Inicio Noticias Entrevistas Fede Pizarro, de Argentina a Cuenca en busca de seguir superándose

Fede Pizarro, de Argentina a Cuenca en busca de seguir superándose

Federico Pizarro llegó este verano como uno de los fichajes estrellas del Incarlopsa Cuenca, uno de los mejores que ha dado Argentina y de los más queridos en su país y en la selección. Este año ha dado el salto a Europa, siendo su primera experiencia fuera de su Argentina natal, busca seguir mejorando para poder ayudar al equipo conquense a conseguir sus objetivos. Le gusta su país, le gusta Cuenca, vive por y para el balonmano y eso se le nota en cada palabra a las respuesta de esta entrevista.

¿Cómo está siendo esta primera experiencia fuera de Argentina?
Está siendo como me lo esperaba, había hablado ya con los chicos que están aquí y me habían dicho que la ciudad era muy linda y muy cómoda y me he encontrado con eso, más allá que vine a final del verano y principios de invierno es una ciudad muy bonita y me encuentro muy bien viviendo aquí y con el equipo muy cómodo. Poco a poco me voy adaptando también al equipo y al balonmano español, que se juega de una determinada manera, te pitan de una manera y de ello hay que acostumbrarse.

¿Crees que tomaste una buena decisión de fichar por Cuenca?
100%, porque más allá de las ganas que tengo siempre de probarme con jugadores mejores y superarme todo el tiempo, yo llego aquí para intentar ser el mejor del equipo, el mejor lateral de la liga, lo quiero todo, de no ser así me hubiera quedado en mi casa. Trato de buscar retos nuevos y teniendo en cuenta eso intentar ayudar a la selección también, porque si elevo mi nivel aquí, puedo ayudar a Argentina.

¿Qué te está pareciendo la liga Asobal?
Soy de ver mucho balonmano y otras ligas y el atractivo que tiene la Asobal es que es muy pareja quitando al Barça, el último puede ganar al segundo, hemos visto como Sinfín le ganó a Logroño o Cangas empató contra Bidasoa y eso lo hace una liga muy competitiva y a mí me gusta que sea así. No hay partido fácil y todos los tienes que jugar al 100%. Se juega muy táctico, no hay tanto espacio para la creatividad, aunque los que tienen mucha mucha creatividad al final marcan la diferencia.

Este sábado os enfrentáis al Liberbank Cantabria, precisamente con el equipo contra el que debutaste, dejando muy buenas sensaciones y marcando muchos goles. ¿Quizás en ese partido pusiste el listón muy alto en cuanto a goles marcados por partido?
Creo que tengo la capacidad para hacerlo, lo demostré en el último Mundial, aunque quizás allí tengo esa responsabilidad y esa función, la de tener que marcar y hacer los goles junto a Fede Fernández, Moscariello y Diego más allá de que nuestra defensa es excelente. Aquí en Cuenca los roles están más repartidos, no tengo tanto tiempo en la pista como lo tengo en Argentina, porque apenas defiendo, entonces los dos o tres goles en transición o a la contra no los estoy teniendo. Aunque tengo que acostumbrarme al equipo, a los roles y estoy seguro que los equipos juegan bien cuando están esos roles bien definidos y ahora mi rol es ese y trataré de aportar al equipo donde Lidio me diga y donde me ponga para jugar.

¿De 0 a 10 que nota se pone Pizarro en los partidos que ha jugado hasta ahora?
Yo soy bastante exigente, primero conmigo y después con el equipo, pero primero conmigo. Creo que si uno no tiene autoexigencia y se trata de poner siempre en una mejor posición para ayudar al equipo se está equivocando. Sin duda venía con unas expectativas no de hacerlo mejor, sí de mantenerlo durante los partidos pero la situación en la que llegué no era la más favorable. Me perdí toda la pretemporada, venía de siete meses de no tocar un balón y traté lo más rápido posible de acoplarme al equipo y en un mes o mes y medio tuvimos era difícil coger forma física. Yo soy un jugador muy físico y era complicado ponerse a tono, luego cogimos el covid y de nuevo más de 20 días en casa sin poder competir y eso lo noté. Una vez que salimos del parón físico del covid volví a sentirme bien y creo que tuve un buen final de primera vuelta y en el Mundial me sentí muy bien y eso hace que llegue a Cuenca en un mejor estado, que sigo, además, mejorando y estoy entrenando bien en el gimnasio, algo que me estaba faltando cuando llegué. Así que si me tengo que poner una nota sería un 7, aprobé porque aporté lo que pude aunque me hubiera gustado aportar más, pero un aprobado está bien y me da margen para seguir mejorando que es lo que quiero.

