El Club Ara recupera un vehículo accidentado y abandonado durante años en...

El Club Ara recupera un vehículo accidentado y abandonado durante años en la Hoz del Huécar

Compartir

Llevaba años como si un elemento decorativo más fuera. Un Renault 4L accidentado se había fusionado con los árboles en la Hoz del Huécar, bajo el Mirador del Rincón Seco, donde llevaba más de dos décadas sin que se hubiera recuperado. Más de 20 años después, el Club Ara se puso entre ceja y ceja sacarlo de su nuevo hábitat, toda vez que presentó un proyecto a la Delegación de Medio Ambiente de Cuenca y recibió todos los permisos para llevar a cabo esta acción.

Tras esperar varios días a que llegase el cable de acero para montar la tirolina de casi 70 metros de longitud, y 25 de desnivel, pudieron ponerse manos a la obra este martes 15 de mayo. En primer lugar, cortaron en varias secciones el viejo vehículo, y fueron elevando las partes hasta el mirador para poder ser retiradas.

En principio, contaban con que el trabajo se prolongara durante varios días, pero entre todos los colaboradores pudieron finalizar esta tarea en una dura tarde de faena. Aún así, un día después se acercaron nuevamente al lugar para retirar pequeños fragmentos y piezas dispersas por la ladera, y recoger todo el montaje. Una complicada instalación que ha funcionado perfectamente.

32484668_2147136361981585_5021886181520965632_n

Comentarios