Inicio Balonmano Liga ASOBAL Un épico Liberbank Cuenca tuvo la victoria en casa del prestigioso Usam...

Un épico Liberbank Cuenca tuvo la victoria en casa del prestigioso Usam Nimes (29-29)

Tome asiento, quítese cualquier prejuicio y dispóngase a soñar. «El Liberbank Cuenca empata en casa del Usam Nimes y tuvo posesión para ganar», podría ser el titular de esta crónica, la cual pocos se hubieran atrevido solamente a soñar en la previa del choque. El equipo de Lidio Jiménez viajó con excesivas bajas pero con una mochila cargada de atrevimiento. No le importó dónde iba, contra quién iba a jugar y qué competición disputaba, simplemente se desplazó hasta Nimes con la intención de jugar al balonmano. Tardó en entrar en el partido, pero una vez se quitó los nervios y jugó a su manera llegaron los resultados.

Los franceses, leen bien, celebraron por todo lo alto el empate ante unos irreductibles conquenses. Y es que el cómic de Asterix y Obelix habla de unos irreductibles galos, pero debemos empezar a llamar Cuenca a esa pequeña aldea que crearon Goscinny y Uderzo. Lo más positivo de todo es que este empate que tan bien hubiera sabido horas antes, ahora se antoja corto. Porque aquí radica la grandeza del equipo conquense; nunca se conforman y siempre van más allá. Si hay que soñar con ellos, hagámoslo a lo grande.

Mal inicio de partido

El imponente Le Parnasse trastornó el inicio del partido para los conquenses. QUizá impresionados por las gradas y el pabellón, tal vez temerosos por la cantidad de bajas que provocó que Colo Vainstein tuviera que vestirse de corto para evitar una multa, lo cierto es que el Liberbank Cuenca no fue el que nos tiene acostumbrados en los primeros compases del partido. Y eso que sus dos primeras defensas fueron buenas e incluso en una de ellas sacó una contra que el malagueño Manu Díaz no pudo rubricar. Pero entre el meta Desbonnet, el lateral Tobie y, especialmente, el extremo derecho Sanad, consiguieron una ventaja de tres goles en los primeros compases.

Recortó Dutra de pena máxima casi a los cinco minutos de partido, justo lo que tardó el Liberbank Cuenca en abrir su marcador después de los primeros intentos fallidos, pero siguió sin encontrar su sitio. Sin embargo, el Usam Nimes tampoco demostró ser muy superior a los conquenses, que con el paso de los minutos se dio cuenta de que podían plantar cara a pesar de las adversidades. El marcador se estabilizó en diferencias de 3-4 goles, aunque esta se entendía debido a que los pupilos de Lidio Jiménez no estuvieron acertados en tres contraataques claros que de haber acabado en la opción más lógica dejaban un choque igualado en el marcador.

El intercambio de goles favorecía a los galos, a los que ya les costaba encontrar huecos en la defensa conquense salvo en la figura de Sanad. Tampoco le gustaba a Lidio Jiménez la labor en portería, por lo que buscó en Samuel Ibáñez un revulsivo en la meta. Y el propio meta protagonizó el último ataque del Liberbank Cuenca, quien tras una parada ante un Nimes en inferioridad y a falta de 30 segundos lanzó desde su portería sin fortuna. Y del que hubiera sido el 16-14 se pasó al 17-13 con el que se llegó al descanso, merced a que Tobie fue capaz de anotar en los últimos segundos.

Lo peor para los conquenses no era solo el resultado al descanso, si no también las dos exclusiones del baluarte en defensa Thiago Alves, que le dejaban al borde de la expulsión a falta de toda la segunda parte.

Apareció el real Liberbank Cuenca

En el segundo periodo, el Liberbank Cuenca saltó con otra cara desde el inicio. En su primer ataque ya logró Thiago Alves perforar la portería de Desbonnet, aunque los franceses seguían mostrando su efectividad en ataque. Pero el cariz del choque era otro y los de Lidio Jiménez ya estaban más cómodos en el encuentro. Con unos Leo Dutra y Thiago Alves efectivos, moviendo más y mejor el balón en ataque, los jugadores del Liberbank Cuenca primero deshicieron la desventaja de tres goles para dejarla en dos y, posteriormente, Samuel Ibáñez se desquitó del error en la primera parte y esta vez sí anotó tras parada previa suya. Quedaban 20 minutos y el marcador era 22-21. Quedaba partido.

