Umtiti da el pase a la final a Francia ante Bélgica (1-0)

Umtiti da el pase a la final a Francia ante Bélgica (1-0)

Compartir

Llegados a toda una semifinal de un mundial, es complicado ver que los equipos asuman riesgos excesivos. Un partido así consiste en guardar la ropa y evitar riesgos innecesarios para, llegado el momento, aprovechar los fallos del contrincante. Lo vimos por ejemplo en el Mundial de Sudáfrica que ganó España, que derrotó a Alemania en un partido donde jugaron a su estilo, pero sin arreones. Un córner que remató Puyol dio el pase a la final para el conjunto español, y 8 años después, se repitió el guion de aquel encuentro aunque esta vez entre Francia y Bélgica. Otro central del FC Barcelona, hablamos de Samuel Umtiti, fue el encargado de desnivelar un partido de poder a poder y en el que ambas selecciones demostraron que llegaron en un buen momento de forma, pero que no querían arriesgar más de la cuenta.

La primera parte demostró que los dos conjuntos tienen jugadores de sobra para desequilibrar partidos, tanto en portería (Lloris y Courtois se demostraron soberbios) como en ataque (Griezzman y Mbappe, Hazard y De Bruyne). Cada uno jugó a su estilo, porque aunque Bélgica dio la sensación de dominar el choque, lo cierto es que Francia nunca se mostró incómoda. También es cierto que Hazard, con un tiro cercano al palo y otro posterior que tocó un defensa y se marchó por poco, tuvo en sus botas dos ocasiones clarísimas para los belgas, aunque sería en una jugada a balón parado cuando más a fondo se tuvo que emplear Lloris, que sacó una magnífica estirada a remate de Alderweireld. Pero es que Francia también tuvo sus opciones, con un lanzamiento de Matuidi que blocó Courtois y, sobre todo, una llegada de Pavard que despejó el meta belga con el pie cuando todo parecía indicar que se iba a abrir el marcador.

Sin goles y con el partido muy abierto, tuvo que ser el balón parado el que resolviera el choque. Nada más arrancar la segunda mitad, un saque de esquina fue cabeceado en el primer palo por Umtiti ante el que nada pudo hacer Courtois. Afectó el tanto a los belgas, que ya en cuartos de final sufrieron un varapalo similar ante Japón aunque fueron capaces de remontar en tiempo de descuento. Pero el equipo de Roberto Martínez tiene calidad para sobreponerse, y poco a poco fue cogiendo nuevamente el timón en búsqueda del empate. Fellaini, de cabeza en una jugada marca de la casa, estuvo a punto de conseguirlo en el 64′, así como Witsel desde la frontal en el 80′, aunque en la primera el tiro no encontró portería y en la segunda fue Lloris el que despejó el balón.

Con Bélgica lanzada y dejando espacios en defensa, llegaron las mejores ocasiones para Francia, que pudo sentenciar el choque en jugadas que culminaron Tolisso y Griezmann, pero Courtois mantenía con vida a los suyos. Pero a pesar de sus estiradas, no hubo tiempo para que Bélgica igualara el choque, y Francia demostró su condición de favorita al saber jugar con el marcador a favor. Será el conjunto galo el que dispute, el próximo domingo, la final del Mundial de Rusia 2018 en la que será su segunda final del siglo XXI, tras la de Alemania 2006 cuando entonces perdieron en penaltis ante Italia. También es su segunda final consecutiva en un campeonato, ya que en 2016, en su país, llegaron al partido decisivo pero Portugal se impuso en la prórroga. El combinado de Deschamps buscará sumar su segunda estrella 20 años después.

Comentarios