Inicio Balonmano Categorías inferiores El Liberbank Cuenca Juvenil se quedó a las puertas de dar el...

El Liberbank Cuenca Juvenil se quedó a las puertas de dar el campanazo en Pozuelo de Calatrava

Este pasado domingo el Liberbank Juvenil visitó al Pozuelo de Calatrava, uno de los equipos más potentes de Castilla-La Mancha que acabó segundo en la pasada temporada y que este año luchará por la Liga con una grada a favor que aprieta, y mucho al rival. Al final perdieron por 34-28.

Los de Daniel López comenzaron con una defensa 5:1, con la que sorprendieron al Pozuelo, ya que se adelantaron por 1-3 en el marcador, obligando a los de casa a pedir un tiempo muerto. Tras el mismo, reajustaron el equipo y se metieron en el partido, igualando el tanteador con un equipo conquense muy luchador, pero mermado por las molestias de Taravilla y el cansancio de Jaime Pérez y César, que habían jugado un día antes con el segundo equipo.

Esas molestias de Taravilla obligaban a darle descanso y en uno de ellos, los locales lo aprovecharon para coger ventaja en el marcador, al no tener bien ajustada la defensa el Liberbank, llegando al descanso con esa ventaja contraída y firmando un 20-16 en el tanteador.

En la segunda mitad llegaron los cambios en los visitantes, entrando a pista Pablo Cano, quien realizó un partido excelente con grandes paradas. Los de Daniel López estaban metidos en el partido y César con 9 goles y Jaime en la dirección hacían que acortaran a dos goles en dos ocasiones, teniendo oportunidad a la contra de reducir incluso a uno, pero no estuvieron acertados. Además, eran castigados con exclusiones, vara de medir que no era la misma para los de casa. En los últimos cinco minutos llegaron con opciones, pero tras un parcial de 6-4 se acabaron las esperanzas. Pese a la derrota, la imagen mostrada fue muy positiva.

Este sábado volverán a jugar, será a las 17:30 horas vigente campeón Marianistas visitará El Sargal.

Comentarios