Inicio Fútbol Autonómicas Un buen Villalpardo remonta en Pozo Cañada

Un buen Villalpardo remonta en Pozo Cañada

Curro celebra el tanto del empate ante la afición villalpardeña;   Fotografía: Soraya Peñarrubia
Curro celebra el tanto del empate ante la afición villalpardeña; Fotografía: Soraya Peñarrubia

Los de Marcos Martínez supieron sobreponerse al fuerte viento, y al gol inicial de los locales, y consiguieron 3 puntos importantes a domicilio.

Con el tiempo justo, por una cuestión de plazas en el autobús que los llevaba hasta la población albaceteña, los villalpardeños llegaban apresurados al encuentro. Tras escuchar la alineación sin bajar del propio bus, los amarillos iniciaban un escaso calentamiento en el que las sensaciones no eran positivas. A la mínima preparación del partido había que sumar un terrible aire, que iba a complicar en demasía el juego de los de Villalpardo desde el inicio, pues este solaba en dirección opuesta a su ataque en el primer acto.

Ante tales circunstancias el partido no empezaba bien para los amarillos, perdidos en balones largos infructuosos y dubitativos en el cálculo del vuelo de los mismos. El esférico se frenaba una y otra vez, y tan solo cuando conseguían llegar a ¾ de campo con el balón controlado conseguían generar algo de peligro. Mientras tanto Pozo Cañada generaba cierto peligro con sus balones largo, ya que el viento impulsaba estos pelotazos que se convertían en peligro cuando encontraban algún rematador.

El primer aviso llegó en el minuto 15. Sergio Villalba ponía una falta lejana y el remate de Miguel Calonge se estrellaba en el poste, para terminar perdiéndose por la línea de fondo. Fue el susto que precedió al 1-0 de forma inevitable. En el 21’, Sergio Villalba volvía a sacar un buen centro tras una buena maniobra en el centro del campo, dónde dejó sentados a 2 villalpardeños para terminar enviando el balón al corazón del área. Allí, Julián Cifuentes se anticipaba a Héctor y enganchaba un buen cabezazo cruzado ante el que nada pudo hacer Omar.

Francisco Cifuentes hace el 1-0
Francisco Cifuentes hace el 1-0

Los villalpardeños tenían que cambiar sus planes y acercar un poco más las líneas para poder ser dueños de los múltiples balones divididos. Botella retrasó su posición a petición de Marcos Martínez y Villalpardo fue ganando empaque. Con la ayuda del mediapunta, Pablo fue haciéndose dueño del centro del campo y los amarillos se fueron asentando en el campo. Gracias a esta nueva situación Pablo se vio desahogado y asumió peso en el juego. En el 43, el mediocentro sacaba un gran pase al espacio para la carrera de Gomi, que se llevó el balón por fuerza y potencia ante el central local. El 9 pisó área y sacó un disparo fallido que llegó hasta la posición de Curro, que no desaprovechó el regalo, en boca de gol, y puso el empate en el marcador con un certero derechazo. Fue la última ocasión antes del descanso y los de Villalpardo acababan de conseguir un importantísimo gol de cara a cómo afrontar la segunda mitad del encuentro.

El dominio de los minutos finales del primer acto se hizo extensible a toda la segunda mitad. Con el aire a favor, los villalpardeños disfrutaron de una cómoda segunda parte. Consiguieron marcar el gol que les daría la victoria, pero pudieron ampliar la ventaja hasta 4 o 5 goles, pero la falta de acierto y los postes evitaron una victoria más holgada.

El único gol del segundo tiempo llegó tras una buena salida de balón de Pablo, que puso la pausa para encontrar a Botella entre líneas. El mediapunta recibió y escuchó el grito de Jonás, que iniciaba el desmarque de ruptura, metiéndole un buen balón al espacio. El esférico llegó a Jonás con ventaja, este lo controló a la perfección para plantarse sólo ante el meta local y batirlo por el palo corto, engañándolo por completo.

Jonás marca el gol de la victoria
Jonás marca el gol de la victoria

Villalpardo consiguió lo más difícil, darle la vuelta al marcador, pero se atascó en ataque a la hora de sentenciar el partido y la incertidumbre, por lo corto del resultado, se mantuvo hasta el final. Pese a que Pozo Cañada ofreció nulos argumentos en ataque, la incertidumbre en el resultado se mantuvo hasta el último minuto.

Al final, Villalpardo consiguió sobreponerse a las adversidades y remontó un complicado encuentro en el castigado césped de Pozo Cañada. Los amarillos ya acumulan 4 jornadas sin conocer la derrota y llegan cargados de moral al complicado partido del próximo domingo, en el que reciben al segundo clasificado, un reforzado CDE Al-Basit.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here