Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Incarlopsa Cuenca conquista Pamplona gracias a una gran defensa y un...

El Incarlopsa Cuenca conquista Pamplona gracias a una gran defensa y un excelente Maciel

Imagen de Oscar Aznar

El Incarlopsa Cuenca ganó por 25-30 en Pamplona al Helvetia Anaitasuna, de esta manera, acumula ocho victorias en esta segunda vuelta de los nueve partidos jugados, ya que solo ha caído ante el Ademar León.

No hay mejor manera de comenzar el particular ‘Tourmalet’ para los conquenses, que no pueden permitirse caer si quieren soñar con Europa, y lo cierto es que hicieron un partido muy serio de principio a fin, viéndose muy superiores a su rival, al que le fueron golpeando poco a poco hasta poder ganar de una manera cómoda.

Y es que el Incarlopsa Cuenca este año es así, a domicilio está jugando su mejor balonmano, y si encima defiendes como este sábado y bajo palos tienes al chaval con el 40 a la espalda, pues todo se hace mucho más sencillo.

La primera vez que se puso por delante el equipo conquense fue en el minuto cinco, cuando Maciel hacía su cuarta parada del choque y Sergio López no perdonaba a la contra poniendo el 2-3. Era el momento del Incarlopsa, viendo a un Anaitasuna al que le costaba dios y ayuda poder marcar en ataque posicional. Aunque dos pérdidas seguidas en el ataque conquense hicieron que un parcial de 2-0 diera aires al Anaitsuna, que puso el 4-3.

Intercambio de goles y de parciales, devuelto por Cuenca tras dos nuevas paradas de Maciel, una desde los siete metros al talentoso Ander Izquierdo y nueva definición de Sergio López, que se desdoblaba y encontraba portería poniendo el 4-5.

Lo cierto es que se jugaba al ritmo que Cuenca marcaba, y los de casa solo eran capaces de aprovechar las contras para meterse en un partido en el que pudieron coger ventaja en el minuto 12, cuando Cuenca se quedaba con dos menos y se ponían 7-5 tras, esta vez sí, acertar Izquierdo desde el punto de siete metros.

Pese a ir por debajo en el marcador y en cuanto a efectivos, los de Lidio Jiménez se mostraron muy tranquilos, buscando que corriera el reloj y encontrar la mejor opción. Mientras en la portería Maciel estaba sencillamente esplendido, miren, igual se va o no, pero si lo hace a final de temporada, solo se le puede reconocer y aplaudir todo lo que nos está dando.

Imagen de Oscar Aznar

Cuenca se fue a por el partido y Bulzamini se disfrazó de Bud Spencer para ser el ‘tipo más fuerte de la pista’. Dos goles seguidos suyos hicieron que Cuenca marcara el 8-10 en el minuto 19, y con ello su primera ventaja de dos goles. Una ventaja que amplió en el minuto 23, cuando los de casa se quedaron con dos menos y Ángel Pérez no perdonó para hacer el 10-13.

Hay momentos que hay que aprovechar, y el Incarlopsa no perdonó esa superioridad, llegando a irse de cinco con el 10-15, primero con el gol de Doldán al recoger un rebote de un tiro de Bulzamini y parada de Cancio y poco después del propio Bulzamini.

En Anaitasuna solo había unas pequeñas pinceladas de Del Arco desde fuera y de un Ander Izquierdo que pese a su juventud se echó al equipo a sus espaldas, tirando de él cuando pocos creían ante el monstruo defensivo conquense y el gigante Maciel. Puso el propio Ander el 12-16 casi sobre la bocina.

Primeros minutos de ensueño de la segunda parte
Y al césar lo que es del césar, a Lidio lo que es de Lidio y a Simonet lo que es de Simonet. Jiménez fue quien mejor leyó el partido al descanso e hizo ver a los suyos cómo romperlo, mientras que Simonet fue ese central agresivo y penetrador del que se enamoró Cuenca. No marcaron los conquenses hasta el minuto 34 con un más que efectivo y brillante Nacho Moya, quien hizo el 13-17, explicando a la red de la portería local que quería implantar allí su firma.

En ese momento, los de casa se miraron a la cara y vieron que delante tenían a un equipo que iba a ser complicado sobrepasar. Una defensa que no dejaba huecos y un Maciel que paraba cuando un balón cruzaba esa línea en seis metros que parecía la muralla china.

Precisamente, el hermano del ‘Chino’ Simonet, pero Pablo en este caso, se disfrazó de él y fue quien se jugó la cara y los balones que hay que jugarse hasta dentro. Tres goles seguidos suyos, mejor dicho: golazos, y una asistencia perfecta al pulpo Doldán hicieron que en el minuto 41 el encuentro estuviera casi decidido con el 14-21. Habían marcado solo dos goles los de casa en 11 minutos y Domínguez tuvo que pedir tiempo muerto para cambiar algo.

Imagen de Oscar Aznar

Tras ese tiempo muerto, el Anaitasuna puso defensa 3:3, pero ¡sorpresa!, Lidio y Cuenca se la sabían. Por lo que comenzó el intercambio de goles y de golazos. Vainstein puso la máxima con el 14-22 del minuto 42 y el Incarlopsa estaba desatado, como ese chaval de 18 años el primer día que le digan que puede salir de fiesta cuando acabe la pandemia.

Con el 14-22 el encuentro lo tenía que controlar el Incarlopsa manejando los tiempos, y los desdobles, incluso al final jugando sin pivote para buscar la velocidad y los desmarques. Así como que cada uno buscara a su par para anotar, lo que hizo que algún jugador local, por desgracia, se llevara algún golpe en la cara que por suerte no pasó a más.

Terminó el choque de una manera tranquila, sin sufrir y con 25-30 en una pista tan complicada como la del Anaitasuna, donde últimamente se ha acostumbrado a ganar el Incarlopsa y donde el equipo respondió para poder seguir optando a todo. Ahora les toca pensar en un Bada Huesca que llegará lanzando a ‘El Sargal’ el próximo sábado a las 17.00 horas.

Ficha técnica:

25 – Helvetia Anaitasuna: Bols; Gastón (1), Edu (2), Ibai (1), Fischer, Izquierdo (7, 1p), Chocarro (3); Bazán, Ganuza (2), Etxeberria (1), Héctor González, Aitor García (1), Cancio, Dashko (3), Juan del Arco (4).

30 – Incarlopsa Cuenca: Maciel; Pablo Simonet (5), Moscariello (2), Thiago Alves (3), Nacho Moya (5), Pizarro (3), Sergio López (3); Vainstein (1), Martín Doldán (2), Hugo López, Ángel Pérez (1) y Buzamini (5)

Parciales cada cinco minutos: 3-3, 6-5, 7-7, 10-11, 10-13, 12-16, (descanso), 13-18, 13-20, 16-22, 18-25, 21-27, 25-30.

Árbitros: Jordi Ausás Busquets y Miquel Florenza Virgili fueron los colegiados del encuentro. Excluyeron a Bazán, Etxeberria, Meoki e Izquierdo por parte de Anaitasuna. Por parte del Incarlopsa a Vainstein, Moscariello, Bulzamini y Sergio López.

Incidencias: partido correspondiente a la vigesimo sexta jornada de la Liga Sacyr Asobal. Pabellón Anaitasuna ante, espectadores.

Comentarios