Inicio Balonmano Categorías inferiores Los ‘cachorros’ del Liberbank Cuenca terminan cuartos en el Torneo Internacional Torrellano...

Los ‘cachorros’ del Liberbank Cuenca terminan cuartos en el Torneo Internacional Torrellano Cup

El pasado día 11 de julio una expedición de juveniles del Liberbank Cuenca partía a Torrellano a disputar el torneo que este año celebraba su trigésimo aniversario, eran trece juveniles y dos cadetes a las órdenes de Edu, entrenador cadete de la pasada temporada.
Estaban encuadrados en el Grupo 2 con BM. Elche, BM. Torrellano y los búlgaros del HK Shumen, de ellos solo sabíamos que el BM. Elche había sido quinto en el pasado Campeonato de España de Clubes.

El primer partido era el mismo día 11 a las 16:00 horas y jugaban contra el BM. Elche, buena piedra para comenzar. La cosa no empezó bien, pues había habido reunión de técnicos apenas una hora antes del partido y se alargó de modo que llegaron con la hora justa y no les dejaron calentar algo que no es de entender pues el retraso no era por culpa de ellos. Con eso y todo, los chicos plantaron cara a un equipo muy correoso y se perdió por una diferencia de tres goles, llegando a empatar el partido a 10 minutos del final, pero el calor asfixiante, el cansancio del viaje y el despiste del primer partido hicieron que al final Elche se escapara.

El segundo les enfrentó contra el HK Shumen búlgaro, que para todos era una incógnita, pues el partido que debían haber jugado contra BM. Torrellano una hora antes que el de los conquenses se había suspendido y no los habían visto jugar. De principio eran, físicamente superiores a los del Liberbank con dos jugadores rozando los dos metros y el resto también era unos buenos “tallos”. Tal fue así que el partido empezó igualado, con ventajas de una y otra parte hasta llegar al descanso con una ventaja de dos goles a favor de los búlgaros. En el segundo tiempo, las cosas cambiaron, y bordaron el juego los chicos de Edu, salieron como si les fuera la vida en el partido y acabaron dando la vuelta al marcador, finalizando el partido con un resultado a favor de 16 – 21 y con un gran juego.

Llegaba el día 13 y además viernes, les tocaba enfrentarse a los locales, el BM. Torrellano, del que no tenían ninguna referencia y temían algún tipo de encerrona tan típica de los locales a los que se han enfrentado durante la temporada, además necesitaban la victoria para acceder a las semifinales y, dependiendo del resultado del Elche y los búlgaros, hasta como primeros de grupo. Los jugadores de Torrellano eran altos y fuertes pero nada más, fue el equipo más flojo con el que se enfrentaron en primera fase y fue un partido tranquilo en el que enseguida se vio que iba a ser suyo. Finalizó el partido con un resultado de 26 a 19 con relajación final de los de Cuenca. ¡Estaban en semis! aunque como segundos de grupo, por lo que les tocaría enfrentarse al primero del otro grupo: “Los Cebollas” de los que no tenían datos ni de dónde venían pero sí que eran buenos pues no habían perdido ningún partido en la fase de grupos y además goleando, salvo al equipo taiwanés que fue segundo de su grupo.

Y llegaron las semifinales. Se jugaban el pase a la final contra “Los Cebollas”, que luego descubrieron que eran un grupo que habían formado los juveniles del BM. Petrer, de ahí su calidad. Empezaron muy bien, dejando los nervios en el vestuario y jugando de tú a tú contra un equipo superior en físico, juego y técnica, pero los del Liberbank no se amilanaron, incluso llegaron a ir por delante en la mitad del primer tiempo y llegando al final del primer tiempo con empate y con la esperanza de la final intacta, aunque muy tocados por el calor que había que soportar y por la inoportuna lesión del portero cadete Pablo. En la reanudación solo pudieron aguantar un par de minutos hasta que Los Cebollas pusieron la quinta marcha, o la sexta, y se les escaparon, perdiendo toda posibilidad de alcance y, por tanto, de acceder a la final del torneo.

Todavía tocados por la derrota en semifinales, les tocaba jugar el último día el partido que nadie quiere jugar, les tocaba jugar por el bronce contra sus viejos amigos del BM. Elche que fueron eliminados en semifinales por el equipo de Taiwan, el Nanshan High School. Esta vez sí tuvieron tiempo de calentar pero llegaron con la tripa llena, pues terminaron de comer apenas media hora antes del comienzo. Las cosas empezaron bastante igualadas y hubo ventajas conquenses e ilicitanas de uno o dos goles, llegando al descanso con una desventaja de uno para los de Cuenca. La segunda parte también empezó muy igualada consiguiendo empatar y ponerse con dos goles de ventaja, pero enseguida reaccionó el equipo franjiverde y remontó y se puso por delante llegando al final del partido con una ventaja de cinco (24-29) que ponía punto y final a este torneo con un cuarto puesto que les supo a poco pero que es muy digno pues los partidos se perdieron dándolo todo y si se pierde así no hay nada que objetar.

bm1

Para finalizar varias conclusiones a sacar.
– Estos chicos juegan igual un partido de temporada que un torneo veraniego, no se dejan nada por entregar, podremos tener menos calidad, menos físico o lo que sea, pero a “eso” no nos gana nadie.

– Ha servido para estrechar lazos, más todavía, entre los componentes del equipo y como despedida de los que se marchan, a todos ellos que os vaya bonito, como dicen por ahí, y que sepáis que éste seguirá siendo vuestro Club y que aquí estaremos para lo que necesitéis.

– En estos torneos es donde se vive el balonmano, donde te engancha el balonmano, donde no quieres dejar de jugarlo durante toda tu vida y donde te das cuenta que lo que estás viviendo se va a quedar ahí dentro mucho, mucho, mucho tiempo, quizá toda tu vida.

– Que jugar no es que sea lo de menos, pero que los valores que se aprenden son mucho mejor, da gusto ver cuando terminado el partido uno y otro equipo se abrazan, hacer corro, lloran, se preocupan por la lesión de un rival, se ayudan a levantarse cuando han caído, se saludan cuando el partido empieza y eso, a mi parecer, es la esencia del deporte, disfrutar de lo que haces, respetar al rival y después ya, ganar.

Comentarios