La contaminación de Madrid llega a Cuenca y obliga a suspender el...

La contaminación de Madrid llega a Cuenca y obliga a suspender el aparcamiento en la ciudad

Se alternarán las matriculas pares con las impares para circular y aparcar en la ciudad

Compartir
Atasco en Fermín Caballero

“La polución madrileña ha llegado a Cuenca”. Así lo anunció este martes el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, en el Pleno Extraordinario que se celebró en el Ayuntamiento. La estupefacción crecía a medida que las palabras del alcalde se encadenaban entre los concejales de otros grupos parlamentarios e incluso alguno propio, que aún no conocían la noticia.

Los cuatro partidos representados en el Ayuntamiento de la capital conquense debatieron durante varios minutos cómo atajar este problema. Finalmente, Ana Cruz, de Izquierda Unida dio con la tecla adecuada. Desde el día 30 de diciembre únicamente podrán aparcar determinados coches en la zona centro de Cuenca. Así, los días pares podrán estacionar en la localidad los vehículos con matricula acabada en número par, cambiando esta regla para los días impares y los coches con el mismo número. Los cambios de vehículos deberán hacerse desde las 0:00 horas hasta las 8:00. Desde esa hora, los Agentes de Movilidad y Policía Local tienen orden de multar a aquellos vehículos estacionados incumpliendo la nueva normativa.

Una multa que ascenderá a la cifra de 300 euros (reducidos a 150 euros por pronto pago). En caso de pagarse, podrá hacerse de varias formas distintas. Las habituales serán las bancarias, transferencia o con tarjeta de crédito, o de forma manual: pagando en cualquiera de los edificios municipales (Plaza del Mercado, Centro Joven, Ayuntamiento, etc.), así como a los propios Agentes de Movilidad o Policías Locales. También existirá la posibilidad de abonar la multa a cualquier miembro de la corporación, siempre en efectivo y entregando el resguardo de la multa.

La zona centro quedó delimitada por la Avenida Reyes Católicos, Avenida Castilla-La Mancha, República Argentina, Princesa Zaida, Calle Colón, Calderón de la Barca, Calle de los Tintes, Las Torres, Camino Cañete hasta el Polideportivo de San Fernando, Sándalo y la bajada hasta el barrio Obispo (calle Orégano), dónde se cerrará el círculo.

La decisión fue aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios.

¿Por qué ha llegado a Cuenca?
Varios meteorólogos consultados por eldeporteconquense.es, han explicado a nuestro diario que ha tenido que ver con las últimas lluvias producidas en el litoral valenciano y murciano. “Éstas precipitaciones estuvieron acompañados de un fuerte viento procedente del centro de la Península Ibérica, la contaminación se trasladó así hasta Cuenca, dónde ha quedado bloqueada” sentenciaban.

Los mismos aseguran que no son capaces de saber por cuánto tiempo permanecerá la polución en la ciudad. “Ha quedado estancada en nuestra ciudad. La altura del Cerro Socorro, San Cristóbal y La Merced han hecho que quede enclavada. Habrá que esperar y tratar bien a nuestra ciudad para que pase pronto, pero podríamos llegar con ella hasta el día de Reyes”, afirmaban.

Las reacciones no se han hecho esperar
La principal reacción conquense ha llegado de la mano de otro partido político. Podemos se ha mostrado orgulloso de que Cuenca y el Gobierno del Partido Popular “haya sabido reaccionar de la misma forma que Manuela Carmena lo ha hecho en Madrid”, según el comunicado enviado a los medios de comunicación por la formación morada.

Peor lo ha tomado la Asociación Provincial del Comercio de Cuenca. “Esta boina en Cuenca hará que disminuya el consumo en el centro de la ciudad, ya que los conquenses estamos acostumbrados a llevar el coche para ir de puerta a puerta y ahora no podremos hacerlo”, señalaban. En fechas tan importantes como la Navidad, puede ser un duro palo para los conquenses.

También quiso sacar un comunicado la empresa concesionaria de los autobuses públicos de la Ciudad. Líneas Urbanas Cuenca asegura que “todos nuestros vehículos pueden circular por la ciudad por lo que recomendamos estos días la utilización de nuestro servicio para acceder al centro de Cuenca”.

Ya se planteó con el incendio del cementerio de neumáticos de Seseña
No es la primera vez que se plantea este tema en los pasillos del Ayuntamiento de Cuenca. Ángel Mariscal dio a conocer durante el pleno que en el mes de mayo podrían haber tomado esta decisión. “El incendio del Cementerio de Neumáticos de Seseña afectó gravemente a nuestra ciudad y estuvimos apunto de convocar una reunión de urgencia con todos los grupos representados en el Ayuntamiento, gracias a Dios disminuyó a las pocas horas. Ahora es una situación extrema y por ello nos vemos obligados a tomar estas medidas”.

Comentarios