Inicio Balonmano Liga ASOBAL Las paradas de Maciel y las genialidades de Dutra, Natan y Thiago...

Las paradas de Maciel y las genialidades de Dutra, Natan y Thiago llevan al Liberbank Cuenca a semifinales de la Copa del Rey

Histórico resultado el cosechado este viernes por parte del Liberbank Cuenca en un partido no apto para cardiacos. Hubo que sufrir, hubo que luchar, pero bien que mereció la pena para que continúe la andadura de los conquenses en Alicante.

No pudo empezar mejor el partido para los conquenses, en lo que se convirtió en una jugada habitual en los primeros 30 minutos. Moscariello encontró hueco en la zona central y abrió el marcador para dar la primera ventaja al Liberbank Cuenca. Pero el Bidasoa Irún marcha segundo en la tabla de Asobal por algo, como por ejemplo la tremenda calidad de Kauldi Odriozola, todo un dolor de muelas durante todo el partido y el hombre más decisivo (con permiso de Rudi Seri) de los irundarras.

La tremenda igualdad entre ambos clubes hizo que la emoción no desapareciera en ningún momento. La aguerrida defensa de los conquenses no estuvo acompañada, en los primeros compases del choque, por el meta Leo Maciel, lo que impidió que el Liberbank Cuenca tomara ventaja. El Bidasoa Irún decidió atacar por los extremos, también influenciados por la forma de defender los conquenses, y fue la zona por la que sumaron buena parte de sus 18 goles del primer periodo. Sin ir más lejos, Maciel tardó 20 minutos en realizar su primera parada, pero no es menos cierto que una vez que cogió confianza se convirtió en un jugador clave (especialmente en la segunda parte). En cualquier caso, la influencia del argentino no llegó a tiempo antes del descanso, al que se llegó con ventaja de un tanto para los vascos (18-17).

La segunda parte tuvo otro desarrollo, claramente favorable a los conquenses. De salida, un 3-0 a favor de los de Lidio Jiménez le puso con su máxima ventaja (18-20), una ventaja que supieron cuidar, mimar y guardar. Al buen partido de los conquenses solo les faltaba un pero, la aparición del meta argentino. Y lo hizo, ¡y cómo! Leo Maciel completó un soberbio segundo periodo desde que regresó de vestuarios. La sonrisa que iba iluminando su cara era el fiel reflejo de lo que significaban sus paradas, las cuales permitieron que el Liberbank Cuenca llegara a tener su máxima distancia de 5 goles en el 45′ (23-28).

Hubo que sufrir, con diferentes parciales de uno y otro que fueron acercándose y alejando en el marcador, pero los conquenses demostraron tener un hambre insaciable para llevarse el partido. Cuando más sufrieron, aparecieron los goles de Óscar Río, Moscariello, Dutra y Montoro para evitar la remontada. También la defensa comandada por Mendoza y el gigante Maciel en portería. Un sinfín de buenas acciones del Liberbank Cuenca que impidieron que el segundo clasificado de Asobal pudiera con ellos. Y es que a fe no hay rival que supere a los de Lidio Jiménez.

Tras esta victoria, la competición no para. El Liberbank Cuenca tendrá apenas unas horas para recuperar el físico (las sensaciones esperemos que las mantenga). A las 17 horas se verá las caras con el Granollers, que derrotó al Ademar León por 23-31. En juego, además de un sitio en la final y por ende pelear por el título, probablemente tenga añadido la clasificación europea (siempre y cuando llegue a la final el FC Barcelona).

FICHA TÉCNICA

Liberbank Cuenca: Maciel, Dutra (7), Montoro (2), Moscariello (3), Thiago (6), Natan Suárez (4), David Mendoza, Sergio López, Baronetto (4), Doldán (2), Óscar Río, Nolasco, Hugo López, Kilian Ramírez

Bidasoa Irún: Rangel, Sergio de la Salud (1), Rodrigo Salinas, Rudi Seri (5), Esteban Salinas (1), Kauldi Odriozola (7, 1 de p.), Iker Serrano (1), Cavero (2), Paco Barthe (1), Leo Renaud (2), Thomas Tesoriere, Jon Azkue (1), Mikel Zabala (2), Íñigo Aldaba, Xoan Ledo,

Goles: 2-2, 5-4, 8-7, 11-11, 14-14 y 18-17 – descanso- 20-20, 21-24, 23-27

Exclusiones: Por el Bidasoa Irún, Thomas Tesoriere, Rodrigo Salinas y Kauldi Odriozola. Por el Liberbank Cuenca, David Mendoza, Ángel Montoro y Santiago Baronetto

Comentarios