Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Liberbank Cuenca hace su segunda mejor temporada en Liga Asobal de...

El Liberbank Cuenca hace su segunda mejor temporada en Liga Asobal de su historia

Con tres derrotas en las tres últimas jornadas parece que se ha desdibujado algo la temporada del Liberbank Cuenca, pero hay que reconocer todo lo logrado, en primer lugar que ha terminado con 33 puntos, siendo este su segundo mejor registro en una temporada en la Liga Asobal, solo superado por los 37 puntos de la campaña pasada y mejorando los 31 de las campañas 11/12 y 16/17, aunque en esas dos ocasiones les sirvieron para ser sextos, cosa que no ha pasado en esta ocasión, al ser octavos, aunque con los mismos puntos que el séptimo Valladolid y el sexto Huesca.

Una campaña en la que hicieron 15 puntos en la primera vuelta, donde llegaron a ganar a Ademar León o Bidasoa Irún y empataron ante Logroño, los tres partidos en El Sargal, dando un gran espectáculo y siendo superiores a rivales con plantillas y presupuestos más amplios. Aunque esa primera vuelta dejó tres piedras en el camino, como la derrota en Cuenca en la primera jornada de liga ante el Valladolid o las sufridas contra Teucro y Huesca también en Cuenca. No fue una primera vuelta nada fácil, ya que Mendoza no pudo comenzar y eso hizo que costara ajustar la defensa, Castro se volvió a lesionar antes de volver a las pistas y Vainstein se rompía el tendón de aquiles en Pamplona el 3 de noviembre. La mejor noticia, la clasificación para fase de grupos y el primer desplazamiento europeo a Bolchot, con gran número de aficionados, viviendo también en la vuelta el primer partido de Europa en Cuenca.

Revulsivo Natán
Mejoró la segunda vuelta, dando Natán el impulso que necesitaba el Cuenca, un equipo que jugaba fase de grupos de la Copa EHF y no sabía cómo iba a resultar la experiencia, haciendo unos meritorios 18 puntos en liga, empatando en pistas como la de León y Logroño con goles de Río en los últimos minutos, venciendo en Cangas y Santander o ganando en casa al Granollers. Aunque su hito más importante fue en Copa del Rey, ganando a Irún en cuartos y a Granollers en semifinales, siendo una de las cosas más importantes hechas por el club en toda su historia. Queda para el recuerdo eso y todos los conquenses desplazados a Alicante, siendo la envidia de toda España al conquistar el Pituel Rochel. Igual de meritorio el desplazamiento a Oporto, donde al final pudieron entrar todos los conquenses pese a los problemas puestos por los portugueses, en una Copa EHF en la que al equipo quizás le faltó creérselo más para ganar al Constancia tanto en Cuenca como en Rumanía, pero que dejó la victoria en El Sargal ante un equipazo como el Holstebro.

Final de temporada
Tras la Copa del Rey llegó el esperado cansancio y bajón y, pese a ganar al Granollers, citado anteriormente, o al Puente Genil, terminó perdiendo en Pontevedra ante Teucro, en Huesca o en Irún y, en casa ante Alcobendas. Un final de temporada sin Dutra, Castro, ni Eskerecic y con jugadores tocados como Baronetto o Doldán, y con Vainstein volviendo de la lesión en las dos últimas jornadas.

Una temporada que si hacemos el análisis general ha sido más que buena, contando lesiones y acumulación de partidos, han terminado con 33 puntos, su segundo mejor registro, subcampeones de Copa del Rey y con billete para Europa, donde no estarán Granollers ni Ademar, aunque los leoneses esperan la invitación de Irún a Champions League para poder jugar ellos Copa EHF.

Les toca descansar y planificar la próxima campaña, donde se mantiene el bloque con jugadores como Maciel, Doldán, Moscariello, Baronetto, Natán, Thiago, Dutra y Eskerecic, ya renovados, con otros cerca de hacerlo como Sergio, Hugo y Vainstein, el ya fichado Marrochi y los tres que faltan por llegar, para completar una plantilla con 15 jugadores que volverá a estar en tres competiciones.

Comentarios