Inicio Cuenca Capital La Unidad del Dolor del Hospital incorpora una técnica para el tratamiento...

La Unidad del Dolor del Hospital incorpora una técnica para el tratamiento de la neuralgia del trigémino por radiofrecuencia

La Unidad multidisciplinar del Dolor Crónico del Hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha incorporado una nueva técnica intervencionista para el tratamiento de la neuralgia del trigémino por radiofrecuencia térmica del ganglio Gasser, que se considera una alternativa eficaz para el abordaje de esta dolencia que provoca un dolor facial intenso en los pacientes.

La neuralgia del trigémino se define como un trastorno donde el síntoma dominante es el dolor facial que se relaciona con las ramas oftálmica, maxilar y mandibular del nervio trigémino y que se describe como uno de los dolores más intensos conocidos, caracterizado por breves y lancinantes paroxismos de dolor facial que pueden durar desde unos segundos hasta 1 ó 2 minutos.

Se calcula que afecta a entre 4 y 10 personas cada 100.000 habitantes y en la mayoría de las ocasiones a mujeres y personas mayores de 50 años, que ven notablemente mermada su calidad de vida.

Su principal tratamiento es farmacológico, pero cuando no es efectivo, la radiofrecuencia térmica del ganglio Gasser se considera como una técnica intervencionista eficaz y con una baja tasa de complicaciones.

Los profesionales que se integran en la Unidad multidisciplinar del Dolor Crónico del Hospital de Cuenca ya han realizado con éxito las primeras intervenciones con esta nueva técnica, contando en una primera sesión con la colaboración del doctor Martín Arcas Molina, y la enfermera Encarnación Villanueva Naharro, de la Unidad del Dolor del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

La Unidad del Dolor de Cuenca se ha convertido un servicio multidisciplinar en el que actualmente se integran tres facultativos especialistas en Anestesiología, dos médicos de Familia del Servicio de Urgencias que se encargan del tratamiento del dolor músculo-esquelético y de la valoración inicial de los pacientes, así como un facultativo especialista en Radiología que colabora con la Unidad en la realización de determinadas técnicas intervencionista.

Además, la Unidad del Dolor cuenta con una Consulta de Enfermería que dispone de una agenda personalizada para la aplicación de diversos tratamientos ambulatorios como la iontoforesis, los parches de capsaicina o las perfusiones intravenosas de diversos fármacos. Asimismo, la profesional de Enfermería de la Unidad se encarga del refuerzo de las indicaciones médicas y del seguimiento y asesoramiento de los pacientes en cuanto a las pautas de tratamiento.

Amplia cartera de servicios

La Unidad del Dolor del Hospital ‘Virgen de la Luz’ dispone de una amplia cartera de servicios en la que se incluyen desde tratamientos farmacológicos a técnicas intervencionistas con control radiológico o incluso tratamientos específicos para el dolor músculo-esquelético, una actividad que han ido ampliando progresivamente en los últimos años con la incorporación de nuevas técnicas intervencionistas complejas como las realizadas recientemente a dos pacientes que presentaban neuralgia del trigémino.

El objetivo de este servicio multidisciplinar es seguir avanzando e ir incorporando otras técnicas como la neuromodulación, el implante de estimuladores medulares, estimuladores del nervio periférico y bombas intratecales.

Durante el año 2018 la Unidad atendió más de 800 primeras consultas y cerca de 700 consultas sucesivas y se llevaron a cabo 589 técnicas intervencionistas con Cirugía Mayor Ambulatoria.

En los cuatro primeros meses de este año la demanda se ha incrementado en un 58 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, lo que significa que ya han sido valorados en consulta 428 pacientes y 260 tratados con técnicas intervencionistas, un 27 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Comentarios