Inicio Cuenca Provincia Prieto asiste a la inauguración de la Bodega Las Calzadas, del proyecto...

Prieto asiste a la inauguración de la Bodega Las Calzadas, del proyecto Lanzadera

“Es una satisfacción ver cómo un proyecto del Concurso Lanzadera de la Diputación inicia su andadura con fuerza y visos de futuro”. Así lo ha asegurado el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, en Pozoamargo durante la inauguración de la Bodega Las Calzadas, de la que ha destacado su apuesta por la tradición y la innovación en busca de una calidad diferenciada en sus vinos.

Prieto ha querido felicitar al propietario de la bodega, Daniel Sevilla, por emprender un proyecto empresarial en su tierra y, además, vinculado al sector agroalimentario, uno de los pilares fundamentales de la economía de nuestra provincia, al que, por cierto, la Diputación presta especial atención y apoya no solo a través de las Denominaciones de Origen, sino también con el Concurso de Proyectos Empresariales Lanzadera, premiando a un total de sesenta emprendedores, o el desarrollo de coworking, por los que han pasado más de un centenar de emprendedores.

Felicitación que responde, asimismo, a esa apuesta por conjugar la innovación —fruto de su formación académica y experiencia profesional en otras bodegas desde La Rioja hasta Australia— con usos tradicionales de elaboración de vinos, como son las tinajas, que otorgan a sus caldos una personalidad propia y muy característica.

No es de extrañar, por lo tanto, que Prieto confíe en que Bodegas Las Calzadas no tarde en posicionarse muy bien en el exigente mercado vinícola, convirtiéndose en referente no solo en la elaboración de vinos de calidad diferenciada, sino también en el enoturismo, uniendo tradición y experiencia familiar. Y es que, tal y como ha recordado, esta bodega está destinada, igualmente, al enoturismo tradicional, contando con un huerto, zonas de animales, espacio de elaboración y tienda gourmet, así como un cubo o bombo de piedra, utilizado como sala de catas y comedor privada.

Visos de un gran futuro en el que, según ha remarcado, la Diputación ha aportado su granito de arena reconociendo a esta bodega entre los premiados del Concurso Lanzadera, lo que, a su juicio, invita a la institución provincial a continuar con esta iniciativa para seguir apoyando a los emprendedores y animándoles a la puesta en marcha de nuevos negocios, que contribuyan a afianzar población en el territorio y combatir la despoblación, a la vez que se refuerza la difusión de la cultura del vino en la sociedad, convirtiéndose este producto en uno de los mejores embajadores de esta tierra.

Prieto ha subrayado, de la misma manera, la importancia de la experiencia familiar en este negocio, con su padre aportando sus conocimientos en el mundo del vino y con su madre diseñando las etiquetas de sus caldos, denominados ‘Tinácula’ en alusión al nombre latín de la tinaja; todo ello sin olvidar que es un claro ejemplo de economía colaborativa, puesto que sus vinos son embotellados por la Cooperación Nuestra Señora de la Cabeza, de Pozoamargo, lo que, en su opinión, es digno de elogiar y de tomar como ejemplo para el desarrollo económico de una comarca, en particular, y de una provincia, en general.

En esta línea, también ha querido llamar la atención sobre la presencia de Globalcaja en la inauguración de esta bodega, a través de su directivo, Alberto Marcilla; un signo más de la firme apuesta de esta entidad financiera por esta tierra y sus gentes; algo en lo que, según ha dicho, coincide con esta Diputación, que trabaja incansablemente para fomentar el desarrollo de la provincia y propiciar un futuro mejor a sus ciudadanos.

La Bodega Las Calzadas, enmarcada dentro de la Denominación de Origen Ribera del Júcar, cuenta con una producción anual máxima de 20.000 botellas de caldos tintos de muy alta calidad, bajo la marca Tinácula, que tiene como principal baluarte la recuperación e introducción de las clásicas tinajas de barro de Villarrobledo en el proceso de elaboración sus vinos. Sus instalaciones se encuentran ubicadas en Pozoamargo en una parcela de 1.500 metros cuadrados, de los que 400 están destinados a la actividad elaboradora vinícola y a la rececpción de visitas.

Comentarios