Inicio Fútbol Tercera División Manu Poveda: un ejemplo de compañerismo

Manu Poveda: un ejemplo de compañerismo

Manu Poveda durante un encuentro ante el Pedroñeras

El jugador sanclementino Manu Poveda, está pasando por un momento complicado. Una lesión en uno de sus pies, le está impidiendo demostrar su calidad sobre el césped. De hecho, tan sólo ha podido disputar unos minutos en lo que va de temporada.

Todo se torcía cuando el pasado 2 de febrero sufría una lesión en Alcázar de San Juan tras una desafortunada acción, en la que en una carga, todo el peso del cuerpo caería sobre su pie.

Con el paso de los días, el dolor aumentó y tuvo que acudir al médico. Lo que primeramente parecía un esguince, terminó a la larga siendo una fractura en uno de sus pies. A partir de ese mal diagnóstico, el tratamiento no fue el correcto y comenzaron los problemas.

En el plano deportivo, desde ese momento, se perdió el tramo final que culminaría en un ascenso a tercera División. El perderse estos decisivos encuentros el jugador señala que «me jodió perderme esos partidos y tramo de la temporada, la verdad». A pesar de ello, el míster en junio siguió confiando en él y contando con él para la plantilla de Tercera División.

Manu durante uno de los entrenamientos de readaptación.

La realidad es que Manu, de hecho llega a comenzar al pretemporada con el equipo, aunque apartado del equipo. En ese momento siguiendo un tratamiento específico. El jugador no cesaba en su empeño de intentar volver. En agosto volvió a la dinámica de grupo, incluso disputando minutos en algún partido amistoso.

Cuando parecía que comenzaba a verse la luz al final del túnel, en un encuentro de pretemporada, volverían a aparecer los fantasmas de la lesión. Ya no sólo es que le obligaran a volver a parar, sino que el diagnóstico reflejaba una lesión grave de un edema óseo en los dedos de los pies. Por el camino, hubo varias infiltraciones de corticoides y tras este diagnóstico, hubo infiltraciones con otros métodos.

El jugador no ha cesado en su empeño por volver a los terrenos de juego, a pesar de que las sensaciones no han sido buenas en ninguno de los momentos. Han probado todo tipo de terapias, incluso la infiltración, para forzar y poder jugar.

A pesar de los esfuerzos continuos del jugador, por intentar volver y ayudar al equipo, sus esfuerzos no han sido suficientes. Los estudios médicos han determinado la imposibilidad de su vuelta a los terrenos de juego sin obtener dolor. Por lo menos a corto plazo. Aunque Manu afirma que «mi intención es volver durante la temporada que viene. Aunque voy a ir poco a poco».

Está complicada situación, ha llevado al jugador en un acto de compañerismo total y absoluto, en ceder su ficha. De está manera, el jugador cede su ficha al conjunto sanclementino, para que pueda ser usada por alguno de sus compañeros que a priori, llegará en forma de fichaje. O por lo menos, si hubiera que dar una baja, que no sea la de otro compañero.

El jugador confiesa que ha sido «una decisión difícil, porque al final lo que quería era jugar en Tercera División con mi pueblo. Aún así, a pesar de ser una decisión complicada, creo que he hecho lo correcto. Es la única forma en la que podía ayudar al club y no es momento de ser egoísta». Al hilo de ello, Manu ha señalado que «tal y como vienen las cosas no es momento de ser egoísta cuando ves que se van a dar bajas y estás ahí y tu no eres capaz de sumar nada».

Por otra parte, el jugador también ha apuntado que «necesitaba un descanso. Al final tu vas a los partidos en casa y fuera pero estás fuera con el readaptador…No estás con el grupo y es duro. La realidad es esa».

Aun así, a pesar de que Manu Poveda causa `baja´, el jugador será vinculado al club, donde intentará aportar su granito de arena desde otras vertientes. En relación a ello, Manu se muestra dispuesto a «ayudar en lo que pueda y estar a disposición del club».

Manu ejerciendo como capitán del equipo.

Cabe destacar que Manu es uno de los capitanes del conjunto sanclementino. Por ello, la decisión todavía tiene más galones de lo que podría ser aparentemente.

Sin duda alguna, ejemplo de compañerismo y de amor por el equipo de su pueblo.

Comentarios