Inicio Libro Abierto Andrea Golden: «Con imaginación y empeño se puede lograr casi todo lo...

Andrea Golden: «Con imaginación y empeño se puede lograr casi todo lo que te propones»

Las matemáticas, dicen, son una ciencia exacta. Que uno más uno son dos, por mucho que Fran Perea se empeñe en decirnos que suman siete, es un hecho demostrable. O que los números primos son todos esos que solo pueden dividirse por ellos mismos y la unidad (entre los que no se encuentran ni el 0 ni el 1, puesto que ambos no son considerados ni primos ni compuestos). Puede que la literatura no sea exacta, pero cada escritor tiene su propia fórmula a la hora de escribir. Ponemos un 20% de misterio, un 25% de pasado traumático, un 30% de ritmo frenético y otro 25% de final sorprendente y nos quedará un excelente thriller. O quizá preferimos un 15% de amor, un 25% de ambientación, un 30% de casualidades y un 30% de chico/chica acaba con la persona ideal y nos saldrá un libro romántico muy apetecible.

Pero no, aunque lo vistamos de esta forma no es tan sencillo, porque lo que en realidad funciona son otros ingredientes. Talento, imaginación, constancia, esfuerzo, trabajo… Todos estos elementos que podemos trasladar a cualquier ámbito de la vida, sea laboral, deportivo o social. Y a la hora de escribir, también son fundamentales, pero a medida que conozco escritores independientes siempre encuentro dos características que sobresalen por encima del talento, de la imaginación, de la constancia, del esfuerzo y del trabajo. Me refiero al cariño y a la pasión. Porque un autor independiente es su primer crítico, su primer editor, su primer censor, su primer lector, su primer maquetador y su primer corrector. Y también, sus obras son sus hijos y a todas las trata con ese cariño y esa pasión con la que se cuidan a los vástagos.

Volviendo a las matemáticas, hay una máxima que dice que «el orden de los factores no altera el producto». Y en el caso de la protagonista de esta entrevista, bien se le puede aplicar. Porque empezó a escribir y autopublicar, lo que conllevó en la creación de un blog por petición de sus lectores y compañeros de la pluma para ayudar a entender los algoritmos, a visibilizar sus obras, a resolver dudas literarias y de escritura… lo que viene ser ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio. En mi caso, conocí primero esa faceta bloguera y llegué posteriormente a sus obras, pero como dicen las matemáticas, no importa qué conocí primero, sino que lo que importa es que conocí su nombre.

La autora Andrea Golden (Madrid, 1971) lleva poco tiempo en la literatura indie. Apenas cinco años, pero todos ellos muy prolíficos tanto a la hora de colaborar y ayudar a otras personas como para crear su propia obra. Puede que antes de este último lustro ella tampoco supiera que entre su mente se encontraba una romántica escritora dispuesta a entregarnos bellas historias, pero otra vez, «el orden de los factores no altera el producto». Informática de profesión, llegó a la literatura gracias a un proyecto profesional en el que colaboró y que acabó con la publicación de un libro técnico. Esto motivó que su imaginación se desbordará y empezara a desarrollar su primera novela romántica, lo cual desembocó en la obra ‘Tocando el cielo de Manhattan’, lanzada el 1 de agosto de 2015 y que rápidamente llegó a los primeros puestos de los más vendidos en la plataforma española de Amazon, así como entre los best sellers de acción y aventuras en la plataforma internacional. Por cierto, este libro también ha sido lanzado en italiano y francés, en una muestra más de que la literatura independiente no tiene por qué marcarse un límite.

Gracias a sus nociones de marketing, que le hacen manejar muy bien las redes sociales y saber cómo gestionar sus lanzamientos, cosechó un enorme éxito con su segunda novela. ‘Los secretos de un recuerdo‘ vio la luz en 2016 y muy pronto se colgó el cartel de número 1 en ficción judía histórica. Su tercera obra, ‘La vida en tus palabras‘, también figura habitualmente en puestos altos de novela histórica y acción con tintes de romance. Cabe destacar que sus obras se encuentran disponibles en audiolibro gracias a que están publicados por el grupo editorial danés Saga Egmont.