Solo hacía falta ver las caras de uno y otro equipo para ver que las opciones de los conquenses eran plausibles. Y es que la concentración e intensidad era máxima en los pupilos de Lidio Jiménez, lo que les hacía estar un punto por encima de los franceses quienes empezaron a acusar la presión de ser el equipo anfitrión, favorito y tercer clasificado en Francia. Todo eso debió pasar por la cabeza de un Usam Nimes que mostró su cara más débil, perdió balones con más facilidad y dejó de encontrar lanzamientos fáciles. Así, Thiago Alves igualó el partido a falta de 11 minutos (25-25) y en la siguiente acción volvió a aparecer la excelsa figura de Samuel Ibáñez. El muro de Almassora (qué segunda parte la suya!) detuvo un penalti a Sanad y también repelió el posterior rechace que permitió que en el ataque de los conquenses se pusieran, por primera vez, por delante en el marcador (25-26 en el 51′). La alegría no fue completa, porque Moscariello vio su tercera exclusión (antes la vio el galo Acquevillo), por lo que Lidio Jiménez perdió un efectivo más en su ya escueta escuadra.

Los últimos diez minutos jugó más la tensión que la cabeza, pero en este panorama el Liberbank Cuenca llegó más entero. Fueron los conquenses los que parecían tener un equipo de mayor presupuesto, una plantilla con más fondo de armario y el pabellón a su favor. Y eso dice mucho de un conjunto que está acostumbrando a obrar milagros.

A falta de dos minutos, el Liberbank Cuenca lograba marcharse de dos goles, pero en dos rápidos zarpazos, Tobie establecía la igualada cuando restaba solo un minuto. Sesenta segundos en los que el Liberbank Cuenca jugó con inteligencia, alargó su ataque y buscó penetraciones en búsqueda de golpes franco que le permitieran estirar su última ofensiva sin dar opción a los galos. Funcionó a medias, porque en el último segundo encontraron bien en el extremo derecho a Manu Díaz, pero el reciente fichaje de los conquenses no pudo superar a Desbonnet. La alegría con la que celebró el Usam Nimes el empate ya decía mucho de que el ciclón en cancha francesa no fueron los locales, sino un Liberbank Cuenca que enseñó sus credenciales para buscar el pase a la siguiente ronda.

Que tiemblen los rivales

Épico partido con sabor agridulce, por tener bola para ganar, pero que no resta un ápice de mérito a lo cosechado por los conquenses. Con multitud de bajas, ante un rival de semejante entidad, los de Liberbank Cuenca volvieron a demostrar que nunca hay que darles por muertos.

Tras dos jornadas disputadas de la EHF Cup, el Liberbank Cuenca ya ha superado los puntos que cosechó hace una temporada. Actualmente suma tres puntos (por dos que logró en la 19/20) y se sitúa primero en la tabla (a la hora de escribir esta crónica, el Rhein Neckar Löwen ganaba al TTH Holstebro de cinco, 15-20. De acabar así los conquenses serían segundos).

La semana que viene acudirá al pabellón El Sargal el todopoderoso Rhein Neckar Löwen, pero puede que el entusiasmo de los conquenses esté por encima del rival (el conjunto de Cuenca todavía no ha perdido en lo que va de 2020). Porque ya han demostrado que si hay que soñar, se sueña; si hay que luchar, se lucha; si hay que creer, se cree Yo creo en el Liberbank Cuenca, ?y tú?

FICHA TÉCNICA

USAM Nimes: Joze Baznik, Benjamín Gallego, Julien Rebichon (3), Nyateu (4), Quentin Dupuy, Michaël Guigou (1), Romain Tesio, Hichem Kaabeche, Aurélien Padolus, Luc Tobie (7), Jean-Jacques Acquevillo (2), Nicolás Nieto, Elohim Prandi (3), Mohamed Higham Sanad (9, 1 de p.), Remi Desbonnet

Liberbank Cuenca: Leo Dutra (9, 4 de p.), Colo Vainstein, Martín Doldán (2), Natan Suárez (1), Patrick Lindblad, Lucas Moscariello (1), Samuel Ibáñez (1), Thiago Alves (7), Manu Díaz (2), Kristijan Eskericic (3), Sergio López (2) y Leo Maciel

Exclusiones: Por el Usam Nimes, Jean-Jacques Acquevillo (3), Padolus y Elohim Prandi. Por el Liberbank Cuenca, Lucas Moscariello (3), Manu Díaz y Thiago Alves (2).

Parciales: 3-1, 6-3, 8-5, 10-8, 14-10 y 17-13 -descanso- 18-15, 21-19, 25-23, 25-25, 27-28 y 29-29 -final.

Comentarios