Inicio Fútbol Autonómicas Un cabezazo de Jorge en el 93’ desata la locura en Villalpardo

Un cabezazo de Jorge en el 93’ desata la locura en Villalpardo

Jorge celebra el gol que daba los 3 puntos a Villalpardo en el 93';   Fotografía: Soraya Peñarrubia
Jorge celebra el gol que daba los 3 puntos a Villalpardo en el 93′; Fotografía: Soraya Peñarrubia

Los amarillos doblegaron a un combativo Atlético Mahora en el tiempo de descuento tras recibir el empate en el 90’.

Calurosa tarde de domingo en Los Olivos para acoger uno de los partidos más importantes en lo que restaba de temporada para los villalpardeños. La temperatura era tan alta cómo la trascendencia de un partido con mucha historia, un clásico del fútbol modesto que siempre es sinónimo de sana rivalidad y mucha intensidad. Entre los valores futbolísticos de ambos conjuntos destaca el de “no rendirse nunca”, y últimamente han incorporado el “no dar un pelotazo en vano”, lo que contribuiría a que se presenciara un encuentro de gran nivel en lo que al trato de balón se refiere.

En cuanto a la historia de los Villalpardo – Mahora, está repleta de anécdotas, historias, fantásticos goles, polémicas y sobre todo mucha emoción. Quizá no haya un partido más repetido en los últimos años, por la coincidencia habitual de ambos en la categoría. Además, Los Olivos se convierte en un fortín inexpugnable para los de Mahora desde hace ya unos cuantos años, lo cual le añadía otro aliciente al encuentro. Pero esta vez, no solo la historia daba emoción al partido, ya que la cercanía en la clasificación era el principal incentivo para un partido que, a posteriori, no defraudaría a nadie.

Los amarillos, conscientes de que si ganaban pasarían a los de Mahora en la tabla, saltaron al campo muy enchufados. Desde el principio, trataron de llegar hasta el área rival combinando con tranquilidad, disfrutando de la posesión con facilidad ante un rival que esperaba en su campo. Los visitantes permitían la salida del balón fluida de los amarillos, mientras estos les presionaban en ¾, consiguiendo robar numerosos balones en zonas peligrosas del campo.

Ante esta situación, los de Marcos Martínez no tardaron en adueñarse del partido y los goles no se hicieron esperar. En el 13’, Gomi recibía en ¾ de campo, controló, miró y descargó a banda izquierda, viendo a la perfección la entrada de Dani. Este controló el esférico cerca del pico del área y puso un centro-chut que se fue envenenando y acabó alojado en la escuadra opuesta, haciendo inútil la estirada del guardameta, que nada pudo hacer para evitar el primer gol del partido.

Juan Pedro corre para celebrar su golazo
Juan Pedro corre para celebrar su golazo

El 1-0 desató a los locales, que no se conformaron y siguieron en busca del segundo, que no se hizo esperar ni 5 minutos. En el 17’, Juan Pedro recuperaba un balón en el semicírculo del campo de Mahora, avanzó unos 10 metros con el balón controlado, armó la pierna y conectó un espectacular derechazo, cuya trayectoria fue alejándose del guardameta hasta acabar entrando por la escuadra derecha de la portería visitante. Golazo del 6 villalpardeño que ponía tierra de por medio y obligaba a Mahora a reaccionar.

Pero la esperada reacción visitante no llegaría en los primeros 45 minutos, dónde Villalpardo pudo incluso conseguir una goleada antes del descanso. Primero; Gomi con una semivolea impresionante desde 30 metros, a la media vuelta, que se estrelló en el larguero, y posteriormente; Juan Pedro con un disparo que sacó la defensa bajo palos, pudieron incrementar la renta de los amarillos antes del descanso.

Con el 2-0 se inició un segundo tiempo en el que la esperada reacción visitante llegó nada más comenzar. Los albaceteños pusieron cerco al área villalpardeña, pero los acercamientos no llegaban a convertirse en ocasiones de peligro en los primeros minutos, salvo algún despiste puntual de la zaga.

