Inicio Fútbol Autonómicas Villalpardo despidió la temporada con derrota

Villalpardo despidió la temporada con derrota

Jorge se queda tendido en el suelo tras marcar en propia puerta;   Fotografía: Soraya Peñarrubia
Jorge se queda tendido en el suelo tras marcar en propia puerta; Fotografía: Soraya Peñarrubia

Los amarillos cerraron una liga cargada de altibajos con un mal partido ante el Atlético Tarazona en Los Olivos. El excesivo ansia de protagonismo del colegiado lo más destacado del encuentro.

La temporada echaba el cierre en Villalpardo en un caluroso domingo de la Virgen de Consolación. Los amarillos recibían al con ganas al 4º clasificado, el Atlético Tarazona, pues la injusta derrota de la ida todavía escocía en los ánimos villalpardeños. Pero el encuentro de lo que más iba a carecer sería de emoción, ritmo e intensidad. Las interrupciones serían la tónica general y el árbitro acabó convirtiéndose en el único protagonista de un sosísimo partido.

En el primer acto el juego fue malo, pero al menos se vieron goles. En el 20’ se adelantaban los visitantes con una desafortunada jugada en el área villalpardeña. Jorge introducía un centro involuntariamente en su portería y daba ventaja en el marcador a los de Tarazona.

Pero la alegría visitante no duraría más de 5 minutos, ya que la reacción de los amarilos fue instantánea. En el 24’ Curro empataba el encuentro con un gran remate de cabeza tras un buen saque de banda en largo de Sergio. El menudo futbolista villalpardeño se anticipaba a la defensa con un gran salto y ponía el que puede ser el broche de oro a una carrera llena de alegrías cómo futbolista. Así se lo ha reconocido a sus allegados, y es que Currito se plantea la retirada a causa de incompatibilidades con su trabajo. Una verdadera lástima para todos los amantes del fútbol de garra y velocidad. De momento, cerraba la 2013/14 cómo mejor sabe, marcando goles importantes.

Curro celebra efusivamente el que puede ser su último gol como amarillo
Curro celebra efusivamente el que puede ser su último gol como amarillo

El empate trabó más aun el partido y ya solo se llegaba a la portería contraria a través de jugadas a balón parado. Y así sería, precisamente, como llegaría la jugada clave del encuentro. En el 32’ una falta lejana terminaba con penalti en el área de Villalpardo tras un barullo en el que pudo pasar de todo. Pero el árbitro señaló el punto fatídico y el Atlético Tarazona volvía a mandar en el marcador tras transformar la pena máxima por mediación de Alejandro Tomás.

Con el 1-2 se acabaría el escaso juego del primer tiempo, y las ocasiones brillaron por su ausencia en los minutos finales. Una circunstancia que se hizo extensible a todo el segundo acto, dónde solo relució la figura de un desacertado y omnipresente colegiado que apenas dejó a los equipos jugar de manera continua el balón.

Alejandro Tomás hace de penalti el 1-2 definitivo
Alejandro Tomás hace de penalti el 1-2 definitivo

Raúl López se convirtió en protagonista y los 22 futbolistas se fueron diluyendo en protestas y provocaciones entre ellos, algo a lo que no supo poner fin. Tan solo se dedicó a parar el juego de manera constante, impidiendo que se jugaran más de 15 minutos reales de los 45’ reglamentarios. En ello centró sus esfuerzos, en aplicar mal la ley de la ventaja y en conversar con jugadores y entrenadores, sin cortar de raíz provocaciones e insultos latentes en el terreno de juego.

Así las cosas, ninguna ocasión reseñable en lo que quizá fue peor segunda parte de la historia del fútbol en Villalpardo. Y es que cuando un colegiado se empeña el fútbol puede ser muy aburrido.

En definitiva, Villalpardo no pudo con Tarazona y acaba la temporada en 10ª posición. Un lugar poco acorde a su juego, pero que demuestra la falta de carácter competitivo que los amarillos han mostrado esta temporada. Esa será la asignatura a mejorar en la 2014/15.


Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here