Inicio Noticias Entrevistas Luis Miguel García-Marquina: «Pretendo hacer historia en este deporte»

Luis Miguel García-Marquina: «Pretendo hacer historia en este deporte»

García Marquina ya es un apellido reconocido en el mundo del Ciclismo Adaptado dados los numerosos éxitos le preceden, pero lo que más le define a este handbiker taranconero es su capacidad de esfuerzo y de trabajo, acompañados de una motivación insaciable, parece ser la fórmula perfecta para el éxito, o al menos, es lo que le funciona a este deportista.

P: ¿Cómo es la experiencia de participar en un Mundial?
R: Pues esto es extrapolarlo a un mundial de fútbol, las selecciones nacionales de ciclismo al final se toman este campo con tanta importancia como puede ser un campeonato mundial de fútbol o de F1… Nos hemos enfrentado a los equipos más poderosos del planeta y en la carrera del domingo, los tres handbikers que representábamos al equipo nacional hemos hecho historia, la primera vez que un combinado nacional es capaz de alzarse con una medalla en una prueba de esta naturaleza, a nivel mediático no ha tenido ninguna repercusión en España pero en Maniago, en el momento en el que se entregaron las medallas habían 3000 o 5000 personas.

P: ¿Alguna vez en tus comienzos en este deporte se te pasó por la cabeza llegar a un Mundial?
R: Pues el Mundial no era mi objetivo, cuando empecé el año no me podía imaginar que iba a acabar en la selección nacional, es el tercer año que estoy compitiendo a este nivel, llevo relativamente poco. Yo iba a presentarme a una carrera de la copa del rey porque para saber mi nivel tenía que enfrentarme a los mejores y cuál es mi sorpresa cuando el seleccionador me dice que a esa prueba iba a ir con el equipo nacional porque me ha visto potencial, a partir de ahí tuve que modificar el planning de objetivos.

P: Los resultados conseguidos son magníficos, ¿te lo esperabas?
R: Pues a nivel individual, en la prueba contrarreloj pude haberlo hecho mejor pero hubo un par de errores que me hicieron quedarme sin medalla. El sábado que era la prueba en línea, lo que es la carrera, fue un desastre porque en la primera vuelta rompí un montón de radios de la rueda y al final terminé el 11 con muchísimos problemas y una carrera durísima.

El bronce sabíamos que lo podíamos conseguir pero nos enfrentábamos a equipos muy potentes como Estados Unidos que fue el que ganó y entre los corredores había campeones olímpicos, campeones del mundo y bueno, yo me voy con la satisfacción de primero como equipo, como español, como castellano-manchego, como conquense y como taranconero de haber conseguido ese bronce pero no solamente eso sino que es que a nivel individual en esa prueba conseguí el tercer mejor registro de todos los corredores que estábamos ahí, por delante de gente que ha sido cinco seis siete veces campeón del mundo, una auténtica pasada …

Entonces ¿esperábamos ese resultado? Sabíamos que teníamos posibilidades para hacerlo bien y lo hemos conseguido, en la última vuelta todo dependía de mí, tenía que mantener o aumentar la distancia que llevábamos al equipo chino que era el que llevábamos a unos 15 segundos por detrás, esos 15 segundos terminaron en 40 y tantos, o sea que en esa última vuelta les metí más de medio minuto, una pasada, es que no tengo palabras, esto lo asimilaremos dentro de un tiempo, insisto, el nivel de competencia, la trascendencia que tiene el bronce en un mundial es como si mañana la selección de fútbol terminase tercera en el mundial de Rusia, es lo mismo, hemos representado a nuestro país y hemos conseguido que esa bandera se alce en el tercer lugar.

P: ¿Has sentido el apoyo de Tarancón, Cuenca y de España?
R: Tarancón es una ciudad que me ha visto nacer, donde me han salido los dientes, donde todos los vecinos me conocen, me voy a entrenar y raro es el día que no me pitan o me saludan, o sea que por supuesto, tanto el acalde como todos los vecinos de Tarancón me han acompañado en esa trayectoria. Y desde Cuenca también he sentido que se presta atención a este deporte, y lo agradezco mucho porque sé el ciclismo adaptado no tiene una gran repercusión mediática.

P: ¿Cuánto tiempo has entrenado para prepararte para el Mundial?
R: Yo entreno 6 días a la semana de martes a domingo, todas las semanas, con una media de entre dos o tres horas diarias, pero es que no solamente es el entreno, es también una dieta estricta, duerme tus horas, descansa, y por si esto fuera poco, trabaja y dirige el despacho de abogados que llevo y ejerce como tal, se puede decir que tengo una vida muy complicada y estresante pero al final siempre merece la pena.


