Inicio Fútbol Categorías inferiores El Conquense División de Honor se deja el alma, pero no puede...

El Conquense División de Honor se deja el alma, pero no puede con el Albacete y dice adiós a División de Honor (0-1)

Recibía el Conquense Juvenil División de Honor al Albacete Balompié en un encuentro vital para la salvación de los conquenses.

Los blanquinegros estaban obligados a ganar a un Albacete que ya estaba salvado. Las opciones de los pupilos de Iván Rubio pasaban por ganar los dos encuentros que le restaban y esperar una serie de resultados favorables.

Buen ambiente el que presentaba el Obispo Laplana, en una buena tarde de sábado, donde el tiempo acompañaba. Tuvo que incluso resguardarse la gente en frente de la tribuna, buscando eludir el sol.

Primera mitad

Arrancó mejor el Conquense, intentando ejercer presión alta hacia el cuadro albaceteño. La realidad es que necesidad de los conquenses, apremiaba.

No sucedió mucho durante los primeros minutos, con un Albacete, que con el paso de los minutos, se intentó hacer con la posesión del balón, pero era superado en intensidad.

La tuvieron los locales cuando se llegaba al minuto 10 con un tiro cruzado, pero el guardameta visitantes Tomás, sacó un buen pie abajo para evitar el tanto blanquinegro. Continuó insistiendo el Conquense con algún acercamiento, pero no tan peligroso. Mientras tanto, comenzaba a apretar el publico de Las Quinientas.

La tuvo Jorge con un nuevo disparo cruzado, que fue interceptado por la defensa visitante. Dicho córner a punto estuvo de ser rematado en el segundo palo. Minutos más tarde, también con Jorge de protagonista, estuvo muy cerca de adelantarse el Conquense, pero se quedó a escasos centímetros de poder hacerlo.

Un lejano saque de falta rozó el larguero de Tomás y con el sol, estuvo cerca de alojarse en la escuadra izquierda de la portería albaceteña. Por su parte, el Albacete llegó de manera tímida al área local, pero sin crear apenas peligro.

Continuó pasando el peligro por las botas de Jorge, que siguió realizando buenas acciones con peligro. Lo intentaba el Conquense, con más corazón que cabeza, pero rondaba el peligro en cada balón colgado.

Anularía el colegiado un gol a los albaceteños por fuera de juego. Cabe destacar la buena jugada de Álvaro García en banda, que todas las veces que llegaba a doce de peligro, causaba problemas a la defensa local.

Los últimos minutos de la primera mitad fueron de dominio visitante. De hecho, estamparía un balón en el travesaño tras un espectacular disparo desde la frontal del área.

Sin mucho más que añadir, se llegó al descanso con tablas en el marcador. Todo por decidir en la segunda mitad.

Segunda mitad

Arrancó el Conquense intimidando, que vio como nuevamente Tomás con una buena parada tras un tiro a distancia media, negaba el gol a los locales. Acto seguido, la tuvo Willy tras un remate de cabeza en el segundo palo que volvió a desviar Tomás.

Con el paso de los minutos, comenzaron a caer las amarillas por los dos bandos. Al cuadro local por cortar una contra, mientras que a los albaceteños pro simular penalti.

Adelantaba líneas el Conquense, que según avanzaba la segunda mitad, dejaba huecos atrás.

Jesús decidió que era buen momento para sacar el conejo de la chistera cuando se llevaban cerca de quince minutos de la segunda mitad, realizando un espectacular pase que dejó solo a Jorge. El ariete no acertó a rematar ante la buena y rápida salida de Tomás.

Lo intentaba el Conquense, que no era capaz de penetrar en la defensa visitante. A punto estuvo el Albacete de ocasionar peligro en varias contras, ya que el espacio que dejaban los locales atrás, cada vez era mayor.

La tuvo Ribas por los locales, pero su vaselina se marchó por encima de la portería de Tomás sin encontrar portería. Mientras tanto, Iván Rubio puso toda la carne en el asador con numerosos cambios.

En uno de esos huecos atrás que dejó el Conquense, Alejandro Langreo, hermano de Willy, definiría perfectamente ante el guardameta local para poner el 1-0. Jarro de agua fría para la parroquia local, que sintió como el abismo del descenso se caía sobre ellos. Cabe destacar, que el goleador, pidió perdón y no lo celebró.

Terminó insistiendo el Conquense, dejándose la vida y el alma, pero no pudo rascar un empate.

A expensas de lo que pase en el resto de los partidos, el Conquense dice adiós a División de Honor. Eso sí, lo hace cayendo con honores.

Comentarios