Inicio Fútbol Preferente El CD Tarancón comienza con derrota y cae a la cuarta plaza

El CD Tarancón comienza con derrota y cae a la cuarta plaza

Los blanquiazules cayeron por 4-1 en un encuentro en el que debutó Rubén, cedido del Conquense en este mal final de la primera vuelta

Tal como había finalizado el año, con derrota, en casa, donde perdía la condición de imbatido, aunque entonces, resultados de terceros le permitieron seguir en el coliderato, mantenido el codo a codo con el San José Obrero, reanuda competición, comienza el nuevo año, con derrota. En esta ocasión, a domicilio en Talavera de la Reina, pero ahora sí, los resultados de terceros equipos de los más directos rivales le hacen bajar puestos en la tabla para terminar la primera vuelta y en las puertas del encuentro de “rivalidad provincial” que será de nuevo un duelo en la cumbre en la capital de la provincia.

A pesar de la programación que durante el periodo navideño ha tenido el conjunto que dirige Jorge Cañete. Del alto compromiso de la plantilla esta temporada, aunque tenía un partido en el que podría luchar por el título honorifico de campeón de invierno, el equipo taranconero, que recuperaba a Vicente, volvía al banquillo el propio míster tras cumplir la sanción, Josué parece ya totalmente recuperado y la incorporación de Rubén Rodríguez cedido por el Conquense para esta segunda vuelta, no ha podido ante un Talavera que se sigue manteniendo entre los aspirante al ascenso de categoría, aunque haya tenido algún tropiezo durante la primera vuelta que se ha completado con esta jornada liguera.

Era consciente el míster y la plantilla que fácil no resultaría el final de la primera vuelta, la salida a la ciudad de la cerámica, pero confiaba en las posibilidades de una plantilla que está trabajando muy bien, con regularidad, constancia e ilusión. Quería y confiaba que tras las fiestas navideñas, después de los Reyes Magos, como premio pudiera llegar este título honorifico de liderar el grupo, como lo ha hecho buena parte de la primera vuelta y con ello ser el “campeón de invierno”, máxime cuando estaba puntuando en cuantos campos ha jugado hasta el momento. Pero no ha podido ser y suma su segunda derrota de la temporada, es consecutiva en el orden de jornada y confiamos que no siga la racha de los empates, que previo a perder la condición de invicto el equipo sumó cuatro, uno tras otro, porque no será nada buen, sobre todo para el estado anímico de la plantilla.

No es el campo de Talavera, el Diego Mateo Zarra de los que le vayan al cuadro blanquiazul. Era uno de los hándicap previo, unido, claro está a los objetivos del equipo talaverano también, se luchar por una plaza, cuando menos de promoción. Reanudar la competición tras el parón de dos jornadas y con tantas fiestas, es evidente que siempre es una incógnita, pero para ambos equipos y aquí parece que el más afectado sin duda, ha sido el cuadro blanquiazul.

Se encontró además con un rival muy seguro atrás, con juego bronco en ocasiones, prueba de ello, son hasta seis tarjetas amarillas, es decir medio equipo fue amonestado, pero en todo caso supo aguantar en todo momento, incluso marcando el ritmo del partido, que evidentemente no es que le mejor le vaya a los de Cañete.

Un primer tiempo igualado con dominio alterno e incluso igualado en ocasiones, no muchas ante el marco. Pero fue eso sí, el Talavera quien mejor rentabilizó y asi a los 25 minutos abrió el marcador. No era, de alguna ,manera hasta ese momento muy preocupante la situación y con esa mínima ventaja, con un partido muy abierto se llega al descanso, Todo podía suceder y la igualdad de fuerzas queda manifiesta, pero no había pasado un cuarto de hora, cuando el Talavera aumenta la diferencia y pone el segundo gol a su favor, el dos a cero que ahora sí, las cosas se complican, porque cuando se crean ocasión, aunque no sean muchas pero no se defina, no culmina esa presión y se adelanta un poco las líneas, la propuesta de juego no resulta es más fácil que se produzca un marcador hasta un poco engañoso que el poder hacer justicia a los méritos de unos y otros. Y de alguna manera asi se produjo en el Mateo Zarra, porque en el m. 70 ampliaba la cuenta el equipo toledano, ponía un tres a cero que desde luego es una losa, donde la combatividad, la lucha, la entrega, innegable del Tarancón no podría compensar.

Contó eso sí, su gol del honor, el premio a esa tenacidad de los chicos de Cañete y el reaparecido capitán Vicente puso el gol del honor, a punto de cumplir el tiempo reglamentario.

No ha podido ser, pero sin duda lo importante es aprender la lección de los posibles errores, porque la segunda vuelta se presenta apasionante. Un grupo de cabeza muy igualado, en el que un partido más perdido te puede todavía relegar un poco más en la tabla, con lo que supone ello en la carga emocional de un claro aspirante a cuando menos la promoción. El que se haya pasado de coliderar a cuarto clasificado, pero a solo tres puntos de líder, dos y uno de los siguientes puestos, debe ser el reactivo para afrontar la segunda vuelta y luchar por recuperar posiciones, en los enfrentamientos directos.

Dirigió el encuentro, en una matinal soleada con temperaturas bajas y tras el largo desplazamiento para el CD Tarancón, Andrés San Juan David, que mostró cartulina amarilla a los locales, Javier, David, Sierra, Josema, Rodríguez, Jose Luis y Alfredo y por el CD Tarancón a Juancar y Dani. Los equipos formaron

FD TALAVERA FORMACIÓN DEPORTIVA: Sierra, Gonzalo, Josema, Mario, David, Jose Maria, Javier, Alfredo, Ivan, José Luis y Alberto, inicialmente. También jugaron, Gerardo por Javier m. 55, Rodríguez por Ivan m. 61, Carlos por Alberto m. 70, Miguel Ángel por David m. 80, Manuel por Gonzalo m. 85.

CD TARANCÓN: Isma, Adrián, Josué, Peñuelas, Ivan, Panucci, Dani, Sancho, Vicente, Algarra, Rubén, equipo inicial. También jugaron, Alberca por Ivan m. 68, Pablo por Chana m. 68, Torri por Dani m. 68, Párraga por Peñuelas m. 84.

No le funcionó en esta ocasión la triple rotación en el m. 68 al Cd Tarancón y el Talavera comenzó a endurecer su juego y ver tarjetas amarillas en la segunda parte, cuando estaba con el marcador incierto.

Comentarios