Inicio Fútbol Tercera División El Conquense se apea de la Copa del Rey en el descuento

El Conquense se apea de la Copa del Rey en el descuento

Javi Soria tras despejar un balón. Foto de archivo

Se acabó el sueño blanquinegro de la Copa del Rey. El Conquense perdió en el Salto del Caballo ante el Toledo. El equipo de Poyatos volvió a mostrar una gran cara pero volvió a ceder un mal resultado que esta vez le deja sin una competición.

En los primeros minutos el dominio fue alterno, ambos equipos tanteaban el terreno y pocas eran las ocasiones que se veían en el terreno de juego. El Conquense, de menos a más, fue creciendo y dominando el juego. Tanto que las mejores ocasiones en la primera mitad las puso el equipo de Cuenca. Fue Tajamata el protagonista, con Manu Monteagudo, el mejor de la primera parte, como su principal valedor. El ‘9’ de la Balompédica se encontró con Manolo en el primer disparo. Poco después, desde el punto de penalti, lanzó alto un centro preciso de Iván Rubio.

La tercera, como no podía ser de otra manera, tuvo al mismo protagonista, Tajamata por entonces había encontrado un filón en Manu, que le filtraba pases a la defensa. Pero su balón picado no encontró la portería. El Conquense parecía tener una categoría más que el Toledo, pero no lo materializaba en la portería.

El ex del Villarrobledo sabía como entrar por todos los lados para hacer daño al Toledo. La gran jugada llegó cuando ganó la línea de fondo y, desde ahí, puso el balón atrás. Gerica entraba con fuerza, pero el lateral Expósito logró despejar antes de que el ’11’ rematara a puerta. Para entonces pitó el final de la primera mitad el árbitro.

El partido hacía confiar en la campanada blanquinegra. La primera jugada de peligro la puso el Toledo. Filtró De Lerma un pase a Javi Gómez que intentó la jugada, pero se percató que estaba en fuera de juego. El árbitro dudó en pitar o no. Roberto llegó al balón y disparó. Por fortuna Álex Ruiz comenzaba su leyenda y achicó para despejar el balón.

Recriminando una acción, Iván Rubio se ganó la tarjeta amarilla, importante para el desarrollo del partido, pues poco después resultaría expulsado tras una dura entrada. Desde ahí, el partido cambió. La Balompédica sufría atrás y se defendía de las acciones del Toledo.

Poyatos sacó a Alonso, sustituyendo a Tajamata, para ganar un lateral derecho. A cambio perdió al delantero, lógico cuando estás con 10, y con ello perdió también las opciones de gol.

Si en la primera mitad la estrella fue Manu Monteagudo, en la segunda lo fue Álex Ruiz. El portero se puso la capa de Superman para sacar pies y manos y atajar disparos del Toledo.

El Conquense parecía forzar la prórroga, pero apareció Owusu. El delantero recién fichado aprovechó un balón con polémica. El árbitro volvió a interpretar que no había fuera de juego cuando Villa hizo intención de jugar el balón y obstaculizó el despeje de Pablo. Owusu aprovechó para quedarse solo ante Álex Ruiz y fusilar al portero balompédico.

Las protestas consiguieron que la Balompédica perdiera a un nuevo jugador de campo, esta vez Alonso. También se marchó al vestuario el segundo de a bordo en el cuerpo técnico de Poyatos, Rubén Mellado.

En el saque, la Balompédica se marchó arriba. Sin embargo el balón no voló y cayó en los pies de Owusu. Rápido, se internó en el área y certificó el pase para el Toledo.

El Conquense piensa ya en Azuqueca. Acusará el partido de este miércoles, pero buscará sus primeros tres puntos en la Tercera División.

Comentarios