Inicio Noticias Entrevistas Eva Checa, ‘una furiosa’ del balonmano

Eva Checa, ‘una furiosa’ del balonmano

Eva Checa en Santander con la camiseta de la Furia Conquense.
Eva Checa en Santander con la camiseta de la Furia Conquense.

Normalmente hacemos entrevistas o reportajes a deportistas, pero esta vez cambiaremos un poco los registros.

Lo haremos a una persona que no hablará de sus resultados propios, hablará del amor a unos colores y a una peña conquense.

Ella es Eva Checa, pertenece a la Furia Conquense y vive el balonmano como algo esencial en su vida. Su sonrisa ya se dibuja entre el verde del Globalcaja Ciudad Encantada y el negro que viste este año la Furia. Va a cada uno de los viajes que puede y sus manos se encallan por momentos de aplaudir cada gol del equipo conquense.

En la Furia lleva cuatro temporadas y su llegada nos la cuenta así: “Hace cuatro años acudí a varios partidos de balonmano con mi hermano, ante su insistencia de que me encantaría, y así fue. Me apasionó el deporte, aunque no conocía las reglas y constantemente tenía que preguntar qué era lo que había pitado el árbitro. Pero lo que más me llamó la atención fue el ambiente y animación de la Furia Conquense. Así que decidí que el siguiente año formaríamos parte de ella”, desde entonces lleva siguiendo el deporte y como le decía su hermano sigue encantada de la vida y del Globalcaja también.

Tanto es el amor por este deporte, que lo sobrepone a otras actividades. “Algunos de esos fines de semana sin balonmano llegan a ser aburridos. De hecho, me fastidia tener algún acontecimiento los días que hay partido”, apuntaba resignada.

Como todo en la vida, hay momentos buenos y malos. Aunque en su recuerdo cuando busca, se quedan los primeros. “El mejor, sin duda, el último partido de la pasada temporada cuando nos jugábamos la permanencia en Asobal. Casi lloro de la emoción. El peor… No tengo ningún recuerdo malo, aunque se pasa mal cuando el equipo pierde y todos nos venimos abajo”.

Este año ya lleva varios viajes a sus espaldas, el último a Santander, pero no lo ve un inconveniente, quiere estar cerca de sus jugadores. “Me encanta viajar y disfrutar, y lo paso genial con la Furia. La Peña debe apoyar y seguir al equipo siempre que pueda permitírselo. Debemos unirnos equipo y Peña en la pista, ya que todos sentimos la camiseta. Además, somos los que les damos el aliento y confianza para ganar”.

Como muchos creen, ella está convencida del poder que tiene la Furia dentro del panorama nacional de balonmano. “Estoy convencida de que somos la mejor afición de balonmano que hay en España. De hecho el año pasado la selección de Qatar quiso contar con la Furia Conquense, para animar a su equipo, por algo será ¿no crees?”.

Siempre hay un preferido para casi todas las cosas. Ella lo tiene claro, el gallego más conquense le gusta por su forma de comportarse con la afición. “Me quedo con Víctor Frade, ya que es uno de los jugadores que siempre, gane o pierda el equipo, en casa o fuera, se dirige a la afición para agradecer el apoyo”.
Cuando no puede ver los partidos, sus uñas merman más de la cuenta, pero intenta seguirlo y estar acompañada, ya que así la vida se vive mejor. “Siempre que el partido es retransmitido por la radio del club (Ustream) quedo en casa con mis hermanos y cuñada para apoyar al equipo”.

Cuando se le da a elegir entre previa, partido o postpartido, responde así: “Cada momento tiene sus cosas buenas. El partido sin duda lo mejor, siempre que el equipo juega bien y ganamos. De la previa, me encantan los días de comida, el ambiente, los juegos, el contacto con la Peña, el debate entre los furiosos sobre cómo quedaremos… El postpartido está bien cuando ganamos y la gente sale animada, ya que si perdemos pronto se deshace el grupo y la mayoría de gente se marcha a casa”, aseguraba.

Las experiencias buenas se suelen compartir, por ello anima a la gente a ver cómo se vive el balonmano dentro de la Furia. “Invito y animo a vivir un día completo con la Furia, para que comprueben lo bien que lo pasamos, cómo nos dejamos la voz con los cánticos y la tensión que sufrimos en cada partido. Cuando invitas a alguien a vivir la experiencia, se suele animar a repetirla”.

También hace una reivindicación a los medios de comunicación nacionales, ya que le gustaría que los mass media dieran más cobertura al balonmano. “Los medios de comunicación se centran básicamente en el fútbol, y dentro de este deporte, en los equipos que ocupan las primeras posiciones en la clasificación, dejando de lado y olvidándose por completo de los equipos con menor presupuesto y de los demás deportes. De hecho España hace dos años fue campeona del mundo de balonmano y aun así los medios siguen sin retransmitir en abierto partidos de balonmano.

Dentro de todas las anécdotas que tiene, elige ésta: “Recordaré miles de anécdotas, aunque lo que jamás olvidaré será mi primer viaje a Aranda con la Furia, en la que fuimos unos 20 aficionados a animar al equipo en un micro bus. Con los arandinos de la Peña Patat tenemos hermanamiento y pasamos un fin de semana espectacular, disfrutando de la comida en la cueva, del partido y de la celebración de la victoria. Terminó todo el bar cantando a Perales- Algo frustrante, no poder ir con la furia a Qatar a disfrutar del mundial de balonmano en enero de este año”, sentenciaba.

Pero sin duda se queda con lo primero, ya que seguirá cantando en cada partido, incluso a veces por Perales, seguirá animando a su equipo y seguirá disfrutando con la Furia Conquense. Su sonrisa irá acompañada de una bufanda y de una camiseta que represente el balonmano de Cuenca, lo hará en El Sargal y lo hará en cada viaje que disfrute junto a sus compañeros. Porque esto también es el deporte, el deporte vivido desde primera persona por una amante del balonmano y del deporte. Una experiencia que disfruta y eso se puede ver en el brillo de sus ojos cuando explica todo lo que siente cuando: Y mete un gol, vamos Cuenca mete un gol.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here