Hablando del Pizarro de Argentina, ¿vamos a ver esa versión en el Incarlopsa Cuenca?
Espero que sí, a mí lo que me gusta es jugar y hacer goles. Así que trataré de aportar al equipo donde pueda, ojalá pueda estar en situaciones para hacer lo que hago en Argentina, sí es verdad que tengo un rol diferente, pero espero que cuando tenga el balón en la mano pueda desequilibrar más. Ya no solo por y para Cuenca, también para mí que soy el primero que se autoexige, y si marco menos de cuatro o cinco goles en un partido me enfado conmigo mismo. El primero que se enfada si no me salen bien las cosas soy yo mismo.

Sin Copa del Rey

Este jueves ha sido el sorteo de la Copa del Rey y no ha estado Cuenca, supongo que tendrán un gran enfado por ello, pero ahora queda margen para enmendar la situación en liga…
Estos dos últimos años he seguido las temporadas de Cuenca y veía cómo era jugar en Europa y la Copa del Rey. Cuando yo fiché en enero del año pasado era para poder jugar también esos torneos y quiero eso, quiero medirme con los mejores y ganar a los mejores como te he dicho antes. Llegué aquí y no estamos en Europa por el gol de Pablo (risas) y ahora fuera de la Copa por no poder puntuar en Puente Genil sí es verdad que hay que lamentarnos. Ahora no entramos en la Copa no por no sumar en Puente Genil, ha sido más bien por dejarse puntos en casa contra Guadalajara, Cangas o Benidorm, tres partidos que tendríamos que haber ganado y se nos escaparon esos puntos. Además, esos puntos nos harían estar terceros o cuartos en la clasificación. Pero bueno, hay que ver el contexto en el que pasó, la liga fue muy rara, partidos suspendidos, encuentros muy seguidos. No fue normal y tocó eso y los que están en Copa sacaron más rédito a esa irregularidad. Ahora esperamos que podamos tener esa regularidad, porque tenemos la materia prima para ello.

No has podido disfrutar todavía de un Sargal lleno de gente, quizás también eso ha hecho que Cuenca no haya podido sumar más puntos.
Era algo que veía antes de venir, de ver jugar al Incarlopsa con tantas personas y tan cerca, eso era algo que quería hacer y lamentablemente la pandemia todavía no nos deja. He jugado con 100 y ya se escuchan un montón, he jugado con 300 y se escuchan más y espero que pronto la gente pueda volver porque a la ciudad le hace falta eso, al equipo le hace falta eso y a este deporte le hace falta eso. Esto es deporte y no sé si esos puntos nos los hubiera dado el público, pero sin duda hubieramos estado más cerca.

¿Lidio Jiménez es como te lo esperabas?
Sí, es un poco como lo veía yo desde fuera y por la televisión. Transmite mucha intensidad, prepara los partidos muy bien, conoce la liga de hace muchos años, conoce a todos los jugadores y te dice lo que va a hacer cada uno, así es como lo esperaba. Es un técnico que da muchas libertades en la pista, y eso por mi forma de jugar me beneficia y es una de las cosas que me fijé antes de venir aquí. En defensa hay que hacer las cosas muy concretas, pero en ataque hay más libertad.

Entro en las redes sociales de Fede Pizarro y las veo colmadas de seguidores. ¿A qué se debe que seas tan seguido?
No lo sé, son varios años en los que estoy en la selección y tuve suerte de jugar muchos torneos importantes con la selección, muchos de ellos televisados. En muchos de ellos pude rendir bien, y cuando rindes bien y haces cosas en la pista diferentes la gente trata de buscar a ese jugador que hace eso y ahí te vas despegando de la normalidad. Pero creo que no hago nada raro para que la gente me siga, tengo las cuentas abiertas y es más que nada parte de estar activos, si no posteas nada te deja de seguir. Argentina le gusta mucho el deporte y sigue mucho a sus deportistas.

