue Acciona y el coste total fue de 7,5 millones de euros.

Comentarios