Inicio Noticias Entrevistas Isidoro Gómez: «Para que un club sea viable tiene que estar arriba...

Isidoro Gómez: «Para que un club sea viable tiene que estar arriba para que llame la atención»

Un café con Isidoro Gómez Cavero da para mucho. En esta ocasión hablamos con él sobre su continuidad como presidente del Liberbank Cuenca, así como por su nueva actividad política en el Ayuntamiento de Cuenca con ‘Cuenca Nos Une’. Médico de profesión y conquense de corazón, así se le puede describir a un amante del deporte en general y del balonmano en particular.

¿Cómo definirías la situación del Liberbank Cuenca?
La situación es muy complicada, porque el club tiene expectativas muy altas y estamos entre los mejores de España, con una platilla ya hecha. Nosotros vivimos de un aforo y de una afición que es la más grande de España y que posiblemente no haya publico hace que la cosa se complique. A lo que hay que añadir los patrocinios, ayudas de comerciantes… Por lo que es difícil.

Lo que más le preocupa a la gente quizás es sabe si el club va a ser viable en los próximos años…
Depende de cómo lo gestionemos y de cómo salgamos de esta. Para que un club sea viable tiene que estar arriba para que llame la atención. Según cómo se desarrolle las asistencias a los campos y que esa afición no se pierda, pues saldrá más o menos todo y tendremos que salir con unos presupuestos menores para poder pagar. Este club ha cumplido siempre con sus jugadores y con todo el mundo y no queremos llegar a no cumplir. Tenemos que ser cautos y hacer participes a los jugadores también de esta situación y vamos a intentarlo todo.

Eso quiere decir que el proyecto deportivo va a ser también ambicioso…
Vamos a ver, si el planteamiento no es ambicioso no tenemos nada que hacer. Aquí hay que estar para intentar ganar, siempre hay que ganar y hay que estar arriba. Eso trae afición, trae recursos, trae patrocinios y tenemos que estar arriba. Ya que estamos ahí no podemos bajar.

¿Por qué has decidido seguir al menos un año más como presidente?
Porque en teoría soy una garantía para todos: para la directiva, para los jugadores y porque yo nunca tiro la toalla cuando las cosas se pueden complicar. Yo la puedo tirar cuando se está arriba. En estos momentos es una situación difícil y debo de estar, no porque sea el más válido, pero sí porque confían en mí, el barco no se abandona con esta situación y creo que tengo que dar la cara.

Seguimos algunos pensando en ese último partido ante Benidorm. Si el club hubiera ganado tendría plaza para Europa, ¿hubiéramos podido ir?
Yo quería ir a Europa, nosotros tenemos que estar arriba siempre, porque hay más posibilidades.

Llevas muchos años en el balonmano, ¿qué panorama ves a la liga en la próxima temporada?
Pues para mí la temporada que viene es una temporada muy importante. Si los clubes son capaces de mantener la gestión bien será un año de transición y vendrán cosas nuevas, de no ser así tendremos una época como hace 12 ó 13 años donde los jugadores tendrán que irse. Si la temporada que viene se hace muy larga será complicado el futuro.

Como médico, ¿crees que se podría el año que viene tener alguna afición en los campos y en los pabellones?
La decisión es difícil de tomar, hay que ser precavidos y ver cómo evoluciona. El virus se contagia tanto o más que antes, lo que ocurre es que no es tan agresivo. Hay que esperar octubre y ver la patología si es tan agresiva como antes, si es agresiva pasaremos un año muy malo.

¿Crees que está próximo un medicamento o una vacuna?
Un medicamento no lo creo, que haya medicamentos activos contra el virus sí, pero que lo cure no. La vacuna sí, es nuestra esperanza, pero va a tardar. Va a ser una vacuna muy cotizada, que valdrá un dineral, pero veo que va a tardar.

Llevas ya un año en el Ayuntamiento de Cuenca, ¿cómo valoras esta nueva experiencia?
Es una experiencia complicada pero no ha sido fea. Hemos aprendido cómo funciona el Ayuntamiento que no es tan fácil, pero las perspectivas las estamos cumpliendo. La parte de la Junta, siempre lo he dicho, la veo bien ya que estamos en los actos de las cosas que se van a hacer, los proyectos que se van a cumplir. El Ayuntamiento es algo muy lento que con mi forma de ser me irrita y por eso este año estamos ante la firma del nuevo pacto con una mayor representación, algo que no pedimos en la anterior vez, pero queremos tener una mayor implicación en la gestión diaria de los ciudadanos, no podemos estar parados y queremos participar activamente porque para eso estamos ahí.

¿Cuáles son los objetivos a corto y largo plazo?
Los proyectos inmediatos es limpiar nuestra ciudad, conservar las calles, las obras que se agilicen en cuanto a licencias también. Tenemos que mover la actividad de la ciudad y hacer los arreglos fundamentales. Los finales es traer los proyectos iniciales: hacer que el centro y la parte antigua se unan, traer empresas y crear puestos de trabajo, terminar el Hospital y tener buen posicionamiento para traer cosas. Veo más complicada la Autovía a Albacete porque depende también del gobierno central y va un poco más lento. Quiero que los proyectos con la Junta se hagan, así como todo lo que dependa de nosotros en el Ayuntamiento.

Comentarios