Inicio Fútbol Segunda División B Jorge Fernández: «Sé que siempre seré recordado en Castellón por el pase...

Jorge Fernández: «Sé que siempre seré recordado en Castellón por el pase del gol y eso es muy bonito»

El jugador conquense Jorge Fernández ya es de Segunda División. El pasado domingo conseguía el ascenso desde Segunda B con el Castellón tras vencer por un gol a cero al Cornellá.

Además, las asistencia de ese gol histórico nació de las botas de Jorge, un jugador que a sus 28 años ha luchado por conseguir el sueño de llegar al fútbol profesional con todas sus fuerzas y que ahora obtiene la recompensa.

Después de tanto tiempo pasando por diferentes equipos de Segunda B, por fin consigues el objetivo: ¿Qué se siente al ser jugador de Segunda División?

Es una sensación indescriptible y le desearía a todo el mundo que viviera algo parecido porque es un momento único. Vivir un ascenso es ya de por sí bonito y a Segunda División, que es una liga profesional, pues ocurre muy pocas veces en la vida y hay que disfrutarlo.

Parece que este año se han alineado todos los factores y todo ha salido bien para que acabarais ascendiendo, ¿era este el año del Castellón?

Desde el primero momento hubo muy buenas sensaciones en el equipo con las nuevas incorporaciones (entre las que yo me encuentro). El grupo era muy bueno y desde el primer momento nos hemos entendido muy bien. Además, la filosofía del equipo de jugar el balón nos ha beneficiado mucho y nos ha llevado aquí.

Ha habido muchas variables que siempre han caído de nuestro lado y que por unas cosas o por otras son parte del fútbol aunque no se tengan tanto en cuenta. Ahora me acuerdo del recurso contra el Villarreal B por el que nos acabaron dando tres puntos que eran importantísimos y por lo tanto esa persona que se encargó de hacerlo tiene un gran mérito.

Luego hemos jugado los tres partidos en La Rosaleda y eso también nos ha venido bien. Son cosas que te hacen pensar que este era el año y que todo lo bueno nos ha sucedido a nosotros.

¿Este era el año también de Jorge Fernández?

Personalmente y físicamente yo me he encontrado muy bien. Quizás los número en cuanto a goles no hablen muy bien, pero en partidos, rendimiento deportivo y lesiones ha sido un gran año. Ha ayudado también ir a un club como el Castellón en el que se vive tanto el fútbol y con esa afición y ese campo.

Otra vez tres partidos para ascender, parece que tus ascensos pasan por tres fases, ¿siempre tiene que ponerse tan difícil el objetivo para ti?

Mirando el lado positivo, todo lo que se consigue con sufrimiento lo saboreas mejor. Es verdad y es obvio que estábamos deseando subir en el primer partido, pero tuvimos mala suerte. En estas finales se juega todo a una carta y todo se decide en pequeños detalles y se nos fue por muy poco.

El equipo a los dos días se levantó tanto física como anímicamente y al final las coas que estábamos haciendo estaban saliendo bien. Solo había que creer y seguir hasta el final y así conseguimos el objetivo.

Los equipos que pierden en la final de los campeones no suelen subir a Segunda División como por ejemplo el Atlético Baleares, ¿sois conscientes de qué habéis roto una estadística?

Eso es porque el grupo humano que hemos tenido ha sabido sobreponerse a todo. Esto es recompensa de sumar todos juntos. Es verdad que después de un palo duro y más perdiendo en penaltis, reponerte anímicamente cuando lo tenías tan cerca es difícil. De hecho el primer día después del partido, estábamos muy hundidos y nos costó reponernos, pero hemos sabido salir como el equipo sólido y duro que somos.

¿Cómo te has encontrado tú personalmente en estos tres partidos?

Me he encontrado bien y me he sentido a gusto. Hemos jugado en un escenario que ayudaba mucho y todo ha estado perfecto. Hemos jugado los tres partidos en La Rosaleda y encima como locales que eso parece que te enchufa y te da un poco más de motivación.

Siempre se recuerda el gol de… como el Iniesta, pero en tu caso ha sido el pase de… Al asistente se le recuerda menos que al goleador, pero la imagen siempre va a estar ahí y ese centro de Jorge siempre quedará en la historia del Castellón.

La gente más veterana del club nos decía que ellos han vivido siempre en Castellón y han respirado la historia del club y nos recordaban que estos son momentos históricos que allí se recuerdan como si fuera el Mundial y que todo el mundo siempre lo tendrá en la memoria.

