Inicio Fútbol Preferente Así está el futuro del San José Obrero

Así está el futuro del San José Obrero

El viernes por la noche se celebraba una nueva Asamblea de Socios del San José Obrero que seguimos activamente, y tras la cual, saltaba la noticia, el San José Obrero se veía abocado a la desaparición. Los 211.000 euros de deuda con el Ayuntamiento de Cuenca en concepto de gastos por el uso de instalaciones municipales es una cifra excesiva para los rojillos, ante la que nadie parece poner solución. No es tanto el tema de la deuda, la cual son conscientes que tendrán que asumir, sino la incapacidad por la misma de solicitar campos de entrenamiento y, con ello, la imposibilidad de competir. Seguramente, este sea el principal motivo de queja, ya que según indican desde el club a este medio, otros equipos en similar situación sí han tenido la posibilidad de obtener campos para la próxima campaña a pesar de tener una deuda pendiente con el Consistorio.

Tres días después, fin de semana mediante con una plataforma de firmas y un partido importante en Cuenca, la situación torna otro cariz más optimista. El riesgo de desaparición sigue siendo alto, aunque se han dado pasos para encauzar la situación. El primero de ellos y, paradójicamente, el más urgente, es sentarse San José Obrero y Unión Balompédica Conquense para cerrar un acuerdo de filialidad todavía en el aire a pesar de estar anunciado por parte blanquinegra. Entre ambos clubes hay buena sintonía de cara a alcanzar un entendimiento. No queda otra, puesto que antes del viernes a las 14 horas debe estar registrado el mismo en la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha. Para ello, este mismo martes se reúnen Conquense y San José Obrero para esclarecer las diferencias que todavía existen y poder plasmarlas en papel.

A partir de aquí, los esfuerzos se centrarían por completo con el Ayuntamiento de Cuenca, con quien no ha habido contactos formales (sí la oposición, que ya ha preguntado al club para conocer su situación real). Sin embargo, la final de la Copa del Rey juvenil, con presencia del alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, y el concejal de Deportes, Ángel Llorens, además de miembros del San José Obrero, ha servido para que mantuvieran una conversación. En la mente de todos está evitar que el equipo rojillo no desaparezca, aunque todavía tendrán que reunirse para conocer cómo podría desbloquearse este asunto.

Aquí vuelve a entrar la figura del Conquense, que en años anteriores ayudó al Obrero en tema de arbitrajes y viajes, y que en esta ocasión puede ayudar a la hora de hacer más fuerza en las posibles conversaciones con el Ayuntamiento. Si se cierra la filialidad, como todo hace indicar que así será, ambos equipos irán de la mano para que el conjunto de las Quinientas pueda disponer de campos.

En cualquier caso, tres días después empieza a verse posibilidades para que el Obrero siga vivo, aunque todavía es altísimo el riesgo de desaparición.

Comentarios