¿Se acuerdan de todas las características que mencionaba al principio? Pues todas ellas se encuentran en la obra de Andrea Golden, destacando especialmente en ese cariño y esa pasión que impregnan sus novelas, las cuales brillan por un lenguaje cuidado y con tramas que enganchan desde el inicio. Porque cuando una persona se embarca en un proyecto y pone toda la ilusión en él, rara vez el resultado va a defraudar. Y si bien podría ejercer de patrón de barco al tener la licencia, lo que sí ejerce es de patrón de nuestra imaginación al hacernos navegar por sus libros. Ella será una de las autoras presentes en Cuenca, los próximos 13 y 14 de marzo, en el Festival de Literatura Independiente de Cuenca.

¿Crees que es igual de importante la construcción de los personajes secundarios y principales?

Mis novelas se basan en dos o tres personajes principales e igual número de secundarios. Los considero tanto o más importante para el desarrollo de la novela como cualquiera de los otros. Por lo tanto, y dado el porcentaje de actividad de cada uno de ellos, la construcción de sus caracteres e historias requieren la misma profundidad que mis personajes principales.

¿Escribirías una historia por petición de los lectores aunque tuvieras que salirte de tu zona de confort?

Bueno, hace poquito y debido a varios libros benéficos en los que participé, me tocó salir “fuera de tiesto” (así se llaman los proyectos) y me lancé, por petición de mis compañeros de escritura, a desarrollar una distopía y un cuento. Me siento mejor escribiendo en mi zona de confort, la ficción histórica romántica, pero demostré que con imaginación y empeño se puede lograr casi todo lo que te propones.

¿Cómo superas un bajón literario? ¿Qué se te ocurre si alguna vez te bloqueas y faltan ideas o avance? ¿Qué logra inspirarte en esos momentos?

El bajón literario lo noto antes de ponerme delante de una nueva historia. Muchos meses de planificación y desarrollo son los que posiblemente más ansiedad me generan, los que más frenan mi avance hacia el comienzo de mi nuevo proyecto. Pasadas esas semanas, inclusive meses, ha quedado todo tan bien definido que no vuelvo a tener esas dudas o lagunas que me asaltan al comienzo. Más que bajón literario creo que en muchos capítulos he necesitado reposar durante unos días el texto para que, después, todo fluya con más intensidad.

Di una novela que te hubiera gustado escribir y por qué.
Sin ninguna duda mi novela sería ‘Memorias de África’. Por la trama, los amores imposibles, el entorno bello de sus paisajes y la ambientación. Ese aire que rezuma es el estilo que busco para mis escritos. Me hubiese encantado escribirla.

FRAGMENTO DE LA NOVELA ‘LA VIDA EN TUS PALABRAS’

Sigiloso, cómo un depredador ante su presa, un curtido y recio soldado de la guardia imperial apareció en la estancia. El verdugo que le acompañaría ante Jahangir quedó impasible bajo el arco de salida. Su aparatosa vestimenta llamó la atención de la joven: media armadura ensalzaban sus hombros, su estomacal atlético esculpido por las ondulaciones del hierro sobre su torso. La gran espada reposada sobre su pierna, tan larga era que el filo se extendía más allá de la rodilla.

Su aspecto le aterrorizó aún más: su cara exhibía una huella de guerra mal cicatrizada que la atravesaba transversal desfigurando su rostro, la mirada de sus ojos se preveía maléfica.

Nasila escribió sobre las sabias conjeturas que baba razonó sobre lo que se aventuraba en los ojos de una persona.

«La mirada de cualquier ser vislumbra su pasado, el que lo vivió fácil o el que lo sufrió complejo; su presente, el que lo siente lleno o el que denota falta; y el misterioso devenir del futuro, el que lo buscará con ahínco o el que nunca llegará a tenerlo»

De ese hombre intuyó lo peor.

Comentarios