Juan Carlos de la Ossa sobresale entre los participantes de los 10...

Juan Carlos de la Ossa sobresale entre los participantes de los 10 kilómetros de Laredo

El corredor taranconero se impuso en su categoría en una cita con grandes nombres

Compartir
Juan Carlos del la Ossa en Tarancón. Foto: José Yunta, rescatada en el Facebook del CDEA Tarancón.

Este pasado sábado 18 de marzo se celebró la decimoquinta edición de los 10 kilómetros de Laredo, una cita de renombre que aglutinó a una ilustre nómina de participantes, encabezada por los keniatas Kiprono Menjo y Omiso Arita, además del marroquí Zouhair Talbi, mientras que del panorama nacional destacaban la presencia del segoviano Javier Guerra, el leonés Sergio Sánchez y el taranconero Juan Carlos de la Ossa.

Precisamente, todos ellos fueron protagonistas en esta carrera, en la que se impuso Arita, con un tiempo de 27:59 minutos, quedándose cerca del récord de la prueba. Guerra, segundo, y Talbi, tercero, completaron el podio de una carrera que tuvo en De la Ossa a otro de los destacados. A pesar de su edad, sigue dando alegrías al deporte conquense, ya que consiguió un magnífico sexto lugar en la clasificación general, tras finalizar con 29:25 minutos, superando al riojano Camilo Santiago Giménez en un apretado sprint final, además de rozar la quinta plaza, quedándose a solo tres segundos del africano Workneh Fikire.


Su magnífica actuación le permitió alzarse con el triunfo en categoría veterana, donde apenas tuvo oposición. Precisamente, aventajó a uno de los grandes favoritos al triunfo final, Kiprono Menjo, en 17 segundos, mientras que el tercer veterano más rápido fue Marcos Sanza, a 23 segundos del taranconero.

La carrera de Juan Carlos de la Ossa fue de menos mal, remontando posiciones desde la salida hasta encontrar su hueco. A los cinco kilómetros, justo en el ecuador, se colocaba octavo y por detrás de Kiprono Menjo, pero su buen hacer en el tramo final de la prueba le permitió ganar dos posiciones y superar a su rival por la victoria en categoría veterana.

Comentarios