El Atlético Valladolid conquista El Sargal ante una defensa irreconocible del Liberbank...

El Atlético Valladolid conquista El Sargal ante una defensa irreconocible del Liberbank Cuenca

Compartir

No tuvo el comienzo deseado el Liberbank Cuenca, que cayó por 33-34 ante el Atlético Valladolid en un choque que por momentos fue un correcalles y donde los que salieron ganadores de ese descontrol fueron los de Pucela, equipo que fue siempre por delante en el marcador y al que al final casi es capaz de empatar el equipo local, pero no tuvo suerte y la posesión acabó con Sergio López escurriéndose por el suelo. Toca estudiar los fallos y mejorar de cara a lo que será una temporada dura.

Y es que desde el comienzo se vio una defensa dubitativa por parte de los conquenses, ya que no se mostraban a gusto con las penetraciones de Diego Camino, con Abel Serdio en el pivote y la calidad de Jorge Serrano desde el extremo. Eso hizo que se marcharan 2-6 en el marcador en el minuto 9 de choque. Muchos goles para un equipo que se caracteriza por la buena defensa donde manda el capitán Mendoza, jugador que tuvo que ser cambiado por molestias que arrastra desde hace semanas y que le evitaron poder jugar el último amistoso ante Alcobendas hace una semana.

Los problemas se agrandaban sin él y Lidio no encontraba la tecla para poder defender el juego rápido de Valladolid, donde Abel Serdio evitaba que salieras los centrales, hecho de los que se aprovechaban Rubén Río y Víctor Rodríguez en los lanzamientos, Adrián y Diego Camino en las penetraciones y un sobresaliente Jorge Serrano desde el extremo derecho. Por si era poco, no era el día de los porteros conquenses, nos tienen mal acostumbrados los cancerberos locales y ni Maciel ni Kilian estuvieron afortunados, así como el resto de la defensa 6:0.

Pese a todo eso, en ataque Cuenca aguantaba, Pisonero planteaba diferentes defensas para hacer daño como la 5:1 y la 4:2, aunque el Liberbank era capaz de penetrarlas con un juego rápido, más que de costumbre ya que no tuvo ni un aviso de pasivo durante el choque, algo obligado también por la intensidad de Valladolid y, lograba que los visitantes no se fueran en el marcador, llegando al descanso con 15-17 y posesión para el comienzo de la segunda mitad. Había dejado la primera parte buenos momentos pese a todo, con contras de Sergio López y Baronetto transformadas a la perfección, los goles de Dutra, la intensidad de Vainstein o Moscariello y un fly de Montoro de una gran factura. Doldán también era de los destacados en el pivote, por lo que podía pensar que el segundo tiempo tocaba remontada.

Pero la segunda mitad siguió con el mismo guión y Valladolid pronto hizo un parcial de 0-2 para irse de cuatro en el marcador, por lo que tocaba remontada y ajustar de nuevo al equipo. Ventaja que llegó a los cinco goles con el tanto de Serdio en el minuto 35 que ponía el 16-21.

La ventaja la mantuvieron hasta el minuto 41, cuando dos buenas defensas y dos contras iniciadas por Maciel y finalizadas por Baronetto metían a los conquenses en la lucha con el 22-25 y una Furia Conquense que buscaba meter a los suyos en el choque. Pero cuando podía reducir diferencias la fortuna no estuvo de su lado, primero Sergio López con una contra que envió al larguero y un siete metros errado, metió el primero que intentó, y unos pasos de Nolasco, evitaron que se pudieran poner a dos goles.

Los de Valladolid no estaban para regalar nada y pronto cogieron la ventaja de cinco goles en el minuto 48:30 con un tanto de Miguel Camino desde el extremo, una de las cosas a mejorar por Cuenca sin lugar a dudas, ya que recibió nueve goles desde esa posición. Parecía que el choque estaba perdido, pero si algo no se le puede achacar al Liberbank es el compromiso y el no rendirse nunca, empujado por su afición volvió a apretar los dientes y la defensa mixta descolocó a los de Pisonero, que vieron como a falta de 40 segundos Cuenca se ponía a un gol con el 33-34 gracias a los goles de Óscar Río desde los siete metros y de Doldán desde el pivote. Atacaba Valladolid y con 10 segundos de tiempo para el final perdieron la redonda, la contra fue para Sergio López, que se escurrió en el peor de los momentos, acabando el choque con el 33-34.

Quizás es mejor caer en la primera jornada para que sirva como un toque de atención, quizás quede claro que ningún rival es pequeño y que la figura de Mendoza quizás es demasiado alargada. Un mal día en la oficina lo tiene cualquiera y ni ahora son tan malos como pueden pensar algunos ni luego serán tan buenos cuando vengan las maduras, ahora les toca hacer autocrítica y seguir mirando por una temporada que se prevé histórica a la vez que dura y donde seguro disfrutaremos de ella. Esa autocrítica seguro que deberá empezar por la misma plantilla, cuerpo técnico, afición y los mismos periodistas. Acordémonos de dónde venimos y dónde vamos…

FICHA TÉCNICA

33- Liberbank Cuenca: Leo Maciel, Sergio López (6, 1 de p.), David Mendoza, Thiago Alves (3), Colo Vainstein, Santiago Baronetto (5) y Martín Doldán (4)- siete inicial. También jugaron Leonardo Dutra (7), Ángel Montoro (4), Óscar Río (3, 2 de p.), Adrián Nolasco (1), Lucas Moscariello, Hugo López y Kilian Ramírez

34 Atlético Valladolid: César Pérez, Diego Camino (5, 2 de p.), Jorge Serrano (9, 3 de p.), Miguel Camino (3), Víctor Rodríguez, Abel Serdio (4) y Rubén Río (3)- siete inicial. También jugaron Nicolás López, Adrián Fernández (4), Daniel Pérez, Héctor González, Carlos Calle (1), Miguel Martínez, Roberto Pérez (2), Gastón Alberto Mouriño, Manuel García y Víctor Rodríguez (3)

Parciales: 1-3, 2-6, 7-8, 8-11, 12-15 y 15-17 – descanso- 16-21, 20-24, 23-27, 26-31, 30-33 y – final.

Árbitros: Partido dirigido por Soria Fabián y Monjo Ortega. Excluyeron por parte del Liberbank Cuenca a Colo Vainstein, Martín Doldán, Lucas Moscariello y Thiago Alves. Por el Atlético Valladolid, Abel Serdio, Adrián Fernández y Miguel Camino.

Incidencias: Partido de la primera jornada de la Liga Asobal entre el Liberbank Cuenca y el Atlético Valladilid disputado en El Sargal ante unas 1.200 personas.

Comentarios