Inicio Balonmano Liga ASOBAL El Incarlopsa Cuenca se impone al Abanca Ademar en un partido de...

El Incarlopsa Cuenca se impone al Abanca Ademar en un partido de locura ofensiva (34-30)

El Incarlopsa Cuenca recuperó su nivel de juego mostrado en las dos primeras jornadas de liga y derrotó con justicia y con claridad al Abanca Ademar León, uno de los tres mejores conjuntos de la liga Sacyr Asobal, lo dice el entrenador conquense Lidio Jiménez, y aspirante a todo, menos a ser campeón de liga porque sabemos que es el Barça.

Decíamos en la previa que se enfrentaban dos equipos irregulares, pero que si daban de sí lo que sabían, nos harían disfrutar. Y lo hicieron, sobre todo con un acierto ofensivo brutal a pesar de las defensas que no se estuvieron quietas, como lo demuestra el número de exclusiones y las dos rojas directas.

Ganó el que más acertado estuvo en todas las líneas y el conjunto conquense recupera la autoestima tras la derrota en Santander y con ocho puntos de posiciona cerca de la zona noble. En descargo del Abanca Ademar, hay que decir que en un partido tan exigente echó en faltas a los lesionados, especialmente a Semedo.

La primera parte fue intensa y espectacular, con los ataques imponiéndose a las defensas aunque estas no regalaron caramelos en sus acciones. Empezó acertado el Incarlopsa Cuenca, lo que puso el 4-2 en el luminoso a los cuatro minutos de partidos, a gol por minuto, y Manolo Cadenas pidió el primer tiempo muerto. Eso indicaba su preocupación de cómo estaba jugando su equipo.

Dio resultado el tiempo del técnico leonés y el Abanca, con uno menos, le dio la vuelta al marcador poniendo el 4-5, única vez que se puso por delante en toda la primera parte.

A partir de ahí, el partido se igualó pero siempre con ventaja en el luminoso, aunque fuera mínima, del conjunto de Lidio Jiménez. La velocidad en el juego impedía defensas contundentes, aunque había palos y por eso exclusiones, pero el marcador se disparaba camino de los 40 goles al término del partido. Las buenas acciones de Pablo Simonet y Thiago Alves, produjeron nueve goles y cuando se fueron al banquillo, la combinación con el pivote Pozzer aportó otros cuatro goles.

A falta de diez minutos para el descanso, el Incarlopsa puso su mayor diferencia en el luminoso con el 14-10, lo que provocó otra petición de tiempo muerto por parte de Manolo Cadenas. Y le volvió a funcionar porque se llegó al 16-16 y se terminó con un 19-17 con el que los jugadores se fueron al descanso tras un primer tiempo espectacular, con muchos goles porque los ataques se impusieron a unas defensas que también sufrieron cinco exclusiones por intentar frenar la calidad del rival. El tema era conocer si la segunda parte mantendría este nivel y exigencia de juego.

 

La segunda parte estuvo más en el plano terrenal, pero sin perder ápice de calidad aunque conforme pasaba el tiempo, el cansancio empezó a pasar factura en los lanzamientos y en las pérdidas de balón. Tras un inicio igualado, el 24-20 del minuto 39 obligó a  pedir tiempo muerto en el equipo visitante. Esta vez no tuvo tanto efecto y el Incarlopsa controló el encuentro con tres-cuatro goles de ventaja. Pudo aumentarla en dos ocasiones consecutivas, con 26-22 en el minuto 46, pero Arnau no aprovechó un penalti y Nacho Moya estrelló en la madera un claro contraataque. Menos mal que Samuel Ibáñez cerró su portería, con esas paradas de seis metros que son fundamentales por lo que afecta psicológicamente al que ataca y al que defiende.

Aunque seguían legando los goles, las defensas no eran mancas y los árbitros tomaron la decisión de cortar por lo sano, aunque pagaran justos por pecadores. De ahí la vuelta a las exclusiones y la dos tarjetas rojas directas, algo que no es habitual ver en Asobal.

En los últimos quince minutos del partido, el Incarlopsa Cuenca se mantuvo en los cuatro goles de ventaja, el Abanca Ademar lo intentó por todos los medios acortarla, consiguió ponerse a dos goles, 32-30, en el minuto 59 pero de ahí no pasó. Es más, en el último minuto, los conquenses ampliaron la ventaja.

Ficha técnica

  1. Incarlopsa Cuenca (19+15): Grbavac; Pablo Simonet (6), Thiago Alves (9), Pozzer (6), Bulzamini, Nacho Moya (3, 1p), Arnau Fernández (4, 1p), siete inicial, Samu Ibáñez (p), Sergi Mach, Martín Doldán, Hugo López, Fede Pizarro (4) y Nazaré (2).
  2. Abanca Ademar León (17+13): Bohastar; Milosavijevic (3), Jaime Fernández (4, 1p), Virbauskas (6), Pérez Arce (6, 1p), Boskos (4), Da Silva Santista, siete inicial, Papantonopoulos (p), Casqueiro (5) y Llapis (2).

Árbitros: Bustamante López y Álvarez Mata. Por parte local excluyeron a Bulzamini, Pablo Simonet (2) y Martín Doldán. Tarjeta roja directa a Bulzamini, min. 44. Por parte visitante, excluyeron a Pérez Arce, Milosavijevic, Boskos y Santista Da Silva, al que le mostraron la roja directa en el minuto 65.

Marcador cada cinco minutos: 4-3, 7-7, 12-9, 14-12, 16-14, 19-17, descanso, 20-19, 24-20, 25-22, 27-25, 31-26 y 34-30.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 7ª jornada de la liga Sacyr Asobal disputado en El Sargal ante 1.300 espectadores, entre ellos el seleccionador nacional absoluto de balonmano, Jordi Ribera.

Comentarios