Inicio Libro Abierto Gemma Herrero Virto: «Es fundamental cuidar todos los personajes de la novela»

Gemma Herrero Virto: «Es fundamental cuidar todos los personajes de la novela»

Cuando uno habla de literatura indie son varios los nombres que vienen a la cabeza. Por mencionar solo algunos, cabe destacar al recordado Enrique Laso (falleció en agosto de 2018) o al superventas Mikel Santiago (fichado por Ediciones B), dos de los escritores más reconocidos y cuyas obras autopublicadas fueron muy bien recibidas por un alto número de lectores. De la escena independiente actual hay otros autores que también pueden presumir de arrastrar a un gran número de lectores. Y entre todos ellos destaca la escritora vasca Gemma Herrero Virto, cuya obra ‘Los crímenes del lago‘ (una novela de terror y misterio con tintes sobrenaturales) acabó finalista del Premio Literario Amazon 2017.

Pero quedarse solo con esa obra sería un error, puesto que la prolífica escritora ha autopublicado hasta 16 novelas, a las que hay que añadir otros dos libros de relatos. La saga ‘Tú me ves’, compuesta por seis libros, tuvo su broche final en octubre de 2019, aunque también ha realizado otras dos sagas ambas de tres libros: la correspondiente a la serie Caronte (policíaca) y la trilogía Viajes a Eileen (Fantasía). Son varios los géneros que ha tocado y siempre con un elemento común: sabe desenvolverse a las mil maravillas.

Licenciada en Psicología, decidió intentar vivir de la escritura una vez fue elegida finalista en el Premio Literario Amazon. Y no le va nada mal, puesto que es habitual ver el ‘cartelito naranja’ en sus libros (Amazon coloca la leyenda de color naranja entre los libros más vendidos de cada género).

Gemma Herrero Virto será una de las personas presentes, entre el 13 y 14 de marzo, en el Festival ‘Cuenca es Indie’, en la que la literatura independiente tendrá su foco de protagonismo en el Teatro Auditorio de la capital conquense.

¿Crees que es igual de importante la construcción de los personajes secundarios y principales?
Creo que es fundamental cuidar la personalidad de todos los personajes de la novela. Hay que cuidar tanto la construcción de los protagonistas como la de los antagonistas o la de los secundarios importantes. Queda triste que el protagonista tenga una personalidad bien construida y que evolucione mientras que el malo sea malo porque sí o los secundarios parezcan de cartulina.

¿Escribirías una historia por petición de los lectores aunque tuvieras que salirte de tu zona de confort?
No es salirme de mi zona de confort o no. Nunca escribiría algo por petición de los lectores. Lo siento mucho, pero para escribir una historia me tiene que apetecer a mí, tengo que estar intrigada por la trama y enamorada de los personajes. No sé escribir por encargo y esa es una de las razones por las que amo ser una escritora independiente.

¿Cómo superas un bajón literario? ¿Qué se te ocurre si alguna vez te bloqueas y faltan ideas o avance? ¿Qué logra inspirarte en esos momentos?

Creo que la única solución es seguir escribiendo, aunque no estés conforme en el momento, aunque cada palabra te cueste un triunfo… Creo que escribir es como ejercitar un músculo. Si no lo utilizas, se atrofia.

Di una novela que te hubiera gustado escribir y por qué
‘La sombra del viento’, de Carlos Ruiz Zafón. Me acuerdo de que, cuando leí la primera página, cerré el libro y me quedé negando con la cabeza y muerta de envidia. Cuando se me pasó la impresión, seguí leyendo.

Pequeño fragmento de ‘¿Tú me ves?: La maldición de la casa Cavendish

Cuando usáis la ouija, lo que hacéis es abrir una puerta. Al otro lado de ese umbral existen seres errantes que se sienten atraídos por las almas humanas como la luz atrae a las polillas. No se resignan a estar muertos, no quieren seguir perdidos ni vagar errantes. No quieren volverse más y más locos cuanto más tiempo pasan en la oscuridad. Anhelan nuestro calor, quieren respirar, comer, reír, hablar… No saben que no pueden, que el retorno es imposible. Lo único a lo que pueden aspirar es a posesiones temporales, a rozar la vida con la punta de los dedos, a sentir eso que tanto anhelan durante un periodo de tiempo tan breve… Eso les enfurece, les vuelve locos. ¿Pretendéis expulsar a un ser desesperado que cree que puede conseguir lo que tanto desea diciéndole adiós o quemando el tablero de papel con el que lo habéis invocado? Pobres ilusos…

Sé que no vais a escucharme, que volveréis a jugar con cosas que no podéis entender ni controlar. Por suerte, tenéis un noventa por ciento de posibilidades de que no os pase nada, pero ¿de verdad vais a arriesgaros con ese otro diez por ciento?

Tenéis razón. Sólo soy otra adulta aburrida hablando de cosas que no entiende. ¿Quién soy yo? ¿Qué sé yo de ouija, de espíritus, de apariciones? Más de lo que creéis, más de lo que me gustaría… Os contaré mi historia. Así quizá consiga que escuchéis…

Comentarios