Inicio Cuenca Cultura El protagonismo conquense de Cuenca y sus autores en el Premio Literario...

El protagonismo conquense de Cuenca y sus autores en el Premio Literario Amazon 2020

El auge de la autopublicación tiene su máxima exposición en el Premio Literario Amazon Storyteller 2020. Este concurso, que este año aumenta su duración de dos a cuatro meses, aglutina la mayoría de novedades editoriales procedentes del mundo de la autopublicación y da premios a cinco ganadores, aunque lo más importante que genera en todos los participantes es visibilidad. Normalmente se presentan más de 1.000 obras (esta cifra ya se ha superado en este año), hay blogs que hacen seguimiento y autores muy conocidos en el panorama indie se esperan al periodo de concurso para lanzar sus nuevos libros.

Para este año, la presencia conquense es notoria. Hay cuatro escritores que se han animado a presentar una obra a este concurso (abreviado como PLAS) y, además, coinciden en que son todos del mismo género: novela negra. Para rizar más el rizo, tres de ellas tienen Cuenca como escenario.

‘Culpables’, de José Luis Martínez Mallebrera

El primero en lanzarse a la aventura del premio fue José Luis Martínez Mallebrera, que se ha estrenado en el mundo literario con ‘Culpables’, una novela ambientada en Cuenca. Un accidente en la Ruta Turística en el que fallecen sus tres ocupantes esconde una historia detrás muy bien hilvanada y que tiene en la capital conquense uno más de sus protagonistas.

Para el autor, el hecho de ambientar el libro en Cuenca es «por comodidad de escritor novel, porque necesito un entorno conocido». Aun así, ha querido aprovechar que «es una ciudad poco valorada para lo bonita que es y es necesario que los conquenses la patrocinemos». De esta manera se entiende mejor que sea el escenario de una novela policíaca, porque es «una ciudad cómoda, rápida, bonita e ideal para encuadra una novela de este género».

En cuanto al motivo de autopublicarla es claro: «ser mi propio jefe». La autopublicación tiene sus pros y sus contras, aunque para el escritor permite tener un control total, tanto a la hora de conocer número de ventas e ingresos recibidos, como controlar el proceso de publicación (edición, maquetación, portada…). Para José Luis Martínez, controlar todo el proceso de principio a fin «es muy bonito, no solo escribir, sino llevarlo a cabo y tener entre las manos un producto hecho totalmente por ti». Si está presentado al PLAS2020 es sin ninguna pretensión, «porque la mejor cualidad del premio puede ser la promoción que proporciona y que te lean personas dedicadas a la literatura y no solo lectores aficionados».

‘El eco de las cometas’, de Juan Soria

Ya en junio se lanzó la segunda novela de origen conquense. El prolífico autor Juan Soria editó su séptima novela y la ambientó en Cuenca. No es la primera que lo hace, aunque sí la que lo hace de forma más explícita. La llegada de una nueva inspectora a la comisaría conquense permite conocer el día a día de este lugar, con desapariciones que tienen un mayor trasfondo.

Juan Soria ha querido plantearse dos objetivos principalmente con la escritura de esta obra: «Uno es el diseño de un grupo de homicidios donde doy especial importancia a la mujer policía; el otro es conceder a Cuenca estatus de protagonismo». A nadie se le escapa el encanto de Cuenca, «no solo por su tranquilidad, sino por el aura misteriosa en la que está envuelta». Además, se ha decidido a dar visilibidad y protagonismos a Cuenca «porque he leído varias novelas en las que las ciudades donde se desarrolla la acción toman protagonismo. En este aspecto, Cuenca es una ciudad con mucho recorrido».

Respecto a la autopublicación, esta vez ha optado por esta vía porque «he pensado que podría ser una buena solución para tiempos de crisis». Tiene motivo: debido al confinamiento no pudo presentar una novela sobre Riego, con todo lo que implica, negativamente hablando para los escritores, este hecho. Leídas las bases del PLAS2020, encaja en su percepción. «Me he dado cuenta de que da visibilidad», afirma.

‘La estética de los nadadores’, de Ana Belén Rodríguez Patiño

Casi a la par que la novela anterior salió otra novela de género negro y con Cuenca como protagonista. La autora Ana Belén Rodríguez Patiño arranca de una manera impactante su libro: aparece un cadáver colgando en el Puente de San Pablo. La investigación no avanza y la familia decide contratar a un peculiar detective para dar respuestas al truculento suceso.

Se trata de la primera vez que Ana Belén Rodríguez Patiño ambienta en su ciudad una novela, después de haberse ‘desplazado’ a Cádiz, Madrid, Sevilla, París o Pekín. «Me parece muy evocadora como marco para cualquier género de novela». Y no es que solo lo diga en esta entrevista, sino que también lo pone en las páginas de la novela. «Como digo en una pequeña nota al principio de La estética de los nadadores, todo en mi narración es ficción, menos la belleza de Cuenca, que sería imposible inventar».

El Casco Antiguo y el Puente de San Pablo son los principales escenarios, aunque no los únicos. «Todos ellos son el escenario idóneo porque se integran en el curso de los acontecimientos. Me he servido del punto de vista de un foráneo, el protagonista que llega a Cuenca para desbrozar un asunto un tanto turbio y que cuenta lo que ve». De momento, la aceptación está siendo muy buena, porque a pesar de la trágica muerte, la belleza de Cuenca es palpable para los lectores. «Lo mejor de todo es que ya me han dicho varios lectores que leer mi libro les ha abierto la curiosidad por conocer nuestra ciudad, y eso me ha alegrado muchísimo».

Respecto a la autopublicación, «es una opción más». La autora conquense comparte la autoedicion con publicación en editoriales tradicionales, porque «creo que la combinación de ambas es el sistema idóneo, porque las dos cuentan con reglas diferentes». En cuanto a la autopublicación, lo mejor es «la libertad que ofrece», así como la facilidad de acceso directo al lector, al haber menos intermediarios. En cuanto al premio, su motivación es la misma, «la supuesta visibilidad que Amazon ofrece a sus participantes». En este sentido, también hay una parte negativa debido al gran volumen de obras presentadas, que puede provocar que esa visibilidad «quede un poco desdibujada».

‘La flecha amarilla’, de Alberto Val

La terna de candidatos conquenses presentados al PLAS2020 se completó en julio, con el lanzamiento del periodista de este medio Alberto Val Calvo de ‘La flecha amarilla’, la que es su tercera novela (todas ellas autopublicadas). Tras estrenarse con una novela en Cuenca e inventarse un particular reality show, esta vez se desplaza a Galicia y con una novela ambientada en el Camino de Santiago. De todas las conquenses, es la única no ambientada en la capital. La trama arranca con la aparición del cadáver de un peregrino en la localidad de Tuy.

Como los anteriores autores, el motivo de autopublicar es «la visibilidad que da este concurso entre los autores independientes y que tenemos más problemas para hacer llegar nuestro trabajo a los lectores». Se trata de su segunda experiencia en este concurso y considera que «mi primera incursión fue positiva, en cuanto a darme a conocer en la escena indie». Por ello se ha atrevido a lanzar esta novela de cara al concurso, con la intención de «seguir entreteniendo a las personas que me lean, puesto que esa es mi única pretensión cada vez que lanzo un libro».

Comentarios