Arranca el Encuentro de Novela Negra ‘Las Casas Ahorcadas’

Arranca el Encuentro de Novela Negra ‘Las Casas Ahorcadas’

Compartir

El Encuentro de novela negra Las Casas Ahorcadas arrancó este viernes con un pregón en verso escrito y recitado por el ganador del Tormo Negro del año pasado, Domingo Villar. El escritor gallego arrancó las risas de todos los presentes con sus referencias y rimas y dejó el nivel muy alto para el próximo pregón. Después de agradecer a todas las autoridades presentes, a los impulsores del festival Lorenzo Silva y Jerónimo Tristante — entre otros — y al patrocinador de este año, la empresa Masfarne, el director del encuentro Sergio Vera dio paso al katanazo de salida. El escritor y ganador del Tormo Negro que se entregará este domingo, el escritor Carlos Bassas, subió al escenario vestido de riguroso kimono negro y realizó una pequeña exhibición del arte marcial japonés llamado ‘iaido’. A lo largo de unos veinte minutos mostró a los presentes algunas katas y terminó la exhibición solicitando la presencia de Sergio Vera sobre el escenario, al que hizo sostener una botella de plástico con las manos con intención de cortarla. Mientras el público contenía el aliento, Bassas cargó el golpe y… descargó un beso en la mejilla de Vera para alivio de los presentes.

Tras una pausa de 15 minutos, quienes subieron al escenario fueron los escritores Víctor del Árbol y Lorenzo Silva, a los que Vera sometió al llamado Test Vera, ideado por Juan Enrique Soto, el también escritor y creador de la Unidad de Análisis de Conducta de la Policía Nacional. Durante algo más de 45 minutos, del Árbol y Silva, moderados por Vera, hablaron sobre cómo crean a sus personajes y cómo ambientan sus novelas. Mientras Silva destacó la importancia que tiene para él acudir a los escenarios en los que ha ambientado algunas de sus novelas, del Árbol reivindicó la imaginación como fuente principal para crear ambientes y atmósferas.

Silva narró los orígenes de su personaje principal Rubén Bevilacqua y los situó en un sargento de la Guardia Civil al que conoció en su servicio militar. También señaló que , a pesar de formar parte de una serie, las novelas de Bevilacqua y Chamorro forman en realidad una gran novela cuyo final aún desconoce. Del Árbol se refirió a sus referentes, Dostoievski, Flaubert y Camus a los que leyó muy pronto, “aunque no significa que por entonces los entendiera”, y reivindicó un tipo de personaje con un pasado difícil y algo tortuoso. “Aunque ninguno es igual a otro, todos reaparecen porque tienen ese elemento en común”, señaló.

El programa señalaba a continuación una charla con los creadores del programa de radio Negra y Criminal, Mona León Siminiani y Fermín Agustí. Sin embargo, debido a un terrible atasco en la carretera, la organización del encuentro se vio obligada a trasladar este acto a la noche. En rescate de Sergio Vera, el poeta y escritor negro-criminal Carlos Salem adelantó su recital poético para delicia de los oídos de los asistentes.

Traspasada ya la medianoche, en La Ronería de La Habana, en la oscuridad e intimidad de la noche, Mona León nos narró brevemente sus pautas a la hora de abordar las ficciones realizadas en su programa Negra y Criminal. Siempre trata, por encima de todo, de aportar una visión novedosa y un punto de vista nuevo, creando personajes con las características que el autor le dio en el momento de escritura de la novela o relato adaptados, pero con el ‘toque Siminiani’. Cuando decidieron Fermín y ella la creación de este programa fue porque había un claro vacío de ficción en el medio radiofónico, medio que tiene unas normas y unas pautas muy distintas a la ficción escrita o audiovisual.

Como cierre de la jornada de ayer viernes, Carlos Salem retomó los micros para que todos aquellos que con el cambio de última hora se habían perdido su recital, pudieran disfrutar de su voz y de sus letras.

Comentarios