Inicio Cuenca Cultura Alberto Val: «Para que yo mismo me llame escritor me queda mucho»

Alberto Val: «Para que yo mismo me llame escritor me queda mucho»

Alberto Val Calvo, conocido periodista de Cuenca por haber pasado por medios de comunicación de gran importancia en la capital y provincia como Eldeporteconquense.es entre otros. Esa podría ser una breve presentación del protagonista de esta entrevista, pero es mucho más que eso, además de ser un periodista de gran importancia para los deportistas, ya que ha sido capaz de sacar a la luz un inmenso número de personajes y de historias, también fue uno de los creadores de este medio de comunicación y se ha convertido en uno de los escritores de moda en las últimas fechas. Con su libro ‘El Efecto Werther‘ ha llegado a los conquenses y no conquenses, ha descubierto para el mundo una nueva faceta y ha sido capaz de crear uno de los libros más vendidos en la capital en este 2019. Estará en la próxima Feria del Libro de Cuenca y también participará en una mesa redonda del certamen que organiza anualmente el club de lectura ‘Las Casas Ahorcadas’. Con criticas más que positivas, espera poder seguir disfrutando de esta nueva pasión junto a su profesión de periodista.

¿Qué significa para ti participar en esta Feria del Libro?

Me choca muchísimo tener presencia en este evento, en mi propia ciudad y después de autopublicar un solo libro sin ninguna pretensión. Está claro que me llena de orgullo, pero también me da cierto respeto. Emocionar con las historias escritas no está al alcance de todos y en la Feria del Libro vendrán grandes autores y autoras que son capaces de lograrlo. Que mi nombre esté al lado de los suyos me fascina.

¿Pensabas que ‘El Efecto Werther’ iba a tener tan buena aceptación como está teniendo?

Ni mucho menos. Para mí esto es terreno desconocido y ni siquiera había pensado meses atrás en lanzar la novela. Tengo claro que a mi favor juega el hecho de que esté ambientada en Cuenca y eso me ha abierto puertas aquí, pero también tenía temor por cómo recibirían la obra. De momento, quienes lo han leído me han dado su opinión, pero más allá de si son buenas o malas, lo que más me gusta es que me animan a que siga escribiendo.

Con las buenas criticas que estás recibiendo, ¿Te sientes como un nuevo escritor conquense?

No, yo no me siento así ni mucho menos. No me considero escritor, al menos todavía. Soy periodista, pero para que yo mismo me llame escritor me queda mucho. Todavía debo formarme y aprender sobre este oficio, aunque desde luego que ganas tengo.

¿Qué es lo que te llama a escribir este libro?

Soy un gran aficionado a la novela policíaca y negra. He leído muchísimo de estos géneros principalmente, pero un día se me ocurrió intentarlo por mí mismo. Simplemente por hobby, hasta que al final surgió esta novela. Mi única pretensión, cuando decido autopublicarla, es que aquel que la lea se entretenga y pase un buen rato, y sobre todo intentar ser honesto con el lector, porque en otros libros de este estilo se realizan multitud de giros argumentales en los que se acaba engañando. Y eso al menos he intentado evitarlo.

¿Estás ya pensando en empezar a escribir otro?

Sí, ya tengo algunas ideas en mente y un par de proyectos que estoy desarrollando. Veremos cuándo los tengo terminados, pero sí me gustaría seguir publicando más libros. Eso sí, en todo momento con la misma intención, la de entretener al que lo lea, nada más que eso.

¿Con qué escritor te compararías o te gustaría que te compararan?

Me parece muy atrevido compararme con nadie o desear que así fuera. Solo soy un iniciado en este mundo, por lo que estoy lejos de cualquier tipo de comparación. Sí puedo decirte que me gusta mucho cómo escribe Joel Dicker, a pesar de que en ocasiones es un poco tramposo, así como Lorenzo Silva, Carme Chaparro, Víctor del Árbol o Domingo Villar.

Una vez que un gran número de personas han leído el libro y te han podido hacer comentarios sobre él, ¿Cambiarías algo?

Lo que viene a ser la trama, no. Yo tenía claro que los personajes que intervienen en el libro debían sufrir una evolución por lo que han vivido, y en algunos casos no ha gustado mucho cómo ha sido ese desarrollo. Pero en mi cabeza son cambios lógicos después de una situación tan anómala como la que les toca vivir a todos ellos.

¿Qué crees que es lo que más está enganchando de ‘El Efecto Wether’?

Aquí lo tengo claro. El hecho de que Cuenca sea el escenario es lo que más llama la atención. Varias personas me han dicho que les resultaba fácil meterse en la novela al visualizar en su cabeza los lugares por los que transcurre.

Cuando hay gente que te comenta que no está acostumbrada a leer y que se ha leído tu libro, ¿qué piensas?

Qué satisfacción por poder enganchar a personas que no tienen esta costumbre, pero también menuda responsabilidad. Lo importante es que la gente lea, así que ojalá todo aquel que le ha dado una oportunidad a mi libro le dé a otros muchos más. Y si son autores de Cuenca muchísimo mejor, que en nuestra tierra hay muchos autores y de altísimo nivel.

¿Hay algún personaje de tu libro en el que te sientas identificado de alguna manera?

Aunque parezca mentira, solo hay un par de detalles biográficos en el libro, y ni siquiera son en cuanto a los personajes. De hecho, no hay ningún personaje que esté basado en alguno real. Si acaso la periodista que interviene, aunque es más bien una crítica a esa figura que tiene tanto poder en la actualidad y que desde un plató de televisión se dedica a generar morbo y amarillismo.

Si hay un segundo libro, ¿qué temática llevará?

Seguramente sea del mismo estilo, o por lo menos con cierto halo de suspense.

Agenda completa

Con una agenda más que completa, el 26 de abril estará en una mesa redonda con otros autores conquenses en el certamen de ‘Las Casas Ahorcadas’, el 29 y 30 de este mismo mes firmando libros en la Feria del Libro y el 30 se hará la presentación del libro, dentro de las actividades de la Feria del Libro, en el Centro Cultural Aguirre, con la directora Olga Muñoz como presentadora del acto.

Aquí podrás leer el primer capítulo y ver dónde conseguirlo.

Comentarios