P:
A parte de lo físico ¿qué cualidades mentales se requieren para conseguir todo lo que has conseguido?
R: Yo creo que se tiene que nacer con un poco de esas ganas de ganar, por encima de las cualidades o actitudes personales que cada uno podemos tener, está la voluntad, las ganas de querer mejorar, y es que no me canso, no me conformo, el año que viene no quiero repetir un bronce, el año que viene queremos ganar el oro, lucirnos con el maillot arcoíris de campeones del mundo no solo a nivel de equipo sino también en las pruebas individuales, y creo que tengo posibilidades, quiero hacerlo y sé que puedo hacerlo, y si no es al año que viene será al siguiente, es que va a ser así, lo tengo claro.

marquina 2

P: Has participado y triunfado en varios deportes, ¿cómo empezó tu andadura en el ciclismo adaptado y qué te convenció para quedarte?
R: Desde que tengo uso de razón me he visto rodeado de ruedas, primero con las motos hasta que a los 23 años sufrí el accidente, después con el baloncesto en silla de ruedas yluego descubrí la bici, un deporte que tenía mucho más que ver con lo que yo estaba acostumbrado a hacer durante mis años de corredor en motocross, más individual, dónde eres tú solo, es una suma de ruedas, velocidad y adrenalina así que estoy encantando porque creo haber descubierto mi gran pasión, tengo 39 años y llevo toda mi vida practicando deporte, he sentido las motos como nadie pero ahora mismo estoy viviendo con esto unas sensaciones que no he tenido en ninguna otra disciplina deportiva, así que las voy a aprovechar porque creo que me van a llevar en volandas al objetivo.

P: ¿De dónde viene ese imparable afán de superación?
R: Pues no lo sé, la primera que yo hice handbike fue en un campeonato de España en Ciudad Real y quedé el penúltimo, y cuando terminé la carrera, veníamos mi mujer y yo hablando en el coche y yo le decía ‘es que yo creo que esto se me puede dar bien’, y eso que había quedado penúltimo. Al año siguiente quedé tercero y ahora llevo tres años consecutivos siendo campeón de España, pero para mí el campeonato de España ha pasado a un tercer plano, veremos qué pasa al nivel mundial, que es donde me he propuesto llegar.

P: Eres un ejemplo a seguir para muchas personas pero ¿quién es o ha sido un modelo a seguir para ti?
R: Ha habido muchas personas a lo largo de mi vida que han influido y forjado mi carácter. Mi padre fue la persona que estuvo conmigo cuando yo empecé a correr en moto, era una persona muy estricta, hasta el punto que si yo me caía porque había entrado mal en un salto él cogía y se iba directamente del circuito y apáñate la vida, era una exigencia máxima, el hacerlo todo lo mejor posible.

El entrenador que yo tuve de baloncesto fue una persona que también marcó mucho mi carácter porque era un deporte que era muy duro, muy físico, el baloncesto en silla de ruedas exige muchas horas, te destrozas las manos, los hombros, te duele todo, y él te llevaba al máximo, sabía sacarle partido a mí capacidad.

Pero si tengo que concretar te diría que ninguno, cuando hace dos meses o tres yo me entero que tengo la posibilidad de ir al campeonato del mundo, no es que me fije en nadie para seguir sus pasos, yo es que pretendo hacer historia en este deporte, pretendo que no exista o que tarde años en que vuelva a aparecer alguien que sea capaz de ganar lo que yo he ganado, mi objetivo no es ganarle al campeón del mundo por 3 o 5 segundos, sino ganar el año que viene y al siguiente y al otro, y resultar inalcanzable, lo que he conseguido a nivel nacional quiero conseguirlo a nivel mundial, otra cosa es que sea capaz de conseguirlo, pero esa es la mentalidad.

P: ¿Y si alguna día se acaban los objetivo y no puedes llegar más alto?
R: Pues ese día buscaré otros retos. He tenido un problema de motivación en las carreras que se han celebrado en España, ha habido carreras a las que he ido y otras muchas a las que no, porque es complicado mantener el nivel de motivación cuando corres tú solo contra ti mismo una carrera y otra y otra, resulta cuanto menos frustrante, en el mundial hay 15 personas que corren tanto o más que yo y si fueran 25 mejor, porque yo me lo tomo como un estímulo para mí muy poderoso, es la manera que tengo de motivarme para entrenar y para alcanzarlo.

P: ¿Es complicado compaginar el despacho de abogados con competir a este nivel?
R: Creo que no y que además se compenetran muy bien, el entrenar 2 o 3 horas diarias yo creo que cualquier puede hacerlo, pero además hay un hándicap, el trabajo que yo ejerzo tiene mucha presión, y si no tienes una válvula de escape tu cuerpo va a decir basta, si no es ahora será dentro de 5 años, para mí la bici es esa terapia, cuanta más tensión género en el trabajo mejores son los resultados y más ganas tengo de montarme en la bici.

Cierto es que el invierno conquense es duro, y ahora que en agosto tengo vacaciones pues puedo entrenar por la mañana temprano sin pasar demasiado calor, pero en invierno el 90 % de los entrenos los hago en el garaje de casa, cuando termino de trabajar monto la bicicleta en el rodillo y te pasas las horas allí y eso es muy duro, mentalmente y físicamente, es la época del año más dura para mí, pero como pienso en lo que viene después en la recompensa se hace llevadero, ya te digo, llevo tres años a este nivel no sé lo que aguantaré, pero yo ahora mismo tengo mi objetivo muy claro y voy a por él.

P: ¿Próximos retos?
R: Llegar a ser campeón del mundo consecutivamente, ir a unas olimpiadas y colgarme una medalla, porque yo no voy a una olimpiada a ser el octavo, para mí eso sería un fraude, si voy a una olimpiada quiero ganar, y si voy a un mundial, quiero ganar, y cuando los gane una vez, otra. Me gusta ganar, estoy hecho así, hay algo en mi cabeza que solo me permite ganar, así que, lo voy a intentar.

Muchos quieren conseguir grandes éxitos pero solo unos pocos trabajan lo suficiente como para acercarse a ellos, indudable es que Marquina es uno de ellos, no podemos saber si hará historia en este deporte pero está claro que ya la ha comenzado a escribir.

Comentarios