Argentina y Cuenca

Llama la atención el seguimiento que tiene Argentina y luego ves que la liga no se cuida demasiado y tenéis que salir en muchos casos para poder vivir de este deporte. ¿Por qué es así?
A mí me ha ido muy bien y he ganado torneos importantes con la selección como Mundiales y Juegos Olímpicos jugando allí, pero sí es verdad que para vivir del balonmano hay que salir del país, porque no tenemos una liga que se pague por jugar, es al revés, tienes que pagar para poder jugar tu cuota del club. Pero es cierto que hay jugadores que tratan de ser lo más profesionales posibles dentro de ese marco y por ello se han conseguido tantas cosas, porque con un corazón amateur se trabaja como profesionales. Es una lástima que haya que salir de allí, es una pena como otros deportes como el hockey o el voley con medallas queda rezagado porque tenemos otras necesidades.

¿Por qué los argentinos se acoplan tan bien al Incarlopsa Cuenca?
Es una ciudad linda y cómoda como hemos hablado y la gente es como nos podemos encontrar en Argentina, en este caso por el balonmano y por Cuenca y ver lo que se pude ver en El Sargal te hace sentir como en casa. Yo todavía no he tenido la suerte de poder vivirlo, pero ese apoyo, esa presión es la manera de ser en Argentina y por eso nos sentimos tan a gusto y tan cómodos. También es cierto que todos los que han estado y los que estamos se nos hace más fácil porque nos conocen, porque otros nos allanaron el camino, el ‘Colo’ es el alma y lo conoce toda la ciudad, Leo lleva ya varios años, Pablo estuvo hace años y ahora volvió, Mosca también acumula muchas temporadas… Miras para atrás y también hubo muchos argentinos como Viscovich, Vidal… y un montón más y la gente sabe lo que te puede dar un argentino y eso es más fácil para todos.

Si mañana Lidio te pregunta a qué argentino te traerías, ¿quién sería?
Creo que mi hermano está hecho para Cuenca, entra en ese estereotipo de jugador que gusta aquí y Bonanno quizás porque defiende muy bien y daría también lanzamientos exteriores. Nico defiende muy bien y lo demuestra mundial a mundial y en Bidasoa. Mi hermano y Bonanno se ganarían a la gente al minuto de estar aquí.

¿Qué habéis sentido al ver que muchos conquenses iban con Argentina en el Mundial?
Lo viví ya en el Mundial de Qatar en 2015 y en redes sociales muchas felicitaciones salían de Cuenca y estoy muy contento que la selección tenga muchas hinchadas en todo el mundo. Seguro que después de Argentina, Cuenca es la segunda hinchada mundial de nuestra selección por toda la historia.

¿Ves al equipo capacitado para clasificarse para Europa?
Sin duda que creo que tenemos capacidad para ello, es verdad que la liga está más pareja. Yo creo que nosotros nos tenemos que concentrar partido a partido y no podemos pensar en lo que pueda pasar en mayo, lo que estoy seguro es que no podemos perder ante ningún equipo que esté por debajo de nosotros en la clasificación y nos tenemos que concentrar en eso y no perder puntos ante estos equipo. Tenemos que tener mentalidad 100% ganadora para no acordarnos de esos puntos. Luego hay un lote de equipos que puede pasar cualquier cosa con Irún, Granollers, León, Huesca, Logroño…

Un mensaje para la afición, que seguro que tienen muchas ganas de reencontrarse con vosotros en la pista
El balonmano es un deporte de afición, de hinchada, de gente en el campo. Se me hace raro escuchar el ruido de la pelota botar. Les pido que sigan apoyando al equipo, que nosotros intentamos seguir mejorando y de seguir buscando la identidad que tiene el club de ser fuertes en defensa y crecer en ataque y, ojalá podamos volver a a juntarnos en El Sargal.

Comentarios