Inicio Cuenca Empresas Nueva Imagen, las últimas tendencias en peluquería y estética

Nueva Imagen, las últimas tendencias en peluquería y estética

En sus dos centros en Cuenca tienen la máxima de aplicar las últimas tendencias adaptadas a la fisionomía de cada cliente desde hace dos décadas.

Mónica Palomares abrió las puertas de Nueva Imagen hace casi veinte años. Su primer centro con servicio de peluquería y estética situado en la Calle de las Torres echó a andar en agosto de 1999 y seis años más tarde decidió abarcar otra zona en expansión de Cuenca inaugurando su segundo local en el Centro Comercial Alcampo dedicado exclusivamente a la peluquería. Charlamos con ella para conocer a esta empresaria que siempre intenta innovar y estar a la última en su sector.

¿Cómo te decidiste a emprender y abrir tus centros?
Fue curioso, porque a finales de los noventa yo trabajaba en otra peluquería y una esteticista con la trataba como cliente me propuso asociarnos para abrir algo propio que uniera los dos campos. Era una mujer mucho mayor que yo que no tenía ningún local, vivía en un pueblo y quería venirse a Cuenca para establecer su negocio. Entre las dos alquilamos un local, lo acondicionamos y lo preparamos. Este primer local estaba también el la Calle de las Torres, justo al lado de donde nos encontramos ahora. Hicimos a medias una gran inversión para comprar todo el equipamiento y poder comenzar a trabajar. Pero con tan mala suerte que dos meses después, por circunstancias, mi socia me dijo que no podía seguir y tuve que seguir yo sola. Lo cierto es que se portó muy bien conmigo, me dio todas las facilidades y de hecho, tenemos una gran amistad. Si no hubiera sido por ella, tal vez no me habría atrevido a emprender.

¿Cómo ha evolucionado Nueva Imagen y la propia profesión en estos veinte años?
Desde que comenzamos, hemos progresado muchísimo. Muchas clientas recordarán los primeros días en los que hacíamos lo que podíamos para ir evolucionando a pesar de las dificultades. El primer teléfono al principio estaba en una caja porque aún no había ni mueble para ponerlo. Teníamos poco dinero, pero muchas ganas. En aquellos años la peluquería estaba evolucionando mucho. En Cuenca se peinaba mucho con rulos y no se cogía cita. Trabajabas hasta que dejaba de entrar gente por la puerta y nos costó muchísimo acostumbrar a la gente a coger cita. Otra de las opciones que introdujimos fueron los cambios de imagen, que entonces eran toda una novedad porque las clientas se limitaban a que les cortáramos las puntas y poco más. Sin embargo, como yo iba a Madrid todos los lunes para aprender con Luis Ibarra, un gran peluquero, venía con nuevas ideas y las últimas tendencias. Por suerte las clientas se dejaban asesorar que las llevara al camino de la moda, el gusto y el buen hacer. Esa innovación creo que ha sido la clave de mi éxito. Porque en Cuenca ya habían grandes profesionales en peluquería, pero la clientela ha confiaba en mí y el boca a boca hizo el resto. En pocos meses tuve que contratar a otra persona para cubrir la demanda. Actualmente somos siete personas y estoy muy contenta porque estoy haciendo la peluquería y la estética que me gusta. Siempre digo que el día que no pueda trabajar como a mí me gusta, colgaré las tijeras.

¿Cuál es el estilo con el que trabajáis?
Principalmente adaptamos cada trabajo a la persona y a su físico, respetando sus gustos pero siempre con moda y tendencias. Para crear un estilo nos fijamos en todo. Desde la altura de la persona al peso, el color de ojos, la forma de la cara, la forma de la cabeza. No se puede hacer ningún trabajo sin tener en cuenta todos estos factores. Además asesoramos mucho y nos dedicamos a dermotricología que es la base fundamental de la peluquería. Se trata de cuidar el cuero cabelludo para poder obtener buenos resultados en los trabajos posteriores. Si se trabaja la base, conseguiremos un mejor grosor y brillo el peinado va a quedar mejor.

¿Y que servicios ofrecéis?
De peluquería hacemos de todo, mechas, cortes, tenemos un método de corte inglés que es muy preciso y estudia la fisionomía de la persona para que quede perfecto. También hacemos ondas que duran dos meses con un líquido especial sin amoníaco. Como ahora se lleva mucho el pelo rizado, es una alternativa genial al moldeador que ya pasa a la historia. También trabajamos los alisados orgánicos que son capaces de durar más de ocho meses. En definitiva, trabajamos las últimas técnicas en peluquería. Se trata de innovar y formarse continuamente. De hecho acabo de hacer un curso de texturas de cabello, hace unas semanas otro curso de dermotricología y así constantemente.

Además de venir a Nueva Imagen, ¿nos das un consejo para cuidar nuestra imagen de cara a estas fiestas?
Pues sobre todo, me gustaría decirles a las chicas de dieciséis años en adelante, que no todo lo que sale en internet es verdad, de hecho es a veces puede ser perjudicial. Que hablen con profesionales, somos gente honrada que quiere lo mejor para cada cliente y las jóvenes tienen la edad perfecta para poderlo lucir. Pero haciéndose algunos tratamientos en casa acaban quemándose el pelo o maltratándose la piel. En Cuenca hay grandes peluquerías y centros de estética que nos van a aconsejar perfectamente.

Ahora mismo, se llevan mucho las ondas y el pelo con mucho volumen, porque favorece muchísimo. En cuanto al corte se llevan melenas largas con pocas capas. De cara a Navidades, aconsejo un toque de color, maquillarse un poco para resaltar simplemente los ojos, las pestañas, etc. De hecho, las extensiones de pestañas son la última moda y se solicita muchísimo. En cuanto a peinados, que tengan en cuenta también el vestido que van a llevar y que piensen en ondas y rizados. Aquí disponemos de planchas que harán que les quede perfecto en casa.

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank

Comentarios