Inicio Fútbol Femenino Patricia Algarra: “Tuve que elegir si dejarlo pero yo tenía claro que...

Patricia Algarra: “Tuve que elegir si dejarlo pero yo tenía claro que quería seguir con el fútbol”

La futbolista conquense Patricia Algarra ha cambiado el Pozo de las Nieves por el Mislata CF Femenino. Los estudios la han llevado Valencia a empezar Enfermería pero en ningún momento se ha planteado dejar el fútbol.

No había opción de permanecer en Cuenca porque Patricia ya había elegido salir a estudiar fuera desde un principio. Dentro de las posibilidades, eligió Valencia al considerar que es “una ciudad grande pero manejable y con muy buen ambiente”.

Aun así, le costó mucho dejar el Pozo de las Nieves, equipo donde llevaba jugando desde que era pequeña: “Me dio mucha pena dejar el equipo donde he estado siempre, pero cuando tienes que irte a estudiar es o buscar otro equipo para seguir jugando al fútbol. Tuve que elegir si dejarlo pero yo tenía claro que quería seguir con el fútbol”.

Patricia había oído hablar muy bien de las universidades valencianas y cuando escuchó el proyecto que tenía el Mislata le gustó mucho: “Desde el primer momento aposté por este equipo porque me llamó mucho la atención”.

En este sentido, destaca la labor de Pedro José Fernández, entrenador de porteros del San José Obrero, que se encargó de hablar con el Mislata para que la Patricia pudiera recalar allí.

La jugadora conquense destaca la ambición del equipo al apostar por intentar ascender a la Liga Iberdrola con el primer equipo y a Primera Nacional con el filial. El pasado año, el equipo B quedó primero en Autonómica pero no pudo ascender al ser filial y encontrarse el primer equipo en la categoría superior.

Patricia lleva ya un par de semanas entrenando con el Mislata. Comezó jugando algún partidill con el A, ahora está con el B, pero irá saltando de uno a otro según las necesidades: “En principio me harán ficha con el B pero todavía no me han visto jugar demasiado ni conocen del todo mi fútbol. Solo he entrenado una semana y me dijeron que ya veríamos dónde jugaba después de la pretemporada”.

Si acaba jugando en el primer equipo jugaría contra filiales de Villarreal, Levante o Valencia por lo que Patricia reconoce que sería una buena oportunidad para que la vieran jugar por esas zonas.

Su demarcación principal está siendo de lateral pero teniendo que adaptarse al sistema de juego del Mislata, muy diferente al que tenía el Pozo de las Nieves: “Las laterales juegan más bien de carrileras y están todo el rato subiendo y bajando y, aunque me canso mucho, me encanta jugar en esa posición” afirma.

Como objetivo se marca principalmente su superación personal mientras compagina estudios y fútbol: “Lo que quiero es intentar superarme a mí misma y los retos que me vayan poniendo. Cuanto más arriba esté mucho mejor y con trabajo seguramente lo vaya consiguiendo”.

Atrás ha dejado su Pozo de las Nieves, equipo de su vida y de su corazón y del que se ha conocido esta semana que no sacará el equipo de fútbol 11: “A ver qué pasa con el Pozo y que por lo menos hagan el equipo de fútbol sala para que ese equipo siga ahí porque tiene mucha historia”.

Un Pozo que no solo pierde a una histórica como Patricia sino también a su capitana María Zafra. La noticia dejó a la nueva jugadora del Mislata “tocadilla” pero al final considera que es su decisión personal y la respeta: “Cuando leí la noticia me dio una pena tremenda porque ella, como yo, lleva allí toda la vida y sabemos lo que significa ese club y hemos hecho muchos partidos allí sacándolo siempre adelante”.

Ahora Patricia Algarra afronta nuevos retos en tierras levantinas y , aunque atrás queda Cuenca en lo deportivo, siempre la llevará grabada en el corazón así como al Pozo de las Nievas, allá donde quiera que vaya.

Comentarios