Inicio Fútbol Segunda División B El Conquense gana a domicilio casi seis meses después

El Conquense gana a domicilio casi seis meses después

La victoria en el Mini Estadi de la Unión Balompédica Conquense no le va a hacer abandonar puestos de promoción de descenso, pero sí le va a servir para dar confianza a un plantel que necesitaba un triunfo como el conseguido este sábado lejos de su casa. Así, los blanquinegros eran el peor equipo a domicilio, pero ahora ya saben que pueden ganar en campos rivales.

Cierto es que han pasado seis meses desde su victoria en casa del Ejea respecto a la conseguida frente al filial del Barcelona. Mucho tiempo en el que han jugado otros diez partidos entre medias, con solo tres empates. O lo que es lo mismo, habían sumado 3 puntos de 30 posibles fuera de casa, una situación que urgía cambiar para evitar hundirse en la clasificación.

Buen papel de los recién llegados

Así, el delantero recién llegado Pablo Aguilera se encargó de dar la vuelta al tanto inicial encajado. El ariete empieza a demostrar con goles que su incorporación ha sido todo un acierto, ya que en su primer partido como titular en liga ha demostrado que viene a sumar desde ya. Eso es lo que buscaba César Laínez en las incorporaciones, aunque ahora va a tener el problema (bendito problema) de decidir qué jugadores sacar de inicio en la parcela ofensiva, tras las llegadas de Novoa y Chrisantus.

Una victoria que también tiene buen sabor de boca por los buenos minutos de Jordán Domínguez, otro recién llegado que debe subir el nivel competitivo del club. Todo hace indicar que en próximos compromisos saltará al once inicial, aunque como indicamos anteriormente, su llegada hace que el entrenador tenga variantes y recursos que elegir para cada encuentro.

Optimismo

Al final el fútbol es mucho más sencillo de lo que parece. Ganar da confianza y moral. Los triunfos acallan el ruido externo, y eso es lo que ha sucedido esta semana. Tras un mes de enero convulso por el mercado invernal, la destitución de Luis Ayllón y la llegada de César Laínez, todo parece muy lejano cuando se suman los tres puntos.

El objetivo de todo el mundo (equipo, directiva, afición, medios de comunicación y ciudad) es el mismo, lograr la permanencia. Tras vencer a domicilio ante un equipo tan poderoso, ha cambiado radicalmente el pensamiento respecto a la semana anterior en la que se dejó una pobre imagen en Olot. Ahora hay más esperanza en lograr una salvación necesaria para el futuro del club.

Comentarios