Inicio Cuenca Cultura Pedro Iturralde celebró sus 90 años con un exquisito repertorio sobre el...

Pedro Iturralde celebró sus 90 años con un exquisito repertorio sobre el escenario de Estival Cuenca

La leyenda del jazz demostró su pasión por la música a la hora de subirse a las tablas conquense para ofrecer un concierto cargado de ritmo y sentimiento.

Estival Cuenca volvió a dejar impronta de una actuación brutal para los cinco sentidos con la celebración del espacio Estival Jazz, protagonizado en esta octava edición por Pedro Iturralde, que cumplió la friolera de 90 años sobre el escenario Solán de Cabras del Parador de Cuenca.

Y es que el jazz sigue siendo una de las apuestas fijas del festival conquense que nunca defrauda por la calidad de las interpretaciones. Si la pasada edición, la talentosa e internacional Andrea Motis firmó toda una clase magistral mezclando piezas instrumentales con otras endulzadas con su voz, en esta ocasión, Estival Cuenca tiró la casa por la ventana para poder contar con uno de los mejores saxofonistas, Don Pedro Iturralde. Así, mas de 350 personas se dieron cita en el Parador conquense para no perderse tal espectáculo.

Con antelación, los conquenses de The Teacherś Band cumplieron con su tradicional actuación, siendo la séptima ocasión que intervienen en el evento como muestra de su gran calidad de interpretación musical. Con su habitual repertorio de canciones versionadas y otras propias, tuvieron el gran detalle de finalizar su actuación interpretando dos temas de Pedro Iturralde, así como su particular canción con dulzaina tras la petición del público.

Degustado el entrante, llegaba el turno del plato fuerte. A sus 90 primaveras, que se dice pronto, Pedro Iturralde subió al escenario para recoger el premio Solán de Cabras a toda una trayectoria musical, y tras una desgranada presentación a la que no le faltó detalle por parte de José Miguel López, el periodista y presentador de Discópolis (Radio 3) que también recibió el premio Solán de Cabras a la difusión musical, comenzó el espectáculo del quartet del maestro.

Escudado por Mariano Díaz al piano, Richie Ferrer al contrabajo, Daniel García a la batería y armado tanto con su clarinete como con su saxofón, Iturralde deleitó a los asistentes con un amplio y variado repertorio, acordándose en algún interludio del ensemble de saxofones al que acudió en la mañana del miércoles, donde la Escuela de Música Municipal de Cuenca ‘Ismael Martínez Marín’ le realizó un concierto como homenaje. También aprovechó el espacio entre tema y tema para cantar alguna que otra canción a un público que sonreía al escuchar cómo interpretaba las distintas letras transformadas en notas musicales. “Yo es que las canciones las canto así”, se disculpaba con una sonrisa el artista.

Canción a canción, la experiencia fue ‘in crescendo’ en toda una demostración de vivencia y pasión por la música hasta la extenuación, tal y como dejo claro en su última interpretación, en la Pedro Iturralde mantuvo su soplido en forma de melodía con su clarinete. A los quince segundos, algunos espectadores comenzaron a aplaudir, a lo que el maestro, con los ojos cerrados y sin dejar de exhalar melodía pidió que parasen con un gesto de su mano libre. Así continuó durante varios segundos más ante un público ensimismado, que rompió en aplausos cuando el cumpleañero finalizó la pieza.

De esta manera, Estival Cuenca echó el telón a otra noche inolvidable, dotando a la presente edición de una calidad en conjunto difícil de superar y que confirma la apuesta inicial realizada por la organización de ‘dar un paso más’ hacia la consolidación de este evento como una de las referencias a nivel nacional de la música.

Comentarios