Inicio Noticias Fútbol sala El gol tiene nombre conquense en la Primera Autonómica de Fútbol Sala

El gol tiene nombre conquense en la Primera Autonómica de Fútbol Sala

Valen, en el centro, celebra un gol junto a sus compañeros Valero (Izquierda) y Cerci (Derecha)

Si tras la jornada 3 en el grupo II nos hacíamos eco del juvenil Iván Cabrero (Benitense FS) como máximo goleador de la categoría, esta semana ha sido otro jugador conquense, el atacante del FS VivoCuenca Jaime Jiménez quien ha demostrado todo su potencial goleador. Ambos futbolistas son, en estos momentos, los pichichis en cada grupo, con 11 tantos en cuatro partidos en el caso de Iván, y 10 diana en tres choques para Jaime.

En el grupo I, el conocido ariete del VivoCuenca dio un auténtico recital en Azuqueca, ante un equipo invicto y que sucumbió ante el arrollador juego del equipo conquense. Jaime Jiménez ‘Valen’ fue el protagonista, con seis goles de los nueve que anotó su equipo. El futbolista, capaz de golpear igual de bien con una u otra pierna, además de tener un regate muy eléctrico, destapó el tarro de las esencias en este choque para convertirse en el jugador que más goles ha marcado en un solo encuentro en lo que va de liga. De esta forma, se coloca con 10 tantos, a una media de 3,33 goles por encuentro, y se desmarca en el liderato de goleadores. Solo Javier Redondo (FS Talavera) se aproxima, con 7 goles.

En el grupo II, sigue su particular idilio con el gol el joven jugador del Benitense FS Iván Cabrero. Esta vez colaboró en la victoria de su equipo en Villarrubia de los Ojos (6-7) con tres goles, por lo que ya son once los que acumula. En su caso, lleva disputados cuatro partidos, a una media de 2,75 goles por choque, aunque su ventaja con el más inmediato perseguidor es todavía más grande. Los siguientes goleadores son Jorge Ortega (BM Alarcos-Salesianos), Sergio Serrano (FS El Robledo) y Javier Moreno (Daimiel FS), todos ellos con seis tantos.

Todavía resta mucha liga, pero ambos futbolistas ya han demostrado que son toda una garantía de gol. Una particular lucha individual en la que ambos no fallan con su cita en portería contraria.

Comentarios