Inicio Cuenca Cultura Arranca el curso en la UNED con más de 450 alumnos

Arranca el curso en la UNED con más de 450 alumnos

El presidente de la Diputación y presidente del Patronato del Centro Asociado a la UNED en Cuenca ha intervenido en el solemne acto de apertura de curso, que ha contado con la presencia, entre otros, del vicerrector de Centros Asociados de la UNED, Tomás Fernández, y del naturalista, escritor y periodista, Joaquín Araújo, quien ha pronunciado la lección inaugural

Mesa de apertura del curso.

El presidente de la Diputación y presidente del Patronato del Centro Asociado a la UNED en Cuenca, Benjamín Prieto, ha resaltado la estrecha relación existente desde hace años entre la Diputación y la Universidad Nacional de Educación a Distancia y ha manifestado su deseo de que ésta perdure en el tiempo.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en el acto académico de apertura del curso 2016/2017 de la UNED, que se ha desarrollado este jueves en el Salón de Actos del Centro Cultural Aguirre de la capital, con la asistencia, entre otros del vicerrector de Centros Asociados de la UNED, Tomás Fernández; el naturalista y escritor, Joaquín Araújo; y el vicepresidente del Patronato y alcalde de la ciudad, Ángel Mariscal.

Prieto ha incidido sobre la excelente labor desarrollada por esta universidad, a la que ha agradecido su apuesta decidida por Cuenca a pesar de tratarse de una provincia con poca población, lo que, a su juicio, es de reconocer porque fomenta no solo la formación académica, sino también la actividad cultural de esta provincia.

El también presidente del Patronato del Centro Asociado a la UNED ha querido dar la bienvenida, por un lado, a Miguel Ángel Valero, que ha vivido su primera apertura oficial de curso como director del centro, y, por otro lado, a los alumnos que afrontan el reto de su formación universitaria con ilusión y ganas de avanzar en su faceta profesional y personal, invitándoles a contribuir a que la UNED siga siendo todo un atractivo para los conquenses.

Un curso 2016/2017 que el director del Centro Asociado ‘Alfonso de Valdés’ de Cuenca, Miguel Ángel Valero, espera, por su parte, sea similar en número de alumnos al del año pasado. No en vano, en la actualidad ya se superan los 450 alumnos matriculados y el plazo de solicitud no concluye hasta el próximo 8 de noviembre, por lo tanto, hay tiempo suficiente para alcanzar las ya de por sí excelentes cifras del curso anterior.

Valero señala que el Centro de la UNED en Cuenca afronta un curso un tanto singular, que pretende estar marcado por la internacionalización y la utilización de las nuevas tecnologías como medio para llegar hasta el último rincón de la provincia.

No en vano, uno de los principales objetivos de este año pasa por que la Universidad Nacional de Educación a Distancia pueda estar en cualquier localidad de la geografía provincial, poniéndose a disposición de todo ciudadano que quiera zambullirse en el mundo académico independientemente del lugar donde se encuentre.

Pero, tal y como ha remarcado el director del centro asociado, también se pretende incidir en la internacionalización de la UNED, alcanzando acuerdos y convenios con otras universidades de otros puntos del mundo con el fin de abordar trabajos en común, el intercambio de estudiantes y conocimiento y, en definitiva, contribuir al desarrollo de Cuenca y su provincia.

En su lección magistral, Araújo, por su parte, ha propuesto a la actual sociedad, marcada sobre todo por el hedonismo, el autoelogio, la arrogancia y la destrucción, “un menú muy especial” basado en otro tipo de recetas con las que “apelar a la amistad, la moderación, el conocimiento y la sensibilidad para, precisamente, no acabar de devorar el mundo”.

En la recta final del acto académico, después de la imposición de becas a los nuevos licenciados y diplomados del curso pasado y antes del cierre con el tradicional Gaudeamus Igitur, a cargo del Coro del Conservatorio de Cuenca, el vicerrector de Centros Asociados ha llamado la atención ante el público asistente sobre la relevancia y el lugar destacado que ocupa en estos momentos la UNED. Y es que, según ha dicho, se ha convertido en la universidad más importante del país en número de estudiantes con un total de 220.000 en los 27 grados, los 11 grados combinados y los 73 másters.

Pero, para Fernández, la UNED también juega una función social, llevando la formación universitaria a mayores de 55 años, discapacitados, españoles en el extranjero e, incluso, reclusos. Para ello dispone de 61 centros asociados, unas 120 aulas y, como no, las webconferencias, sin olvidar el millón de video clases grabadas puestas a disposición del alumnado.

Çon estas excelente credenciales, la Universidad Nacional de Educación a Distancia ha emprendido un nuevo curso en el centro asociado conquense con el objetivo de continuar siendo una universidad cercana y abierta a la sociedad.

Comentarios