Inicio Balonmano Liga ASOBAL Lucas Moscariello: “Tenía ya ganas de estar acá”

Lucas Moscariello: “Tenía ya ganas de estar acá”

Las instalaciones del Termalia Sprot han sido el escenario para la presentación del nuevo jugador del Liberbank Cuenca, Lucas Moscariello, que ayudará al equipo en la función defensiva principalmente, pero a su vez también dispone de capacidad para servir como apoyo ofensivo.

El entrenador Lidio Jiménez afirma que Lucas era un jugador del que llevaba mucho tiempo detrás, dado su marcado carácter y personalidad en el campo, características que él mismo asegura buscar en cada jugador que ficha. Su garra, sumado a ser un jugador que se complementa muy bien con el equipo, le hacen ser una de las promesas de esta temporada según afirma el técnico. “Junto con Martín Doldán y David Mendoza van a hacer un trío de pivotes que creo es de los mejores de la liga”.

Después de pasar la última temporada en el CB Villa de Aranda, el jugador argentino por fin ha podido pasar a formar parte del equipo conquense donde aseguraba que tenía ganas de jugar, ya que es un equipo con una cualidades que le gustan. “Me gusta mucho el estilo de juego, la intensidad de los jugadores y el carácter de su juego”.

El objetivo del nuevo fichaje afirma ser el servir como apoyo en todo lo posible a su equipo, pero también quiere ganar minutos y jugar más con el fin de mejorar. El progreso siempre es una misión presente en cada jugador, por ello, Moscariello también aprovechará esta temporada en el Liberbank Cuenca para aprender de los pivotes Doldán y Mendoza, pues para él son “dos grandes jugadores en sus posiciones”.

El jugador ya ha tenido un primer contacto con el equipo durante los entrenamientos de pretemporada. En las primeras impresiones destaca la intensidad de estos y el compañerismo que se respira en el ambiente. “Yo creo que es difícil a nivel profesional que los grupos estén tan unidos, todos tiran para adelante, lo dan todo en cada entrenamiento”, asegura. También subraya la capacidad de apoyo de los jugadores en las labores defensivas. “A un jugador le da mucha tranquilidad por si alguna vez no llegas a destiempo darte la vuelta y tener a tu compañero”.

Como otros de los alicientes se ha nombrado a la famosa Furia Conquense, la cual se alegra de tenerla de su parte ya que afirma la dificultad de enfrentarse a ella en otros partidos. Asegura que el tener una trinchera que esté apoyándoles durante todo el partido “es algo que potencia mucho al jugador”.

Poco a poco se va formando un equipo con muchas cualidades para conseguir un buen puesto en la Liga, este último fichaje de Lucas Moscariello parece hacer más real la posibilidad de que, efectivamente, esta sea una temporada histórica para el balonmano conquense.

Comentarios