Inicio Fútbol Autonómicas El AD Campillo, viento en popa a toda vela

El AD Campillo, viento en popa a toda vela

Enviado por Miguel Marzal
Enviado por Miguel Marzal

Trabajada victoria de los hombres de Ruben Sahuquillo frente a un Alto Júcar que se vio superado por el juego, la intensidad y el espíritu competitivo de los visitantes en casi todas las fases del encuentro.

El partido enfrentaba a dos conjuntos que contaban sus partidos por victorias y que aspiran a acabar la temporada en la parte noble de la clasificación. Los medios con los que cuentan ambos equipos para aspirar a ese mismo objetivo son, en cambio, radicalmente distintos. La propuesta de los locales es clara. Hipotecan su éxito a los pies de Mario Ponce. El mejor delantero de la categoría sí, pero un solo hombre al fin y al cabo. En cambio el AD Campillo tiene perfectamente interiorizado que su camino hacia los puestos altos de la tabla pasa por armar un equipo sólido y jugar de forma humilde y solidaria. Con estas propuestas futbolísticas enfrentadas el partido prometía ser entretenido para el espectador.

Desde el pitido inicial los blancos se hicieron dueños de la posesión y controlaron el juego. Pese a que la presión no era tan efectiva como otras veces, los campillanos robaban con relativa facilidad y no dejaban a los locales superar el centro del campo. Mientras tanto, Lesmes y Javi empequeñecían al máximo goleador de la categoría, que nada pudo hacer en estos primeros minutos para espabilar a su equipo. Pero mediado el primer acto la hegemonía del AD Campillo fue diluyéndose mientras Alto Júcar empezaba a enseñar los dientes. Dos fallos de concentración de los pupilos de Ruben Sahuquillo a punto estuvieron de costar un susto, pero Mario Ponce no acertó. No era su día, por tanto, tampoco el de los locales. Este episodio del partido más que una fase del mismo fue un espejismo.

El Sector Botellín, desplazado en masa, inundó el campo con sus cánticos, levantando al equipo cuando éste más lo necesitaba. Los campillanos agradecieron el aliento de los suyos y comenzaron a sentirse cómodos y a acercarse cada vez con mayor peligro. Futre pudo marcar en varias ocasiones, pero no tuvo suerte de cara al gol. Si la tendría Mazoto, que conectó un disparo con la zurda tras rechace del portero a tiro de Futre para hacer el 0 a 1. Poco después llegaría el descanso.

Nada más comenzar la segunda mitad los visitantes encarrilarían el partido con gol de Futre. Con el 0 a 2 en el luminoso, el AD Campillo supo leer muy bien el partido y mantuvo la posesión del esférico, pero sin grandes alardes ofensivos. Al tiempo, se contenían bien los previsibles ataques locales, evitando cualquier posibilidad de reacción. Esta tendencia fue dominante hasta que el árbitro decretó el final del encuentro.

En definitiva, importante victoria de los campillanos fuera de casa, que los mantiene en lo más alto de la clasificación y fuerte varapalo para Alto Júcar, que dejó de contar sus partidos por victoria y pudo comprobar que no cuenta con el suficiente nivel como para pelear los puestos de privilegio.



Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here