Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Incarlopsa Cuenca se complica a sí mismo y termina empatando con...

El Incarlopsa Cuenca se complica a sí mismo y termina empatando con Cangas en el día de la cara y la cruz

Conviene recordar que la cara y la cruz tan solo son el reverso del otro lado de una misma moneda. A veces salen ambas partes y entonces nadie gana. Eso le ha ocurrido al Incarlopsa Cuenca en su partido de este sábado contra el Frigoríficos Morrazo en El Sargal que terminó con empate a 23 en el último suspiro.

La cara la puso un inconmensurable Samu Ibáñez que sostuvo al equipo en su peor momento minimizando el problema de la ausencia de Leo Maciel con una actuación sublime bajo palos. La cruz la puso un Leo Dutra, que seguramente tenía la cabeza en Polonia, una vez confirmado que se marcha. Acabó expulsado y con una pobre actuación tanto en juego como en goles.

No entró del todo bien en el partido el Incarlopsa Cuenca frente a un Cangas que salió ordenado y con fuerza. Empezaron los de Lidio Jiménez muy precipitados en ataque y las veces en que tuvieron ocasión de adelantarse, erraron en el intento con tres ataques perdidos consecutivos.

Hasta el minuto 11 no fueron capaces de adelantarse en el marcador los de Cuenca, aunque ya nunca más fueron por detrás en el partido. Samu Ibañez cerraba su portería con más de un 50% de paradas y junto a él se activaba una férrea defensa de Cuenca con un gran Doldán tanto alante como atrás. El perro mordía en defensa, pero era potencialmente peligroso arriba con 4 goles en el primer tiempo guiados por las asistencias que salían de la varita mágica de un Pablo Simonet, inteligente para distribuir juego a sus compañeros, pero también para sacar faltas en ataque a sus rivales.

Otro de los baluartes ataque-defensa fue Thiago, cuajando una buena primera mitad en defensa y aportando dos goles importantes para ir sumando en el marcador.

Pudo ver ya la roja Dutra a falta de 10 minutos para el descanso, por una acción absurda que finalmente se quedó en dos minutos para el goleador brasileño que sumaba dos tantos desde los siete metros.

Las canas también hicieron presencia, sobre todo en el lado gallego, con un Muratovic que a sus 41 años mantuvo al equipo con vida con juego y goles. Todo esto unido al bloqueo que sufrió Incarlopsa Cuenca en los últimos minutos del primero tiempo con las exclusiones y la defensa 5-1 planteada por Cangas.

Pero de nuevo Samu estuvo seguro bajo palos en el peor momento del equipo y otro veterano como Pizarro. dejó entonces sus destellos de calidad junto a las dos faltas en ataque que Simonet le sacó a su par en las últimas ofensivas de Cangas. La tuvo sobre la bocina el propio Pizarro para irse cuatro arriba, pero el también veterano portero, Javi Díaz, se la paró en el último segundo.

Comenzaron la segunda mitad muy imprecisos los dos equipos con solo un gol de Cerqueira para los gallegos en los primeros 4 minutos (hasta Muratovic falló alguna). La situación del partido quedó reflejada en una acción en que Javi Díaz se la paró a Vainstein pero después se le escurrió el balón de las manos para que Colo cediera a Simonet y este anotara.

Cangas demostró ser un equipo muy compensado, duro y que nunca le pierde la cara al partido. Todo esto unido, a que los de Cuenca no aprovecharon las superioridades y mantuvieron con vida a los gallegos. Así, la ventaja se estabilizó en dos goles a falta de 12 minutos y ya se podía oler el peligro de cara a la recta final del partido.

Para más inri, un gris Dutra terminó viendo la roja por lanzar por segunda vez una pelota a la cabeza del portero Javi Díaz. Merecida y broche final a una actuación rara de ver en el brasileño.

La jugada además fue clave. De un 7 metros en que Cuenca se pudo volver a poner dos arriba, pasaron a quedarse con uno menos y jugar Cangas para empatar a 8 del final.

A pesar de todo, volvió a salvar los muebles Samu Ibáñez y, en la jugada siguiente, Thiago se inventó un fabuloso pase por la espalda para que Sergio López se estrenara y volviera a poner dos arriba a su equipo.

Pese a que Cangas gestionó francamente mal las superioridades y erraron hasta cinco oportunidades de igualar el partido, el nivel de este Incarlopsa Cuenca estaba muy lejos del mostrado en León.

La debacle final llegó a falta de 5 minutos. Los gallegos se pusieron a 1, Simonet se encontró con el palo y, en el minuto 28, llegaba la igualada.

A Thiago, que no le quema el balón en los momentos complicados, adelantó a Cuenca con su típico gol de cañonazo, pero a falta de un minuto, Daniel Fernández, uno de los mejores del partido por parte del cuadro gallego, igualaba desde los 7 metros.

Quedaban 45 segundos y Simonet se inventó un jugadón para poner el 23-22 cuando solo restaban 15 segundos para el final. Pero cuando todos los indicios señalan hacia lo negativo, aparece la Ley de Murphy y, «si algo puede salir mal, saldrá mal». Salió mal el final del partido y el resultado con un merecido gol de los gallegos en los últimos segundos que hacía justicia a lo que fue el encuentro. Un Incarlopsa Cuenca que mantuvo con vida a su rival y un Cangas que nunca le perdió la cara al partido.

FICHA TÉCNICA

23. Incarlopsa Cuenca: (13+10): Samuel Ibáñez; Dutra (3, 2p), Simonet (5), Vainstein (1), Martín Doldán (4), Nacho Moya (2), Sergio López (1), siete inicial, Hugo López (1), Thiago Alves (3), Carlos Fernández, Buzamivi y Pizarro (3).

23. Frigoríficos Cangas: (10+13): Javier Díaz; Daniel Fernández (4, 1p), Quintas, Veloso (3), Dani Cerqueira, Menduiña, Santiago López (1), siete inicial, Simes (2), Brais González (1), Raposo Baptista (2), Soliño (1), Martín Gayo (2), David Iglesias (3), Muratovic (3) y Alberto Martín (1).

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 3-3, 6-4, 10-5, 11-8, 13-10, descanso, 14-11, 16-14, 19-16, 19-18, 21-19 y 23-23.

Árbitros: Fernanda Espino Guerra y Navarro Baquero. Por parte local, excluyeron a Buzamini, Dutra y Thiago Alves (2). Tarjeta roja directa a Dutra por lanzar un penalti al rostro del portero en el minuto 55. Por parte visitante, excluyeron a Cerqueira, Martín Cayo y Santiago López.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 7ª Jornada de la liga Sacyr Asobal disputado en El Sargal ante 100 espectadores.

Comentarios