Víctor Manuel acortaría distancias en el 71'
Víctor Manuel acortaría distancias en el 71′

El 2-1 acelera el partido y se rompen los equipos

Parecía que todo transcurriría con normalidad para los amarillos, pues los minutos pasaban y la sensación de peligro no iba en aumento, pero entonces llegó la acción que volvió loco el partido. Víctor Manuel se recogía un balón suelto en el área pequeña villalpardeña y lo empujaba a la red ante la salida de Chanini. Mahora acortaba distancias en el minuto 71, y el partido terminaría por volverse loco. Un minuto después, Villalpardo volvía a incrementar su ventaja tras una buena combinación entre Gomi e Isra que acabó con un punterazo del primero que se coló ajustado al palo.

Gomi respondía con un testarazo inapelable para poner el 3-1
Gomi respondía con un testarazo inapelable para poner el 3-1

El inesperado y rápido 3-1 hacía presagiar la sentencia del partido, pero el pundonor de los de Mahora, sumado a una leve relajación local, volvería a dar emoción al partido, a pesar de la distancia de 2 goles y los pocos minutos restantes. Los visitantes no querían dar el partido por perdido y siguieron luchando cómo antes del 3-1. Fruto de esta insistencia, volverían a recortar distancias en el 81’. José Carlos cabeceaba un buen centro desde la derecha, tras no acertar Chanini a despejar el balón, que acabó alojado en la meta local. Era el 3-2 y todavía quedaba tiempo para empatar, por lo que los de Mahora no escatimarían en esfuerzos para empatar en los minutos finales.

Chanini no acertó a despejar y José Carlos metía a Mahora en el partido
Chanini no acertó a despejar y José Carlos metía a Mahora en el partido

Los villalpardeños se vieron contra las cuerdas y apenas supieron gestionar una situación que no parecía en el guion. Un último despiste, en el 90’, terminaría de incendiar todas las alarmas amarillas. Francisco Pareja remataba cómodamente un córner, y el esférico entraba por la escuadra izquierda para hacer los que parecía el definitivo 3-3. Los de Mahora empataban un partido en el que siempre fueron por detrás a base de fe y sacrificio, creyendo siempre en sus opciones.

Chanini no pudo hacer nada para evitar el 3-3
Chanini no pudo hacer nada para evitar el 3-3

Pero el fútbol es caprichoso, y cuando los dos equipos merecen un cachito del pastel, no siempre sabe repartir las porciones. Con el empate, los de Villalpardo volvieron a conectar el chip de buscar la portería rival y encadenaron hasta 3 acercamientos peligrosos en los 3 minutos posteriores. En esta ocasión se cumplió el refrán y “a la tercera fue la vencida”. En el 93’ Botella puso un buen córner al punto de penalti y allí apareció cómo un reactor Jorge para conectar un cabezazo que valía 3 puntos. El capitán amarillo emuló a Puyol en la semifinal del Mundial de 2010 frente a Alemania y conectó un remate inapelable. El portero visitante llegó a tocar el balón, pero no pudo detener el potente testarazo. El 4-3 desató la locura en Los Olivos, la heroica devolvía a los de Marcos Martínez aquello que habían perdido ellos solos tras tirar por la borda una ventaja de 2 goles en 20 minutos.

Jorge se eleva por encima de todos para dar 3 puntos de oro a Villalpardo
Jorge se eleva por encima de todos para dar 3 puntos de oro a Villalpardo

Final de partido emocionantísimo para devolver la ilusión a la afición, que despedía a los suyos con una ovación tras su sexta jornada consecutiva sin conocer la derrota. Una racha que les ha servido para ascender hasta la 8ª posición y pelearán hasta el final para tratar de llegar al 5º puesto, la máxima opción matemática de los amarillos.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here