Inicio Cuenca Cultura Morgan, broche de oro para un inigualable Estival Cuenca

Morgan, broche de oro para un inigualable Estival Cuenca

El grupo liderado por la voz de Carolina de Juan fue la guinda de una edición cargada de calidad y talento musical, refrendada por la numerosa asistencia del público a todos los espectáculos.

En la última noche de Estival Cuenca, el cartel de actuaciones en la terraza del museo paleontológico lo completaron dos grandes actuaciones que mezclaron géneros tan distantes como el folk y el soul, rock y pop. En primera instancia los taranconeros de Zas!Candil Folk y más tarde, Morgan, complacieron al más de medio millar de asistentes al acto final de la octava edición de este festival.

Una despedida a una edición que ha sobrepasado todas las expectativas no podía estar exenta del espectáculo de los ‘zandadiles’ de Tarancón. El grupo hizo acto de presencia con en una ocasión más en el festival conquense en el que dejan su característica huella con un repertorio particular cargado de música tradicional y folklore con el que levantaron los ánimos de los espectadores, arrancándoles a bailar por jotas para después hacerlos con distintos clásicos de su repertorio que encendieron la mecha de la mejor forma posible como previa a la actuación principal.

Acto seguido llegó el turno de uno de los grupos revelación del panorama nacional, Morgan. La banda recientemente premiada hasta con cinco de seis galardones a los que estaban nominados en los Premios de Música Independiente subió al escenario para marcar un adiós al festival conquense por todo lo alto. Sus ritmos desde lentos y cargados de mensaje como ‘Planet Earth’, con el que comenzaron su actuación, junto a piezas tanto de su último álbum (AIR) como del primero (North), hicieron las delicias de una abarrotada terraza del Museo Paleontológico. No pudo faltar en su repertorio su pieza más que conocida, ‘Sargento de Hierro’ o el punto final con ‘Another Road’ y ‘Marry you’ para la que tuvieron tiempo de mezclar con unos ritmos de ‘Lose yourself to dance’ de Daft Punk ante el jolgorio de un público entregado a la causa musical.

Los ritmos volaron desde el museo paleontológico hasta la Plaza Mayor para continuar con la propuesta de Estival Plaza, el concierto del grupo Allende en los pub los clásicos y la propuesta de ambientación sonora exterior dela Cooperativa DJ como últimos retales de una octava edición de Estival Cuenca que ha marcado todo un hito en cuanto a la variedad de propuestas, talleres y actuaciones; así como en la calidad de los artistas sin dejar de contar con esa esencia de mezclar el talento conquense con los grandes cabezas de cartel y a la numerosa respuesta del público, que a falta de oficializar cifras de asistencia a las más de 50 actividades programadas este año, superará holgadamente los más de 8.000 participantes de la edición 2018.

Comentarios