Inicio Cuenca Empresas CEOE CEPYME Cuenca pide al gobierno que proceda a suspender obligaciones de...

CEOE CEPYME Cuenca pide al gobierno que proceda a suspender obligaciones de pago de impuestos

La Confederación de Empresarios de Cuenca se suma al comunicado de CEOE y CEPYME en el que reiteran su apoyo a las decisiones tomadas por las autoridades sanitarias, pero tienen claro que estas medidas tendrán un impacto fuertemente negativo sobre la economía, por lo que es vital frenar la presión fiscal sobre las empresas, especialmente pymes y autónomos.

 

CEOE CEPYME Cuenca pide al Gobierno de España que proceda a suspender una serie de obligaciones tributarias con el fin de no hacer más daño al tejido productivo del país en un momento ya de por sí muy delicado, especialmente para pymes y autónomos, casi la totalidad del tejido productivo provincial.

En este sentido, la Confederación de Empresarios de Cuenca se suma al comunicado realizado por CEOE y CEPYME a nivel nacional en el que reiteran su apoyo a las decisiones tomadas por las autoridades sanitarias en aras al bien común, pero al mismo tiempo no esconden que estas medidas seguirán teniendo un efecto fuertemente negativo sobre la economía.

Así, por un lado señalan que las empresas siempre estarán alineadas con las decisiones que quieran salvaguardar la salud y seguridad de las personas, pero avisan de que muchos sectores están en plena recesión, especialmente pymes y autónomos, que son la práctica totalidad del tejido productivo conquense por la caída drástica de la oferta y demanda de bienes y servicios.

Peticiones

Entre las peticiones tributarias piden la suspensión de tributos como el IVA, IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social en aquellos sectores ey empresas más golpeadas por el descenso de la actividad.

En esta línea, CEOE señala su voluntariedad de señalar estos sectores y empresas más vulnerables, para apliar con urgencia esta suspensión fiscal que ya se ha adoptado en 22 países europeos y 15 comunidades autónomas.

Apuntan que no cabe ya solicitar aplazamientos porque su tramitación en sí mismo sería otro obstáculo para muchas empresas que están al borde del cierre.

Además, con pequeños o nulos ingresos es fundamental la financiación y por esto requiere seguir agilizando el crédito porque se siguen soportando el pago de tributos y seguros, de ahí que se pidan que se amplíen las líneas de avales del os 20.000 millones iniciales a los 50.000  para destinar este nuevo tramo a pymes y autónomos.

Para seguir salvaguardando el empleo y que la caída de la actividad no se traduzca en mayores niveles de paro, insisten en que se flexibilicen los procesos de regulación temporal de empleo (ERTEs), teniendo en cuenta que la recuperación no será inmediata y que estas condiciones se mantengan después de finalizar el estado de alarma.

 

 

Comentarios