Inicio Fútbol Segunda División B El CD Iniestense se atasca y cae ante un ordenado Ledaña.

El CD Iniestense se atasca y cae ante un ordenado Ledaña.

Iniestense

Los visitantes sacaron petróleo sin hacer grandes alardes, pero con un equipo muy serio, ordenado y trabajado. El bajón de juego de los de Juancris se prolonga una semana más. El C.D.E.F.Ledaña fue justo vencedor de un derbi que tuvo más emoción que fútbol.

Buen ambiente en las gradas del López Alfaro para presenciar un derbi que prometía buen fútbol y goles. Ejemplares las aficiones de ambos equipos, pues no pararon de animar a los suyos sin faltar al respeto al rival. Un gesto digno de admiración, ya que pocas veces podemos ver esta hermandad entre aficiones, y casi siempre hay que lamentar algún incidente aislado. Pese al buen ambiente en la grada, el terreno de juego era un campo de batalla. Los 20 primeros minutos, fueron una auténtica guerra abierta, en la que ambos conjuntos debían posicionar sus bases de forma estratégica. Cada balón se disputaba con intensidad y las ocasiones empezarían a llegar en las 2 áreas.

La más clara del CD Iniestense llegó tras una pillería de Manolo Olmeda, que le robó la cartera a José Antonio Ponce en el minuto 10’. Su centro raso lo despejó la defensa y cayó en los pies de Jesús López, pero su disparo desde dentro del área, demasiado centrado y flojo, lo despejó el portero visitante sin grandes problemas. Ledaña respondió dando un paso adelante, comenzó a tener más el balón y generó más peligro en el área local. A punto estuvo de ponerse por delante en el 18’, pero José Luis Gómez no aprovechó el regalo del portero local, que despejó mal un balón fácil.

Los nervios de Pablo Izquierdo, que volvía tras 2 meses de lesión, estaban a flor de piel, y aún lo traicionarían más en la jugada tonta del partido. Era el minuto 22’ y un inofensivo centro de Diego Gómez golpeó en la rodilla del guardameta, cuando se disponía a atrapar el balón, para acabar alojando el esférico en su propia portería. Ledaña se ponía por delante sin hacer méritos y el CD Iniestense tenía que apretar si quería empatar antes del descanso.

Pero la esperada reacción local no se produjo, y Ledaña apenas pasó apuros para mantener la ventaja hasta el descanso. Tan solo Borja en el 36’, tras una falta bien sacada por Manolo Olmeda, tuvo ocasión de marcar, pero su remate de cabeza se fue rozando el larguero. Los ildanenses se conformaban y decidieron esperar en su campo a un Iniestense falto de ideas. Las imprecisiones y la precipitación se apoderaron del juego, justamente el guión que los de Ledaña querían para el partido en ese momento. Así se llegó al descanso sin más novedad.
La reanudación tampoco trajo la esperada reacción local. Si bien es cierto que los de Juancris dominaban más el balón, pues Ledaña dio un paso atrás, no es menos cierto que apenas generaban peligro. Desaparecido Alberto, la responsabilidad de creación del CD Iniestense recaía en un centro del campo que nunca estuvo a la altura del partido. Los locales lo intentaban con balones largos, pues las conexiones cortas no funcionaban a causa del buen hacer defensivo de los de Ledaña.

Pudieron empatar los locales tras el saque de una falta lejana mal defendida por la zaga ildanense, pero el remate de cabeza de Jesús López salió demasiado blandito, a las manos de Albano. Esta tímida ocasión fue lo más destacable de unos primeros 20 minutos aburridos y sin apenas acercamientos. Las interrupciones se hicieron habituales y Ledaña se mantenía más cómodo a medida que avanzaban los minutos, mientras que la desesperación se apoderaba de los locales. Pero aún podía ser peor para los de Juancris, que no generaban peligro serio, y descuidaban su defensa ante su insistencia en la búsqueda del empate.

Fruto de este descuido defensivo llegó una peligrosa contra. Jara sacó el balón desde atrás y dio un buen pase a Diego Gómez que cayó a banda izquierda. El habilidoso atacante ildanense dribló a su marca hacia adentro y sacó un fuerte disparo desde la frontal. Pablo se redimió de su fallo y despejó el balón a saque de banda para evitar el 0-2 en el minuto 71. Pero el castigo al mal partido local llegaría apenas 5 minutos después. Tras un saque de banda largo, Borja Orozco peinaba el balón de forma magistral en el minuto 77’, para poner tierra de por medio en el marcador con un golazo. El menudo futbolista del C.D.E.F Ledaña, se abrió hueco entre una poblada defensa para sacar un precioso remate, que se coló ajustado al palo derecho de la portería, y ante el que nada pudo hacer el meta local.

El gol acabó de romper un partido en el que hasta ahora había existido demasiado centro del campo. Pudo sentenciar Ledaña, pero Pablo Izquierdo respondió con una gran parada a un buen tiro de Carlos Carrión, desde dentro del área, en el minuto 81. También pudo acortar distancias el CD Iniestense en el 85’, pero Jesús López cruzó en exceso su remate de cabeza, cuando tenía todo de cara para marcar. El partido parecía sentenciado, pero un penalti en el 89’ volvía a meter a los de Iniesta en el partido. David Escamilla derribó a Carlos Blanco y Eduardo Domingo transformó la pena máxima en el 1-2 cuando aún restaban 4 minutos de descuento para la conclusión del choque. Los locales se envalentonaron y se volcaron en busca del empate, pero no había tiempo para ello. Ninguna ocasión en estos minutos, pues los de Ledaña se cerraron muy bien atrás, y se llevaron una merecida victoria del difícil campo del CD Iniestense.

Al final del partido, los jugadores locales asumían el bajón de los últimos partidos, así lo reconocía su capitán Borja “no sé qué nos pasa pero llevamos unos partidos… No somos el equipo de al principio de temporada”. Mientras los ildanenses celebraron una histórica victoria en el campo del vecino, como muestra de la gran temporada que están cuajando. Cabe destacar la gran labor de Borja Orozco y Diego Gómez, que fueron dos puñales por las bandas y cuya velocidad y desborde volvió locos a los defensas locales.

Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here