Los castellonenses llevan 10 años viendo el gol mítico que les dio el histórico ascenso a Segunda hace una década y ahora aunque no haya metido el gol, sé que siempre seré recordado en Castellón por el pase y eso es algo muy bonito.

Ese centro con la derecha que no es mi mejor pierna que salió perfecto a la cabeza de Juanto que hizo bueno el pase y sirvió para subir.

Habéis conseguido el ascenso en un año atípico por la pandemia sanitaria y no has podido tener a tu gente tan cerca como siempre. Tu familia, tus amigos, la gente de tu pueblo han estado ahí en todo momento, ¿los has sentido de alguna manera?

En todo momento he sentido mucho apoyo de todo el mundo y en todos los lugares, no solo de Cuenca sino también de otros compañeros con los que me he cruzado en otros equipos.

Los mensajes de apoyo me han invadido y han sumado mucho. Estoy muy agradecido por ello aunque también me tendré que comprar un móvil nuevo porque este ha echado humo (ríe).

La celebración no ha podido ser como siempre pero, dentro de los límites establecidos supongo que el equipo habrá disfrutado porque es una ocasión que merece celebrar…

A pesar de la pandemia y de tres partidos con tres prórrogas, aunque nos faltasen las fuerzas había que celebrarlo de una buena manera y la noche se hizo larga como suele pasar en estos casos.

En Cuenca se te recuerda muy bien y la gente te quiere, ¿muchos mensajes conquenses de apoyo?

He notado el cariño de la gente de Cuenca. He estado mucho tiempo aquí y lo bueno es que se me recuerda para bien y doy las gracias a toda la gente que me apoyó en los momentos difíciles. Cuando las cosas van tan bien aparecen las personas que realmente te quieren y en Cuenca hay muchas de ellas.

¿Cómo fue la primera llamada con tu familia tras el ascenso?

En el campo no había ningún móvil y cuando fueron pasando los minutos algunos compañeros pasaron al vestuario a por el teléfono. Yo la verdad es que me quedé ahí celebrando, saltando y cantando, pero luego nos metimos todos al vestuarios a brindar. Ese fue el momento en que llamé a mi hermana Marta con una videollamada. Mi hermana lloraba y mis padres estaban felices, pero siempre lo recordaré.

Este año además tenías un ángel cuidándote, tu tío que por desgracia falleció este año por la Covid-19…

Mi tío ha sido una persona muy querida por toda la familia y siempre estaba apoyándome en todos los partidos. Le gustaba mucho el fútbol y siempre bromeaba con los equipos por los que iba a firmar o cuánto iba a cobrar. Este ascenso es por él y para él.

¿Cómo ves tu futuro en tu nueva trayectoria en Segunda División?

Ahora solo quiero disfrutar y vivir esta experiencia única. Esta categoría va a hacer que me exija mucho más pero con esfuerzo todo se consigue.

¿Objetivos? ¿Castellón y permanencia?

Cuando ves todo lo que genera el Castellón no solo en la ciudad sino en toda la provincia, hace que pienses que es el mejor lugar y el mejor equipo para ascender a Segunda División. Quiero disfrutar con ellos y ojalá se solucione pronto el tema de la Covid-19 para que la afición pueda entrar al estadio a disfrutar con nosotros en Segunda.

El año pasado caes a Tercera División con el Conquense y con el equipo que certificó el descenso en La Fuensanta acabas ascendiendo. ¿Es justo o injusto el fútbol en sus vueltas?

El fútbol es muy impredecible y nunca habría imaginado pasar de un momento tan malo como un descenso a Tercera División y que justamente con un equipo que también sufrió mucho el año pasado, pasar a estar todo el año arriba. Es un cambio muy grande e inimaginable y hay que estar preparado para ello porque nunca sabes qué puede ocurrir.

¿Cómo ha cambiado Jorge Fernández desde que era un benjamín y en toda su experiencia en Segunda B?

Todo pasa por algo y al final nadie te regala nada. De pequeño yo no era el más destacaba porque tenía muchos compañeros que eran buenísimos y yo creo que la base de todo esto y de crecer tanto como futbolista ha sido nunca dejar de creer, seguir trabajando y sobreponerme a muchas circunstancias que no eran buenas para mí.

El sacrificio tiene recompensa y estoy aquí por todo lo que he luchado. No he tirado la toalla en ningún momento y yo creo que el fútbol es justo y recompensa a los que trabajan.

Comentarios