Inicio Noticias Entrevistas Fermín Cañizares: «Me he tomado una ‘excedencia'»

Fermín Cañizares: «Me he tomado una ‘excedencia'»

Fermin
El entrenador se desvincula para esta temporada, aunque no cierra las puertas a su regreso en un futuro.

El Globalcaja C.B. Cuenca termina una etapa exitosa con la marcha de Fermín Cañizares. Ligado al club, primero como jugador y después como entrenador, el técnico ha decidido darse un respiro y dejar el club la próxima temporada, tras estar dos campañas al frente del mismo.

Fermín ha ido creciendo en todos los ámbitos del baloncesto durante su larga trayectoria, ya que a su faceta de jugador, se fueron uniendo colaboraciones con la Federación de Baloncesto de Castilla – La Mancha, las escuelas municipales y, posteriormente, su adhesión al staff técnico de la selección española. Este mismo verano tendrá que impartir charlas y ayudar en un máster de entrenadores celebrado en Guadalajara.

Una carga de trabajo que ha pesado en exceso y ha optado por dejar el banquillo conquense. «Llevo muchas cosas, y sí que las atiendo, pero no cómo me gustaría», destaca el entrenador conquense. Este parón no significa un adiós definitivo, ya que Fermín no cierra las puertas a un regreso. «A lo mejor el año que viene a estas alturas me estoy subiendo por las paredes y pido al club que me dejen ayudarles en algún apartado», afirma. Se ha tomado «una excedencia», como él mismo bromea.

El futuro más próximo del equipo, aparte de encontrar sustituto en el banquillo, pasa por la negociación de su patrocinio con Globalcaja, aunque Fermín no está preocupado por dicho futuro, tanto económico como deportivo. «El club está bien. Todos ayudábamos en algo, Paulino Fernández gestionando, José Javier de la Torre con las cuentas, yo entrenando… económicamente, el club sale comido por servido», destaca.

En una entrevista previa en nuestro medio, el técnica esperaba que el club pueda salir, algo que el presidente aseguraba que así sería. La realidad de este club es digna de elogio, ya que supieron adaptarse a la crisis. Hace tres temporadas, el club pagaba a todos sus jugadores y cuerpo técnico. La situación económica obligó a reducir drásticamente el presupuesto, o se corría el riesgo de desaparecer. Se apostó por gente de la casa, tanto en la plantilla como en el banquillo, donde Fermín cogió las riendas tras ser el base del equipo. Todos ellos de forma gratuita, lo que permitió asegurar el futuro del club.

Los primeros en conocer la noticia de su marcha fueron sus jugadores, con los que Fermín Cañizares se reunió para informarles de su decisión. Una difícil elección, pero que toma por su propio bienestar, ya que la carga de trabajo en la parcela deportiva, amén del trabajo personal, pesaban demasiado. Pero él mismo avisa, «entrenador nunca se deja de ser». Su marcha no significa un adiós definitivo, simplemente es un hasta pronto.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here