Bar recomendado de la semana: Mesón El Caserío

Bar recomendado de la semana: Mesón El Caserío

Compartir

Mesonelcaserio_fachada_eldeporteconquense

Situado en la calle Larga del Casco Antiguo, es un sitio ideal para tapear, comer o cenar mientras se disfruta de las maravillosas vistas de Cuenca

Compartir una cerveza o un plato típico siempre es agradable, pero hacerlo en una terraza climatizada en la parte más alta del casco antiguo de Cuenca con la ciudad a nuestros pies, es una experiencia única. El Mesón El Caserío ofrece eso y mucho más. Porque el establecimiento en sí ya es un auténtico museo repleto de esculturas de madera tallada que en ocasiones se convierten en mobiliario, mezclados con un ambiente de lo más costumbrista.

Además de la increíble terraza y su zona de bar en la planta baja, este mesón cuenta con un comedor en la parte superior cuyas ventanas son dignas del mejor cuadro paisajista, porque veremos como el río se abre paso entre la ciudad acariciando la hoz, las famosas Casas Colgadas, el Puente de San Pablo, las espaldas de la Catedral y un conjunto histórico que hace que la cocina conquense sepa aún mejor.

Y es que el Mesón El Caserío no es sólo unas vistas. también es una estupenda cocina tradicional en la que degustar los mejores zarajos que se pueden probar en Cuenca, unas parrilladas de carnes y verduras a la brasa que deberían ser pecado, y platos de setas que durante la temporada hacen que nuestro paladar sienta un placer exquisito.

Además, este lugar emblemático en el comparten barra los habituales del lugar con los turistas ávidos del buen comer ofrece wi-fi, televisión con todas las competiciones deportivas y todo tipo de entretenimientos.

Si lo que queremos es tomar una buena copa además de sus cubatas, es casi obligación probar sus mojitos caseros. Todo unido conforma uno de los lugares de visita obligada para comer, cenar, tapear o disfrutar de la mejores copas en un emplazamiento único.

Enlace a su página web

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

Comentarios

Dejar una respuesta