Inicio Fútbol Segunda División B La Fuensanta baja el telón a la liga con el Conquense jugándose...

La Fuensanta baja el telón a la liga con el Conquense jugándose la permanencia

Foto de Alfonso Fernández.

Hemos llegado a la jornada 37 de la liga en Segunda División B, Grupo 3, y vemos que hay siete equipos que intentan llegar, incluso superar, los 43 puntos para matemáticamente buscar la permanencia en el Grupo 3 de Segunda División B. Entre ellos está la U.B. Conquense con 37 puntos y que recibe este domingo al Castellón que tiene 40.

El conjunto castellonense sabe que si no pierde este partido, ganando en casa el último encuentro, eso sí ante el irregular Barcelona B, tiene la permanencia asegurada. De la misma manera, todo lo que no sea ganar este encuentro, para la Balompédica supone poner más de pie y medio en Tercera División.

Así están las cosas en la previa de un partido que, de cara al descenso, se juega en otros encuentros. Matemáticamente hay tantos cálculos que, dependiendo de todos los resultados, no se sabrá cuáles son las expectativas de cara a la última jornada. Lo único que parece claro, insistimos, es que el Conquense necesita ganar porque hay tres plazas de descenso en juego. No vale con eliminar a uno, hay que eliminar a tres más.

En la previa del encuentro han hablado los cuatro capitanes de la Balompédica, David Rodríguez, Pablo Coscolín, Dani Gérica e Iván Rubio. Los cuatro han manifestado su confianza en que se ganará el partido ante el Castellón.

También han hablado los entrenadores de ambos equipos. César Laínez, por el Conquense, ha mostrado su optimismo respecto a la victoria ante el Castellón debido a que “veo trabajar al equipo, su competitividad y el ambiente en el grupo”. Eso sí, espera que su Conquense “sea más efectivo cuando tenemos ocasiones porque es cierto que nos cuesta marcar”.

Por su parte, Óscar Cano, el tercer técnico que el Castellón ha tenido esta temporada tiene claro que su equipo “ha vivido una revolución durante la liga y ha cambiado a muchos jugadores en el mercado de invierno”. Eso, entiende, no ha sido fácil de asimilar porque “el aficionado tenía en el recuerdo a los que la temporada habían ascendido y no estaban, y esperaban mucho de los excelentes refuerzos”. Además ha recordado que “hace dos meses estábamos desahuciados y ahora tenemos en nuestra mano la salvación. El equipo también está pagando la calidad de este grupo de Segunda B”.

En resumen, se enfrentan dos clubes que se juegan el descenso en este encuentro, más los conquenses que necesitan ganar al Castellón y, como mínimo, no perder en Alcoy o tal vez ganar.

Hablando de las plantillas, dos puntualizaciones. En el Conquense están todos disponibles, ni sancionados ni lesionados, mientras que en el Castellón está convocado Jairo Cárcaba, el delantero de la Balompédica que se mostró goleador en la primera vuelta y que, por eso, el Castellón lo fichó en el mercado de invierno tras pagar los 20.000 euros de cláusula de rescisión.

Por lo que se refiere a la afición, recordar a la del Conquense que es el último encuentro de la liga en La Fuensanta, a lo mejor queda otro de una posible eliminatoria por la permanencia, y que con la promoción de venta de entradas llevada a cabo por el club, no existe razón para no asistir y apoyar al equipo.

Enfrente estará la afición del Castellón que oficialmente ha agotado las 1.000 entradas mandadas por el Conquense. Es el desplazamiento más numeroso de los castellonenses en toda la temporada, propiciado por el número facilitado por la Balompédica. La Fuensanta debe registrar un aspecto espectacular.

El partido, en horario unificado por la Federación Española, está previsto a las 18.00 horas de este domingo con el arbitraje del joven madrileño Roberto Carralero Calvo, 30 años, que cumple su segunda temporada en Segunda División B. En la actual ha dirigido 12 encuentros en los cuatro grupos con el resultado de 5 victorias locales y 7 empates.

Comentarios